Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Felipe Ds escriba una noticia?

¿Todos fuimos responsables?

05/06/2017 14:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Venezuela y el amargo despertar de una fiesta que parecía interminable

Hace poco más de cinco años todavía se percibía ese tufo de derroche y abundancia en este extraño experimento de país. Parecía haber tantos recursos que parecían alcanzar para tantas cosas:

- Vivendas, empleos y demás prestaciones sin la necesidad del esfuerzo del trabajo para una parte de los venezolanos más pobres.

- Viajes al exterior -que producto de una distorsión cambiaria eran subsidiados por la renta petrolera- para la clase media, en donde se podía salir por turismo, estudio o de compras y volver con más dinero que con el que se había partido. Literalmente nos podíamos comer al mundo, todo parecía tan barato afuera calculado a dólar preferencial que ningún modelo de maleta era lo suficientemente grande para traernos el mundo a nuestro país.

- Crecimiento exponencial de la riqueza de una clase alta que producto de la misma distorsión cambiaria y otras tantas distorsiones económicas se les hizo mucho más rentable y seguro dejar de producir y dedicarse a importar con dólares preferenciales obteniendo rendimientos de cientos de veces lo invertido sin ningún esfuerzo, nuevamente a costa de la renta petrolera. Ningún otro emprendimiento podría competirle a este negocio seguro, ni siquiera uno tan rentable como el narcotráfico.

- Financiamiento del nacimiento de una nueva clase social -muy por encima de la anterior y cuya riqueza hoy se cuenta en millones y miles de millones de dólares- conformada por funcionarios de gobierno que como resultado del poder político y militar absoluto que les fue conferido (o entregado a la fuerza sin siquiera darnos cuenta) hicieron suya la riqueza de una nación, confundiendo entre sus bolsillos los recursos para el "pueblo" con los propios. Total, no había que rendir cuentas a nadie y la infinita riqueza de este pobre país rico alcanzaría para todo y para todos aunque en distintas proporciones.

Ya en esa época y aún antes el dinero que ingresaba no alcanzaba para tanto, muchos lo sabían otros no lo querían saber. Pero eso no importaba, éramos dueños de materias primas invaluables, insustituibles asi que tendríamos acceso -aparte de la renta regular- a miles de millones de dólares adicionales que otros países estaban dispuestos a prestarnos a cambio de hipotecar nuestro futuro. De esta manera, sí el ingreso se multiplicó por tres gracias a la "conjunción de los astros" que elevaron los precios del petróleo a niveles históricos, la deuda lo hizo por cinco.

Estábamos embriagados y por tanto la fiesta no podía parar. Muchos de los que veíamos esto con el ojo de un observador que trata de análizar un fenómeno que le es extraño, estabamos seguros que el desenlace de esto no sería otro que la fatalidad. Sabíamos lo que vendría pero no nos aventurábamos a decir cuanto más podría durar esto.

Y así fue como derrochamos todo en una fiesta que parecía interminable, nos acostamos a dormir totalmente borrachos y al despertar nos dimos cuenta de la realidad que nos tocaba enfrentar

Confieso la impotencia que daba tratar de explicar la insostenibilidad de esa ilusoria realidad a quienes de alguna manera la disfrutaban. Era cómo pararse a decir en el medio de una fiesta en pleno apogeo, con todo el mundo bailando, tomando y divirtiéndose, que se estaba acabando el whisky, que no había plata para comprar más y que pronto todo iba a acabar mal. Muchos no lo habrían creído, otros tantos ni siquiera se habrían detenido a escuchar lo que decían aquellos aguafiestas profetas del desastre. Y así fue como derrochamos todo en una fiesta que parecía interminable, nos acostamos a dormir totalmente borrachos y al despertar nos dimos cuenta de la realidad que nos tocaba enfrentar:

 - La reducción de la pobreza había sido una ilusión óptica y ahora no sólo éramos más pobres sino además menos sanos, mas desnutridos, menos preparados y más dependientes del estado.

- La clase media se esfumó de la misma manera que sus maravillosos viajes. Una gran parte bajó al escalón de la pobreza y la otra salió del país nuevamente pero esta vez a enfrentar una realidad distinta a aquella. Tocaba ahora hacerse un futuro fuera de la zona de confort. Abogados, ingenieros, periodistas, economistas, etc., optaron por cambiar sus profesiones por oficios que tal vez no habían realizado nunca en su país. Todo a cambio de cosas tan simples como que el sueldo alcanzara para cubrir las necesidades básicas o que al salir a la calle no estuviese en riesgo sus vidas.

- ¿Y los de arriba? más ricos y más poderosos todavía, a costa del desangrado y maltratado pobre país rico.

 

¿Realmente fuimos todos responsables?

En cierta manera si porque fuimos parte de esta fiesta. En cierta manera no porque fuimos víctimas de nuestra propia debilidad humana y de una especie de síndrome de estocolmo en el cual a cambio de dinero, promesas al viento e ideologías románticas de papel nos acostumbramos a vivir con nuestros secuestradores y hasta de alguna manera nos convertimos en parte de ellos.

¿Podíamos haber hecho algo distinto? No lo sé, creo que debemos hacernos esa pregunta con una mano en el corazón y cada uno encontrar su propia respuesta.

Muchos podrán pensar de que sirve llorar sobre la leche derramada, y es verdad, nada nos devolverá las vidas pérdidas o los más de 900 mil millones de dólares derrochados, poco o nada podremos hacer para eludir los miles de millones de dólares de deuda que como país debemos pagar durante los próximos años. Pero mucho podremos hacer si tomamos conciencia y entendemos cómo llegamos a este punto, para cuando nos toque empezar de nuevo no volvamos a cometer los errores del pasado. Errores que desgraciadamente tendrán que pagar futuras generaciones.


Sobre esta noticia

Autor:
Felipe Ds (1 noticias)
Visitas:
73
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.