Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rafael Suárez Ñañez escriba una noticia?

Venezuela una: Sociedad Libre o de Conservatismo

17/08/2009 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Socialismo Moderno...?

La administración Chávez, debe dedicar más tiempo a gerenciar correctamente el país y enfrentar los problemas sociales de los venezolanos, que se han puesto de manifiesto en los últimos años, por cierto, no son verdaderamente nuevos.

El descenso en el poder adquisitivo del salario real, el aumento de la informalidad o pobreza critica, son los principales indicadores, que revelan el fracaso del modelo de desarrollo seguido hace 10 años por el Presidente: Hugo R. Chávez F. y su gabinete.

El crecimiento del sector empresas del Estado (Cantv, Electricidad, Café, etc.), expropiaciones, la política de monopolio de la importación y los subsidios indirectos, control de cambio de monedas extranjeras, no lo- gran el gran anhelado desarrollo del país. Pero alimentarán, el estancamiento de la productividad y en consecuencia: La pobreza y las desigualdades sociales.

Esta crítica situación, ha la que se llegará por esta vía, hace indispensable un cambio de rumbo, una reorientación profunda de la gestión de gobierno.

Venezuela requiere un entorno mas libre, para la producción e intercambio de bienes y servicios, eliminar controles y reglamentaciones excesivas, que pasa por sincerar las cuentas de la nación, disminuir los entes administrativos (Ministerios), hechos prometidos por el hoy primer mandatario que no se han cumplido.

Una sociedad libre pugna con la ideología socialista, populista, que ve al mercado como un mecanismo eficiente para impulsar el desarrollo, solo con fuerte presencia Estatal, manteniendo la misma injusticia social.

Esta visión ecléctica, que tiene el atractivo de aparentar cierto equilibrio, se erige en un limitado entendimiento de los fenómenos sociales.

No toma en cuenta las acciones del estado en el campo social, ejemplo el control de Cambio de moneda extranjera y los subsidios indirectos, aumenta el gasto fiscal, la falta de control administrativo del tesoro, el aumento de la corrupción, todo afecta sensiblemente los propios objetivos económicos. De este modo destruye con una mano lo que se está construyendo con la otra. Igual ocurre con el cambio de denominación de la moneda, que se eliminan tres ceros pero las tasas bancarias no se ajustaron quedaron 29 % con moneda denominada fuerte, cuando debió ser ajustada 29%/1000, acorde con la nueva moneda y dispararon la inflación.

Se olvidan que las profundas desigualdades de nuestra sociedad NO son producto de una economía de Mercado, Sino – muy por el contrario –de prácticas Mercantilistas que han favorecido siempre a muy reducidos sectores sociales, que sigue ocurriendo con nuevos actores vinculados al nuevo ricos Chavistas.

No se conoce a fondo, los efectos dinamizadores que posee, sobre los sectores de más bajos ingresos, un mercado automáticamente “Libre” con normas claras iguales para todos que se cumplen.

Le toman decisiones empíricas, sin investigaciones sistemáticas sobre el tema, está definiendo una política social inmediatista, que no evalúa los efectos a largo plazo, sobre las medidas tomadas a la ligera; carecen a nuestro juicio, de una verdadera comprensión de los males que se pretende combatir.

No existe libertad efectiva sino existen normas jurídicas y sociales respetadas por todos

Igual ocurre sin llenarnos de prejuicios sobre el tema, de la seguridad social: que no se revisa.

Las obsoletas e ineficientes estructuras que se han construido en el país post Gómecista así como actuar la desconfianza en el sector privado, sin realizar los estudios serios y desapasionados que habría de efectuar.

Es un Conservatismo de los dirigentes del gobierno, disfrazado de revolucionarios pero que en realidad son revoltosos oportunistas, donde socialismo es la palabra utilizada para disfrazar la ineficiencia, asumiendo premisas inutilizadas desde la perestroika del comunismo sobre la Constitución de 1999, por cierto hibrida, que denota en su redacción improvisación, mala fe o desconocimiento, donde su ideología asumida en el ensayo y error socialista no tubo nada que ver en su composición. Estos llamados sediciosos o revolucionarios, apegados al dirigente Chávez Frías en estas fórmulas superadas, contrasta llamativamente con la opinión de los propios interesados, los venezolanos.

En una encuesta hecha en Caracas, se encontró que el 66% de los afiliados al Seguro Social (I.V.S.S.) preferían dejar de cotizar y sustituirlo por uno privado, “aunque tenga que pagar un poco mas”, y el único hecho que les motiva a cotizar es la pensión de vejez.

Con la sana intención de formular proposiciones coherentes y aplicables a la Venezuela de hoy, hemos emprendido con la colaboración de RENACE, la tarea de estudiar el complejo problema de la seguridad social y las políticas sociales, consientes de los diversos obstáculos como son: A-La amplitud del tema, B- Obvias connotaciones ideológicas. ¿Cómo presentar un trabajo libre de proselitismo, cargado de emotividad y parcial? ¿Hasta donde defender nuestros valores sin lesionar la objetividad que se pretende alcanzar?

Pero antes es importante que el gobierno no siga confundiendo, que la búsqueda de la seguridad en si misma no se opone en lo absoluto a la existencia de las libertades personales.

De tal suerte que ningún individuo puede considerarse libre, si la sociedad en que se desenvuelve no le garantiza un número de condiciones para hacer la escogencia de condiciones y afrontar los riesgos que supone la vida en libertad.

No existe libertad efectiva sino existen normas jurídicas y sociales respetadas por todos. Por lo tanto es el marco de referencia, que da sentido a sus elecciones particulares en su vida personal, en nuestros propios intereses. La critica intervención del Estado en garantizar servicios esenciales, sea por medio de la caridad llamada Misiones, no implica ser dispensado de su compromiso de garantizar las libertades Personales, corresponde a los administradores de justicia garantizar la seguridad jurídica para todos los ciudadanos y éstos puedan decidir libremente. Sin que importen la existencia de leyes injustas subordinadas al pacto social, contralado en el derecho por el llamado, Control Difuso.

La sociedad no es el campo de batalla de un enfrentamiento entre sectores opuestos, ni es la forma en que se organiza de hecho la sociedad, ni puede lograrse así, tampoco genera resultados positivos. En Venezuela, se utiliza la sociedad como campo de batalla, debido a que un gran sector, no está genuinamente representada en el Parlamento, lugar para dirimir las diferencias ideológicas, como resultado un fraude a la ley electoral, con las llamadas: morochas, se evitó que las minorías fueren representadas con sus legítimos representantes, colocando personas que no lo representan y pretenden llenar ese papel infructuosamente. En estos momentos donde toda libertad personal esta comprometida, los Venezolanos debemos estar presto para resguardar la Seguridad Social y la Libertad, está última que tanto nos costó en la historia Republicana. Pero hay que buscar en el conocimiento y el saber como librar a la sociedad de estos actos írritos, que hoy laceran el equilibrio del Pueblo Venezolano.


Sobre esta noticia

Autor:
Rafael Suárez Ñañez (38 noticias)
Visitas:
1089
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.