Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jose F. Medina escriba una noticia?

Toca "Echarle Pichón"

21/01/2010 07:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es obligante para mí -lo impone el afecto y la justicia- que el primer párrafo de estas reflexiones iniciales del año recuerden a Rafael Caldera

Europa  Press

Es obligante para mí -lo impone el afecto y la justicia- que el primer párrafo de estas reflexiones iniciales del año recuerden a Rafael Caldera, mi ductor y amigo, mi profesor en la Universidad y en la política. Su constancia y coraje son molde para la fragua. La expresión que popularizó, “vamos a echarle pichón”, unida a aquella otra que le escuchábamos de luchar “rolo a rolo y tolete a tolete”, vienen a propósito de la tarea en este tiempo, ante la pérdida de valores, donde la eficiencia no cuenta y la corrupción campea. Toca enfrentar con firmeza el asfixiante autoritarismo centralista que nos minimiza como pueblo. El régimen perdió la brújula. Vamos a echarle pichón.

Chávez gobierna para el gobierno, no para los gobernados. Lo hemos dicho otras veces, lo repetimos hoy a propósito del viernes negro del rojo autócrata. Cuando se trata de saber qué hay detrás de un acto de gobierno, preguntemos ¿a quién beneficia la decisión? En la respuesta está la clave. ¿A quién beneficia la sin precedente devaluación monetaria del cien por ciento, recientemente acordada? El régimen venderá a 4, 30, comprará a 2, 60. Beneficio para el cogollo. El gobierno multiplicará sus ingresos en bolívares en un cien por ciento. Los ciudadanos nos hemos empobrecidos, todos sin excepción. La devaluación nos reduce a la mitad lo que teníamos. Esto que es indeseable de manera general, es particularmente brutal y dañino para quienes menos tienen, ya que ven reducido lo poco a la mitad de lo que tenían. Zapata lo caricaturiza genial y dramáticamente, al poner en boca del pueblo: “No teníamos nada y lo perdimos todo”.

Evidentemente que devaluar tiene un costo político y Chávez lo sabe. No obstante, calculó compensarlo multiplicando por dos los ingresos en bolívares, para disponer de mucho en la campaña. Tomó la decisión lo más pronto que pudo en el año, el viernes 8, ya que era “imposible” hacerlo el 1º de enero. Este dineral se aúna a los 7 mil millones de dólares que acaba de anunciar que nos quita a todos, al sacarlos de las reservas de la República para meterlos en el chorro del gasto corriente. Súmense además los “ingresos extraordinarios” que se producirán este año, al haber malsanamente calculado los ingresos petroleros, fijándole al barril un precio vil, muy inferior al que tenemos. Así se apropiará de la diferencia a favor de su proyecto. Contra ese dineral del pueblo, malgastado bajo la inspiración electoral, tenemos que luchar. Hay que echarle pichón.

Chávez gobierna para el gobierno, no para los gobernados

Vamos a ganar. El gobierno se debilita por sus propias injusticias. Si el dinero y el uso indebido del poder garantizaran el triunfo del gobernante, ni en Venezuela ni en país alguno serían derrotados electoralmente los gobiernos. A éste ya lo doblegamos en sus pretensiones de la reforma constitucional del 2-D, en 2007. Lo vamos a derrotar en septiembre en las elecciones parlamentarias, y lo estamos derrotando en el corazón de la gente, cuando le hacemos conocer al venezolano por dónde va quien hoy nos gobierna, y a dónde nos lleva. Vamos a echarle pichón.

Es tiempo de asumir compromiso individual con Venezuela, con nuestra familia, religión e historia. A esta hora importa la decisión de cada uno. Que nadie se siga excusando en los otros que no hacen. Que cada uno se ponga en marcha, que jure no dar descanso a su esfuerzo hasta que cese el atropello totalitario que arrasaría con todo, si no asumimos individual y colectivamente nuestra responsabilidad. Reaccionemos. El desafío es personal y es de todos. Este 2010 es año de ocuparnos personalmente. Es demasiado importante para delegar.

La muerte del Dr. Caldera deja viva su invitación al combate. Su constancia es un ejemplo bueno a tomar en cuenta. Que se escuche su invitación a luchar por lo nuestro, por nuestros valores, familia y país; a luchar contra el autócrata centralista: “rolo a rolo y tolete a tolete”. Escuchemos la voz de Caldera: “vamos a echarle pichón”.

La muerte del Dr. Caldera deja viva su invitación al combate


Sobre esta noticia

Autor:
Jose F. Medina (12 noticias)
Visitas:
1918
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.