Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alonso Curiel escriba una noticia?

Tramo Señalizado. Entrevista a Juan Villa: La Vida y la Fantasía hechas escultura

02/03/2021 20:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escultor español Juan Villa habla de su meteórica carrera, y de su trabajo en el programa de misterio Cuarto Milenio, dirigido por Iker Jiménez y Carmen Porter

                                                                 

 

                             Juan Villa: "El objetivo es transportar al espectador a un mundo de fantasía, terror o lo que toque ese día"

 

                                                                

 

 

Sus obras impactan. El trabajo de este asturiano de nacimiento (1978) y vallisoletano de adopción deja enmudecidos a los espectadores por su realismo y por su capacidad de hacer soñar. Todo empezó en el cine de su Luarca natal, donde quedó enamorado del atrezzo de fantasía de algunas películas y por las que quiso dedicarse a este oficio. En su Estudio Prometeo ubicado en el pueblo vallisoletano de Cubillas de Santa Marta, Juan Villa recibe los más variados encargos para crear esculturas y réplicas de clientes tan diversos como museos, bares, exposiciones, rodajes de películas o programas de televisión. Y por uno de estos espacios televisivos saltó a la fama hace ya más de trece años, cuando Cuarto Milenio,  el programa de misterio dirigido por Iker Jiménez y Carmen Porter que se emite todos los domingos por la noche en Cuatro, empezó a contar con él, y el éxito fue fulminante. Juan Villa es un claro referente en su oficio, y tanto es así que no para de trabajar y está lleno de proyectos. Hablamos con él de su vida y de su trabajo, y también de iniciativas como El Castillo Encantado del pueblo vallisoletano de Trigueros del Valle, que se ha convertido en un lugar referente del misterio de nuestro país. Estando cerca de sus esculturas, o ya solo viéndolas por televisión, uno se da cuenta del talento de un artista portentoso, pero también de la ilusión y de las ganas con las que realiza su trabajo. Además, hablar con él es una auténtica delicia, porque es un ameno conversador y porque es, como los grandes, la imagen misma de la modestia. "Tus obras hacen soñar", le dije, y en su rostro afloró una de esas sonrisas agradecidas y sorprendidas que uno puede descubrir en las caras de los visitantes que visitan sus exposiciones. 

 

PREGUNTA. Todo empezó, Juan, por el cine. Por las cintas de ciencia ficción y los efectos especiales y maquetas que veías en ellas. ¿Cuándo exactamente decidiste que querías dedicarte a ser alguien que hiciera eso mismo? ¿Fue cuando aún eras un niño en Luarca (Asturias), que es donde naciste, o ya en Valladolid?

RESPUESTA. Efectivamente, el cine ha sido la clave en mi vida. Las antiguas películas de Ray Harryhausen,  La Historia Interminable o E.T. me marcaron al principio de una forma muy singular: yo quería hacer esas criaturas y decorados de fantasía. Así que todo empezó en el cine de mi Luarca natal, pero obviamente ya de adolescente es en Valladolid donde todo va tomando forma. Primero con amigos haciendo maquetas o cortometrajes fantásticos donde yo me dedicaba a fabricar robots. Más tarde entré en la escuela de Artes y Oficios, pero siempre me las arreglaba para ser “el de los monstruitos”; incluso en el colegio donde estudié se acuerdan de mí por esto.

P. Como has dicho, estudiaste la especialidad de Escultura en la Escuela de Artes y oficios de Valladolid. ¿Tu familia te apoyó en tu deseo de dedicarte a algo tan difícil como ser artista? ¿Cómo recuerdas aquellos años de estudiante? 

R. Efectivamente, mi formación artística siempre ha estado muy presente. Primero en el colegio tuve la fortuna de tener dos excelentes artistas como profesores de plástica: Antonio Merayo, ceramista de Valladolid, y el hermano Marista José Santamarta. A partir de ahí tuve que convencer a mis padres para no ir a la universidad y entrar en la escuela de Arte de Valladolid. No me costó demasiado convencerlos, pues mis padres siempre me habían llevado a museos por todas partes; así que aquí empezó una época clave de mi vida y de mi formación en la escuela de Artes y Oficios. Nuevos compañeros y un clima de alumnos creativos y profesores artistas a los que les debo todo. Lejos de menospreciar esta vena mía artística por los monstruos, ellos lo apoyaban y les encantaba aplicar técnicas escultóricas al mundo de las criaturas de cine y a los efectos especiales.

