Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que La Plomada escriba una noticia?

Trabajadores apoyan tope de precios para clínicas privadas

08/07/2013 14:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

/Por Verónica Díaz Hung/La Red/

Caracas, Venezuela.- El próximo 3 de julio trabajadores realizarán una concentración en la Plaza Caracas a las 9 de la mañana, para apoyar la medida de la Superintendencia Nacional de Costos y Precios (Sundecop) que establece un tope de precios a las clínicas privadas, los cuáles deberán ser publicados en carteles visibles, además tendrán que mantener los estándares de calidad

El pasado 26 de junio de 2013 se publicó la gaceta número 40.196, que establece la categorización de los servicios médicos prestados por las clínicas privadas, los procedimientos para la inscripción de los centros de salud privados en el Registro Nacional de Precios de Bienes y Servicios, y los precios máximos que pueden cobrar las clínicas por sus servicios.

De acuerdo al artículo 10 de la providencia estos montos estarán vigentes hasta que Sundecop no publique los precios finales, una vez culminado el registro, para lo cual tendrán un lapso de 30 días continuos contados a partir de la publicación de esta gaceta.

Por tanto, las clínicas privadas deberán suministrar a través del Sistema Automatizado de Administración de Precios, la información requerida, no obstante, la providencia no establece que los médicos deban registrarse.

Los centros de salud privados deberán notificar los costos y precios de los servicios que prestan o hayan prestado hasta el día 31 de mayo de 2013, ante el Registro Nacional de Precios de Bienes y Servicios, a través del Sistema Automatizado de Administración de Precios, y en los casos en que hayan pactado precios con distintas organizaciones (aseguradoras, fondos autoadministrados, etc) deberá notificar el menor precio.

La providencia establece la categorización o clasificación de los distintos centros de salud en tipo1, 2 y 3, según el nivel de complejidad en relación a su infraestructura, los servicios que presta y su nivel tecnológico.

De esta manera se establecen precios máximos para las emergencias, hospitalización, sala de parto, cirugía ambulatoria y terapia intensiva, así como para los servicios de diagnóstico: exámenes de laboratorio, radiología, anatomía patológica y otras imágenes.

Esta medida es producto de una reunión efectuada el pasado 21 de junio entre las autoridades del Gobierno y representantes de las clínicas privadas de todo el país, en la que se acordó crear un registro automatizado de centros de salud que administrará la Sundecop a través de su página web.

La reunión de trabajo estuvo encabezada por el vicepresidente de la república, Jorge Arreaza, la defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, el presidente del Indepabis, Eduardo Samán y más de 90 voceros de centros de salud privados de todo el territorio nacional, y miembros de la Alianza Interinstitucional por la Salud (AIS).

La AIS, que cubre a más de 8 millones de venezolanos, es una agrupación que congrega a trabajadores de unas 45 instituciones del Estado que desde hace más de dos años ha defendido el establecimiento de un baremo de precios a las clínicas privadas ante los incesantes aumentos de tarifas. También defienden establecer regulaciones al sector privado de la salud, de manera e asegurar el derecho a la vida. La AIS, que cubre los costos de salud de sus afiliados a través de fondos autogestionados, decidió negociar como un bloque con las clínicas privadas.

"Desde hace algún tiempo la AIS ha venido denunciando el incremento especulativo de los precios, la negativa de algunas instituciones de atender a los trabajadores violando nuestros derechos y a través de esta Gaceta logramos un canal jurídico para canalizar esta situación", señaló Luis Cabrera, vocero de la AIS.

Estas demandas de la AIS parecieran tener acogida en el alto gobierno, ya que el propio vicepresidente Jorge Arreaza ha señalado que, "quienes pretendan enriquecerse con la salud, con el sufrimiento de nuestra gente, sencillamente no tendrán espacios en el proceso que estamos construyendo".

Por lo que el baremo, que sólo se aplicaba a los miembros de la AIS, tras los recientes encuentros entre la vicepresidencia, los representantes de las clínicas privadas, la Sundecop y el Indepabis, se acordó incrementar el baremo en un 20%, pero además se determinó que estos precios se aplicarán para todos los pacientes que acudan a las clínicas privadas.

Por tanto, los precios en vigencia son los establecidos en la Gaceta y ninguna clínica podrá cobrar montos superiores. La normativa también exige a los centros de salud que publiquen carteles visibles con las tarifas establecidas por esta providencia, una medida similar a lo hacen los restaurantes y otros servicios que deben cumplir con esta resolución como un respeto al derecho de los usuarios a estar informados. Y además estipula que los servicios privados no deben desmejorar su niveles de calidad.

