Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elcajigalence escriba una noticia?

Venezuela. Para Avanzar en Revolución: El irrespeto a los derechos atenta contra la revolución

04/10/2011 07:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Prensa Digital Notic Voz El Cajigalence

Venezuela. Para Avanzar en Revolución: El irrespeto a los derechos atenta contra la revolución: Edwin Sambrano Vidal (especial para ARGENPRESS.info) En Venezuela, los funcionarios de distintos niveles no terminan de comprender y de asumir la enorme necesidad de que se respete la institucionalidad y de que la legalidad existente sea utilizada con seriedad para ordenar la conducta colectiva.

Desde las altas esferas del Gobierno del camarada Chávez y desde la cúpula del partido de gobierno no se hace nada significativo para asegurar el imperio de la ley y la equidad, con lo cual, por acción u omisión, se sabotea el proceso de consolidación de la institucionalidad y ello atenta gravemente contra la paz de la República y contra la permanencia de los cambios positivos alcanzados desde la Asamblea Nacional Constituyente. No se fortalece la alianza social revolucionaria. Es una especie de torneo demagógico sujeto a las conveniencias más inmediatas y a la manipulación electoral de la población, cuyos nocivos efectos impiden el fortalecimiento real de una alianza social revolucionaria capaz de efectuar las profundas transformaciones correctivas de los desequilibrios estructurales con lo cual se podrá proveer a toda la población de la satisfacción creciente y sustentable de sus necesidades. Basta con observar a este respecto la falta de seriedad y el abuso con los cuales se ha asumido el problema de la vivienda. Mientras el Gobierno revolucionario ha fracasado rotundamente en la construcción de viviendas y se ha derrochado una increíble cantidad de recursos y de tiempo, a quienes se castiga es a los pequeños y medianos propietarios de la tierra urbana. Para encubrir ese injustificable fracaso se lanzan a grupos de la población necesitada contra otros sectores de la población que con su trabajo han logrado alguna base económica. Paralelamente, los ministros y funcionarios encarga dos se mantienen impunes, ostentan cargos de gobierno o de representación popular y aparecen como adalides revolucionarios, como impolutos funcionarios que han cumplido con sus deberes, cuando en realidad son los responsables del incumplimiento y del derroche, responsables de que se mantengan los sufrimientos y calamidades del pueblo y ahora también responsables de los enfrentamiento de pueblo contra pueblo. La Ley de Arrendamientos: Un error. Algo similar pasa con la nueva ley de arrendamientos. Ya existía una ley suficientemente protectora de los inquilinos, dictada durante los primeros meses posteriores a la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez; reformada y mejorada durante el primer período del Presidente Chávez. En ella se establecían claramente los derechos de uno y otro y de facultaba a las autoridades públicas intervenir en resguardo de los derechos del débil ante de los abusos del fuerte. Sin embargo, las autoridades no ejercen sus funciones cabalmente y ahora se inventa una ley draconiana contra los propietarios de viviendas en alquiler generando incertidumbre y un enfrentamiento innecesario que no ayuda para nada al proceso revolucionario. Una economía productiva para la mayor suma de felicidad posible. La socorrida frase de Bolívar sobre "el gobierno que procure la mayor suma de felicidad posible" parece no ser más que un latiguillo verbal usado para proclamar un desiderátum, pero para el cual no se trabaja con rigurosidad y con la incorporación de la población al logro de ese objetivo. "La mayor suma de felicidad posible" significa construir paso a paso las condiciones materiales que sustenten esa felicidad con respeto del derecho ajeno y en aplicación de la justicia. Construirla con tesón y sin engaños, colocando como meta principal la transformación de la economía rentista en una economía productiva. Una economía productiva implica una disciplina firme y consciente para la creación y el trabajo colectivo con un aumento sostenido de la producción de bienes. Implica también el uso racional y adecuado de los recursos disponibles para que de ellos se extraiga el mayor provecho con un aumento progresivo de la eficacia y de la productividad. Implica el uso y desarrollo de la ciencia y la tecnología para el logro de la auto sustentabilidad. Implica el combate severo de la holgazanería, del burocratismo y de la ineficacia. Implica la exigencia de las responsabilidades a los que derrochan los dineros públicos, a los que incumplen con sus funciones y a los que irrespetan o violan los derechos de los trabajadores. Implica el combate decidido y consecuente de la codicia, la corrupción y la irresponsabilidad. El incumplimiento descalifica al socialismo. Es muy grave lo que ocurre porque cada ineficacia de esa institucionalidad se convierte en la viva e incorregible ineficacia del nuevo sistema social que se proclama como sustitución del capitalismo. Cada rechazo de las solicitudes y exigencias de la población sobre sus derechos es la muestra de la permanencia de los mismos intereses como intereses dominantes de la sociedad con la diferencia de que la camarilla ahora es distinta. Cada silencio ante el reclamo de los trabajadores y del pueblo frente a los atropellos de alguno de los entes del aparato político público o de la gerencia privada, coloca a la propuesta de un cambio como un fraude. La ineficacia, el rechazo, el silencio y la complicidad en la actuación de los órganos institucionales, son las cuatro vertientes sobre las cuales se va configurando el fracaso del proyecto de cambios. No parecen medirse las consecuencias de estos errores y las distorsiones que provocan; ello nos puede llevar a un abismo que nos aleja de esa suma de la mayor felicidad posible a que aspiraba el Libertador Simón Bolívar.

Editor: Teólogo–Informático: Roberto Romero PRENSA DIGITAL NOTIC-VOZ "EL CAJIGALENCE" Yaguaraparo, Municipio Cajigal, Estado Sucre, Venezuela.Dirección Internet: http://robertoromeropereira.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Elcajigalence (2185 noticias)
Fuente:
robertoromeropereira.blogspot.com
Visitas:
258
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.