P. Tu empresa Estudio Prometeo de Escultura está situada en la urbanización de Vegalatorre, en el Apeadero, en el pueblo vallisoletano de Cubillas de Santa Marta. En el ayuntamiento de este pueblo hiciste una exposición con mucho éxito de visitas hace un par de veranos con esculturas que hiciste para el programa televisivo Cuarto Milenio, presentado por Iker Jiménez y Carmen Porter. ¿Por qué elegiste esta localidad para trabajar?

R. Mi primer taller fue en el garaje de casa. De ahí pasamos a tener un mejor garaje con amigos de la escuela de artes, y un día me planteé que de verdad podía ganarme la vida con esto y di el salto. La verdad es que el azar me trajo hasta el pueblo de Cubillas: una amiga pintora se había comprado aquí un terreno para construirse un estudio y yo me animé a coger otro terreno junto al suyo. Con los años yo construí el taller, y el caso es que mi buena amiga nunca lo hizo pero le estoy tremendamente agradecido. Es un lugar tranquilo, con mucho terreno, aire libre y una vida alejada del ajetreo de los rodajes.

P. Tienes clientes de todo tipo: iglesias, museos, bares, exposiciones, rodajes de películas, etcétera. Tienes un largo recorrido y mucha experiencia ya en tu trabajo, siendo ya un escultor referente en nuestro país; pero, ¿cuál ha sido el encargo más sorprendente que te han pedido? 

R. Es cierto que hemos tenido mil etapas y clientes diversos: bares, discotecas, museos, teatro, musicales, tele o cine. Todos nos han aportado experiencia y seguir innovando, creciendo de continuo en aprendizaje tanto artístico como de nuevos sistemas y productos. Es algo que me apasiona y que ahora con todo el 3D estamos disfrutando como unos críos. ¿Encargos peculiares? La mayoría, pero sin duda los de Cuarto Milenio, y también  los de nuestra colaboración desde hace años con el artista internacional Enrique Marty. Por citar solo uno de los trabajos con Enrique: su colección Girls and Bones donde preparamos replicas de figuras femeninas haciendo el amor con esqueletos y rodeadas de plantas carnívoras o animales sacados de los cuadros de El Bosco; es un trabajo fabuloso de muchos meses a todos los niveles. 

P. Como decía antes, te has convertido en todo un referente en tu trabajo. Por ello además impartes clases de caracterización en institutos, y hasta impartes seminarios especializados en el Estudio Prometeo, en Cubillas. ¿La docencia te gusta tanto como la creación? ¿Qué te seduce de enseñar a otros?

R. Me encanta mi trabajo, y me apasiona también ver el trabajo de otros compañeros, aprender de ellos, y por supuesto que disfruto cantidad enseñando lo que sé, ayudando a que otros desarrollen su creatividad en campos diversos. Por los cursos que suelo impartir en colaboración con Feroca, que es donde llevo toda la vida comprando materiales, pasa todo tipo de alumnos y artistas y es maravilloso poder aportar algo y luego ver los resultados. En el arte no puede ser que la técnica o los productos sean motivo de secretismo. 

P. La verdad es que uno se sorprende y hasta se puede acongojar al estar cerca de tus obras. Yo he sido uno de ellos, y es increíble lo que consigues: un realismo que no deja indiferente y que provoca todo tipo de sensaciones, y además con un estilo, con una manera de hacer reconocible. Visitar tus exposiciones es toda una aventura que satisface al visitante. ¿Cuál es tu principal idea a la hora de crear? ¿Qué pretendes siempre que te pones manos a la obra? 

R. Muchas gracias. Aquí en el taller todos los días y todos los artistas que trabajan conmigo intentamos dar lo mejor de nosotros mismos y superarnos cada día. En televisión, por ejemplo, tenemos muy poco tiempo, así que intentamos que nuestras figuras si no son perfectísimas porque no llegaríamos en plazo, al menos transmitan, no te dejen impasible, que digan algo y que cuenten su historia. En definitiva, siempre intento que lleguen al publico bien sea en directo o a través de la pantalla, y de esta forma cumplo con el objetivo de transportar al espectador a un mundo de fantasía, terror o lo que toque ese día.

