Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elcajigalence escriba una noticia?

El trasfondo psicológico de un malandrín

09/11/2012 09:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

de Zenair Brito Caballero

Todo comienza en casa. La poca supervisión y un monitoreo deficiente en el comportamiento de los adolescentes favorecen la criminalidad

Sin duda, la familia es la respuesta para la formación y educación del carácter de la niñez y la juventud. Estoy convencida de ello. Todo comienza en casa. En estudios psicológicos recientes se ha encontrado que la principal causa por la cual un adolescente o un joven se convierten en forajidos, delincuentes no es, como muchos analistas erróneamente suponen, la falta de empleo y de educación; sino una familia inconsistente, deleznable y frágil.

Aunado a esto, la desintegración familiar, el abandono del padre a los hijos adolescentes, las nuevas tecnologías, y particularmente la televisión y la Internet, son determinantes en la formación del carácter de nuestros niños, adolescentes y jóvenes.

El especialista en salud mental el psiquiatra Rolf Loeber (2001) establece algunos patrones de predicción que nos permite saber si nuestros hijos tendrán acciones delincuenciales en la juventud y la adultez: 1. Patrón de conflicto con la paternidad. Consiste en conductas desafiantes y desobedientes en la niñez; en la adolescencia, el individuo evita o ignora la autoridad del padre con actitudes como ausencia, evasión o huída. 2. Patrón oculto dentro del hogar. Consiste en cometer faltas menores, como mentir o cometer pequeños robos en la adolescencia, cometer delitos moderados, como reducir mínimos daños a propiedad privada o robos menores a compañeros de escuela o tiendas departamentales. Estas conductas delictivas pueden ir creciendo hasta que el individuo se convierte en un ladrón. 3. Patrón explícito. Consiste en formas de agresión clara, como el abuso físico, verbal o emocional a niños más indefensos o sus hermanos menores; en la adolescencia incremento de conductas agresivas sin provocación. En la adultez, la persona puede llegar a cometer homicidios. Por su parte, Lipsey y Derzon (1998) demuestran que algunas prácticas familiares promueven comportamientos agresivos en los hijos. Poca claridad en las reglas y escasas expectativas para los hijos, escasa supervisión, acompañamiento y disciplina inconstante son factores que propician conductas delincuenciales en los hijos. En otro estudio realizado por Farrington (2000) en familias con pocas prácticas afectivas y de interacción, acompañadas de abusos físicos y poca supervisión (en niños de 7 a 9 de edad) fueron predictores importantes para inducir a comportamientos violentos y crueles a los 18 años. La poca supervisión y un monitoreo deficiente en el comportamiento de los adolescentes favorecen la criminalidad. Si a esto le sumamos que los padres consumen alcohol y/o drogas, se complica enormemente la formación de los hijos. Para combatir la delincuencia organizada no bastan las armas, operativos y cateos, los gobiernos nacional, estadal y municipal deben invertir en campañas de concientización dirigidas a las familias para sensibilizar y responsabilizar a padres de formar a sus hijos. Una manera de proyectar con éxito la educación de las familias venezolanas es a través de impartir conferencias en talleres para padres, grupos juveniles, instituciones de gobierno, hospitales, reclusorios, asociaciones civiles y diversos grupos sociales; ofreciendo consejos prácticos y fuentes de información veraces, que incluyan: estudios de casos y divulgación de valores familiares. Así como también, orientación práctica que impulse a los ciudadanos a una vida motivada y con nuevos recursos emocionales que les permita salir adelante de sus problemáticas, o en su caso, canalizarlos a las instancias de gobierno correspondientes para reforzar la ayuda. Hacer uso de los medios masivos de comunicación que estén al servicio de la sociedad, para divulgar y promover los valores, y sugerir estilos de vida que proporcionen opciones orientadas a la estabilidad emocional.

Editor: Teólogo-Informático Roberto RomeroPrensa Digital Notic Voz el Cajigalense; Yaguaraparo, Municipio Cajigal, Estado Sucre, Venezuela.Dirección Internet: http://robertoromeropereira.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Elcajigalence (2185 noticias)
Fuente:
robertoromeropereira.blogspot.com
Visitas:
476
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.