Más sobre

En Venezuela la salud es un derecho fundamental que está consagrado en artículos 83 y 85 de la Constitución y es deber del Estado garantizarlo como parte del derecho a la vida, y bajo esta premisa se emite la gaceta.

"Convocamos a apoyar al gobierno revolucionario en esta medida, que va a beneficiar a toda la población sin distinción política", señaló Alán Delzo, también vocero de la AIS.

Delzo considera que con un tope de tarifas máximo se extenderá la cobertura de las pólizas de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM).

En la actualidad el 60% del gasto en salud del Estado se dirige al sector privado, que absorbe unos 7 mil millones de dólares al año que le inyecta el sector público.

Pese a ello, el presidente de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH), Cristino García, considera como "un decreto de muerte para el sector" a la providencia publicada en Gaceta Oficial, ya que -según él- no podrán pagar al personal ni mantener los equipos.

En Venezuela un ginecólogo puede llegar a ganar un monto mensual equivalente a 75 salarios mínimos, lo que anualmente supondría 1.841.760 bolívares.

Un estudio realizado por la AIS sobre las variaciones de honorarios profesionales impuestos por una misma empresa de salud privada, para un mismo procedimiento en un período de tiempo menor de 6 meses, evidenció que una facoemulsificación con implantación de lente intraocular en septiembre de 2011 costaba 3.170 bolívares, y para enero de 2012, 4.440 bolívares, lo que significa un incremento de 38%.

Los honorarios del médico para una cesárea en noviembre de 2011 eran de 4.843, 80 bolívares y para abril de 2012 habían subido a 6.180, 69 bolívares, lo que supone un incremento de precio de 28% en ese breve período.

De la misma manera de septiembre a marzo una cirugía endonasal se incrementó un 41%, y de septiembre a abril una colecistectomía por laparoscopia se incrementó un 67%; la reparación del tunel carpiano de noviembre a marzo ascendió un 50%, o casos, como la cura operatoria de una hernia umbilical que se incrementó de diciembre a abril un 280%.

En ese mismo estudio se determinó que un ginecólogo con sólo tres días de consulta, que vea cinco pacientes por día y le cobre 500 bolívares por la consulta a cada paciente, supone un ingreso semanal de 7.500 bolívares, y si además realiza 6 cesáreas a la semana y cobra cada cesárea a 5.145 bolívares, ese mismo ginecólogo habrá ganado en una semana 38.370 bolívares, lo que en un mes significa unos ingresos 153.480 bolívares y al año habría ganado 1.841.760 bolívares. Esta cifra exorbitante equivalente a un costo mensual de 75 salarios mínimos.

Bajo este mismo estudio se determinó que un traumatólogo puede llegar a ganar 252.000 bolívares mensuales, unos 3.024.00 bolívares al año, lo que supone 123 salarios mínimos mensuales.

"Si tenemos un ahorro en el gasto al sector privado de salud, se podrá hacer una mayor inversión social", reflexiona Alán Delzo, quien opina que se debe avanzar hacia un sistema público de salud, que garantice el derecho a la vida a todos los ciudadanos.

"Mientras exista un mercado tan lucrativo en torno a las clínicas privadas, el sector público nunca se va a desarrollar, por eso debe existir regulación, ya que es insostenible costear la medicina privada", enfatizó Alán Delzo.

"Lo que está en juego son derechos fundamentales", señaló al tiempo que hizo un llamado al poder popular a realizar controlaría social, a revisar las facturas, y a denunciar cualquier abuso para lo cual se puede llamar a 0800reclamos.

Los voceros de la AIS también hicieron un llamado para que las comunas, concejos comunales, comités de salud, sindicatos, comités de usuarios y otras expresiones del poder popular, se incorporen a esta lucha por el derecho a la salud.

Pero advirtió que muchos trabajadores no se han sumado a esta causa porque a través de un poderoso aparato propagandístico se han impuesto los valores del capitalismo, en donde la salud es una mercancía, domesticando a las mentes para que acepten el modelo privado y sus prácticas que afectan a los usuarios.

"Los medios no son neutros, por ejemplo el diario Ultimas Noticias tituló el 29 de junio de 2013 Clínicas piden un taima, y yo me pregunto cuántas veces hemos visto que su titular principal denuncie cuando una clínica ha botado a un paciente porque no tenía con qué pagar", reflexionó Alán Delzo.


Sobre esta noticia

Autor:
La Plomada (20344 noticias)
Fuente:
fundacionlaplomada.blogspot.com
Visitas:
532
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.