P. Juan, ¿quiénes son tus referentes en escultura? ¿Quiénes te han influido para llegar a ser el artista que eres?

R. La verdad es que me apasiona la escultura contemporánea y también la clásica, pero los grandes referentes son todos esos artesanos/artistas detrás de las cámaras que hacen esa magia tan especial. Gente como Colin Arthur, Emilio Ruiz, Ray Harryhausen, Stan Winston, Rick Baker, Tom Savini y cientos y cientos más.

Si tienes una ilusión, ¡a por ella de cabeza! Eso sí, no olvidemos que hay que trabajarlo duro cada día

 

                                                           

P. Son asombrosos también tus trabajos sobre antropología forense que podemos ver en Cuarto Milenio, no solo tus trabajos referidos a la historia, a las leyendas y al mundo del misterio. Creo, supongo, que es un apartado especial. ¿Cómo encaras este tipo de trabajos?

R. Recientemente hemos estrenado un documental sobre las momias Guanches con TVE en el que pudimos recrear el aspecto que tuvo en vida esa persona. Son trabajos apasionantes pero tremendamente meticulosos. Pasamos a modelar rodeados de libros de anatomía, estudios sobre cómo reconstruir la nariz en base al cráneo, y siempre al lado del palillo de madera de trabajo un calibre para ser muy precisos con los grosores de músculos o piel. Son trabajos que no puedes hacer con prisas y que llevan mucha parte de investigación y trabajo fino de taller.

P. Son muchas las exposiciones que has realizado con las esculturas de Cuarto Milenio. No solo la del ayuntamiento de Cubillas, también se recuerdan la del Colegio Oficial de Arquitectos en Madrid en 2012, la expuesta en la Casa América de la capital en 2015, y la exposición itinerante del programa que ha recorrido muchos lugares de nuestra piel de toro. Pero hay una que me parece muy especial que empezó hace dos años en el castillo palaciego del siglo XV del pueblo vallisoletano de Trigueros del Valle, marco incomparable, y que se ha dado en llamar El Castillo Encantado. Es un éxito de visitas, y ha colocado a Trigueros del Valle en el foco de atención de toda la comunidad y del resto del país en relación al misterio. ¿Cómo nació esta idea? ¿El ayuntamiento estuvo receptivo? ¿Hasta cuándo va a estar allí?

R. Esta es una de las facetas que más disfruto. La gira de exposiciones de Cuarto Milenio fue maravillosa, nos recorrimos casi toda España con las figuras creadas como atrezzo para el programa y la gente alucinaba al verlas en directo. Tan satisfactorio resultó que me animó a emprender la aventura de El Castillo Encantado esta vez creando un mundo de fantasía dentro de un autentico castillo medieval. Está abierto todo el año (en cuanto pasemos este mal trago por la pandemia retomaremos las visitas) con la idea de ofrecer un castillo para todos los visitantes habitado por dragones, elfos, unicornios y seres de lo más peculiar, con el fin de que toda la familia disfrute de una experiencia inolvidable. El acuerdo con el ayuntamiento es por cuatro años de los cuales ya llevamos dos, así que nos queda cuerda para rato si la terrible pandemia no se lo lleva antes por delante. El Castillo Encantado es una apuesta no convencional, y por eso al principio solo creíamos en ella Pedro Pérez Espinosa, alcalde de Trigueros, y mi propio estudio. Todos nos han confesado tiempo después, tras comprobar el enorme éxito, que no veían futuro en la apuesta, y la verdad es que hemos conseguido atraer a miles de visitantes a un entorno rural que disfrutan y valoran. 

Tengo que recalcar que todo el proyecto se financió de forma privada: la empresa Feroca hizo una importantísima donación de materiales para que todo tomase forma, y yo asumí el coste económico de toda la decoración.  

