Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Tiempos convulsos

18/08/2020 14:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El panorama internacional resulta desolador en plena pandemia y amenaza con llevarse por delante a buena parte de la sensatez de la humanidad, que ya se mostraba escasa desde inicios de siglo cuando vimos desaparecer las Torres Gemelas de Nueva York

 

Al atentado de Nueva York siguió otra insensatez en forma de Guerra en Irak y la destrucción de naciones en Oriente Medio que no ha cesado, como si de un “castigo divino” se tratara.

Una crisis económica devastó los mercados de Occidente como respuesta a la insensatez de los avaros desmedidos y dejó en la miseria a millones de ciudadanos.

Por si esto no fuera poco, un nuevo “castigo divino” va camino de diezmar a buena parte de la humanidad en forma de pandemia y conduce a los pueblos a luchas intestinas carentes de sentido.

Negacionistas y fanáticos surgen de las entrañas de la ignorancia y la parte más atrasada de las sociedades, para convertirse en profetas que anuncian la “buena nueva” de una conspiración contra los pueblos.

Atenazados por el miedo de su ignorancia dan pie a todo tipo de ideas con tal de no asumir sus limitaciones y su propia responsabilidad.

Su consigna es muy simple: Yo no soy responsable, la culpa la tienen otros. Yo no soy ignorante, ellos mienten.

Estamos ante un panorama internacional desolador en casi todos los campos y algunos dirigentes de los países más afectados no están capacitados para estar al frente de sus Estados y se apoyan en los sectores más atrasados y reaccionarios de la población.

Donald Trump está hundiendo a los EE.UU. como nación y como potencia económica, está destruyendo la moral de un país cada día más desprestigiado e insolidario que terminará cayendo de rodillas ante China.

Jair Bosonaro está desolando Brasil, arrastrando a sus gentes al colmo de la estupidez humana y al hundimiento de su economía.

Oriente Medio sigue siendo el laboratorio de todo tipo de experimentos, con tal de barrer con los restos de la memoria de Gamal Abdel Nasser y las corrientes liberales progresistas de los países árabes, frente al refuerzo y apuntalamiento de un estado de Israel cada vez más depredador y sanguinario.

Lo peor está por llegar y la crisis económica apenas asoma en el horizonte

El fundamentalismo islamista de la yihad, sigue sin control y es moneda de cambio para Turquía, Rusia, Gran Bretaña y EE.UU. de la mano de sus servicios de inteligencia, que los usan como mercenarios en una guerra sin cuartel en la que todos azuzan a todos sembrando el caos que justifique la guerra.

Mientras tanto China sigue su crecimiento económico sostenido, después de haber superado de forma ejemplar las consecuencias de la pandemia, no sin verse sometida a las injerencias extranjeras dentro y fuera de sus fronteras.

Taiwan y Hong Kong son las dos puntas de lanza utilizadas por EE.UU. y Gran Bretaña en su desesperado intento por desestabilizar al gobierno chino y justificar la presencia de sus ejércitos en una región del planeta en la que nada tienen que hacer, salvo el ridículo se sufrir una humillante derrota como la de Vietnam.

La crisis económica derivada de la pandemia comenzará a sentirse a partir del Otoño, que se avecina caliente en todos los terrenos y en todo el planeta.

Nada hace presagiar el fin de la pandemia y menos la atenuación de sus consecuencias económicas para EE.UU. y el Reino Unido, las principales potencias occidentales afectadas por sus consecuencias.

Lejos de ello se vislumbra un horizonte sombrío, que arrastrará a la quiebra a numerosas empresas que serán fagocitadas por la China de los “dos sistemas y un gobierno comunista se economía capitalista”.

En Otoño se verán las caras los BRICS y probablemente el G20, tal vez haya encuentro en Davos y tal vez haya un nuevo presidente en la Casa Blanca.

Mientras tanto los gobiernos siguen dando palos de ciego para hacer frente a la crisis generada por la pandemia, eso sí, como siempre Europa ha tomado decisiones de forma colectiva para poner parches en el barco y achicar el agua que amenaza con hundirla.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo  alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1393 noticias)
Visitas:
6914
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.