P. Es cierto que a partir de empezar a trabajar con Iker Jiménez y Carmer Porter en Cuarto Milenio hace ya bastantes temporadas, tu nombre y tu trabajo se hizo muy conocido, impactando a todos los espectadores por la calidad de tus obras. Creo que el primer sorprendido fue Iker Jiménez que no duda en regalar elogios hacia Juan Villa cada vez que puede. ¿Qué ha sido para ti Cuarto Milenio

R. En aquella época (hace ya más de 13 años) yo tenía el taller muy centrado en museos y réplicas de calidad para exposiciones. No era consciente del ritmo de trabajo de la tele: mucho volumen y cero tiempo de trabajo. Así que yo me empeñaba en crear todo con mucha veracidad, que no fuera tan solo un atrezzo de tele, que te lo creyeras al verlo. Lo que pasó es que los temas con atrezzo funcionaban bien, atraían al espectador, y el tema creció tanto y tanto que salimos de gira con la exposición de Cuarto Milenio. Creo que desde el Un, Dos, Tres nadie tenía tanto atrezzo y figuras por programa, la verdad. 

El cambio mediático para mí y mi estudio fue total: pasamos de ser unos desconocidos para el gran publico a estar presentes en un programa de televisión semanal, presencia en redes y mucha difusión de todas nuestras creaciones. Nunca podré agradecer suficiente a Iker y Carmen todo su apoyo desde siempre, nos encontramos en el camino y está siendo un viaje juntos increíble y maravilloso. Nos ha aportado estabilidad en el trabajo, repercusión, nuevos clientes y encontrarnos con compañeros de trabajo que ahora son amigos y que queremos como una familia. 

P. Tengo una curiosidad, ¿eres un apasionado de los temas del misterio? Y de todos los temas relacionados con él, incluyendo los misterios forenses o criminológicos, ¿con cuál te sientes más cómodo a la hora de trabajar? 

R. Para que os hagáis una idea, pintaba naves extraterrestres, recortaba cualquier noticia de periódico de el monstruo del lago Ness o del Yeti o Bigfoot… Me llaman la atención todos estos temas desde pequeño, pero sin duda a partir del trabajo en Cuarto Milenio hemos aprendido y descubierto todo un mundo apasionante.  Personalmente me fascinó recrear durante dos años la sección "Los Visitantes", recreando el aspecto de seres avistados a lo largo del planeta. Soy una persona muy abierta y que le encantan todas las posibilidades aún desconocidas. 

P. ¿Cuál es ese trabajo que aún no has hecho y que estás loco por hacer, y que seguramente harás?

R. Por supuesto seguir haciendo películas y tele con más criaturas, pero me encantaría poder desarrollar ¡un parque temático de principio a fin!

P. Juan, tú que eres un apasionado por tu vocación y por tu oficio, y que apostaste por hacer realidad tus sueños, ¿qué les dirías a todos aquellos que tienen dudas en arriesgarse por perseguir su vocación, por lo que explica su vida? Píndaro decía que hay que llegar a ser quien eres, ¿merece la pena intentarlo?

R. Tenéis que creer en vosotros mismos, da igual el campo que sea: si tienes una ilusión, ¡a por ella de cabeza! Eso sí, no olvidemos que hay que trabajarlo duro cada día, los sueños se cumplen gracias al esfuerzo y al tesón.

P. Para terminar, desvélanos, si se puede, tus proyectos futuros. ¿Con qué nos seguirá sorprendiendo Juan Villa? 

R. Nací y crecí rodeado de La Guerra de las Galaxias… así que mi siguiente objetivo es recrear todos esos personajes y convertirlos en una mega exposición para que todo el mundo disfrute y se ilusione, ¡que falta nos hace! 

 

Entrevista también disponible en andaresdeescritor.blogspot.com

 

Otras entrevistas En Globedia de TRAMO SEÑALIZADO. CONVERSACIONES CON PERSONAS APASIONADAS CON SU OFICIO:

 

http://es.globedia.com/entrevista-rosa-palo-columnista-entranable

 

http://es.globedia.com/tramo-senalizado-entrevista-daniel-mugica-ejemplo-escritor

 

                                                                     

Los grandes referentes son todos esos artesanos/artistas detrás de las cámaras que hacen esa magia tan especia


Sobre esta noticia

Autor:
Alonso Curiel (23 noticias)
Visitas:
4731
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.