Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan De Dios Rivas escriba una noticia?

Testamento del mal gobierno

10/06/2011 15:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El riesgo de muerte intempestiva de cada ciudadano es –hoy- de una altísima probabilidad, por el mal estado físico de los servicios públicos o ante el ensañamiento y asesinato perpetrado por la policía “que ya no cuida a nadie”

Utopías y Lógicas

Testamento del mal gobierno

A varios venezolanos nos ha parecido lógico que hagamos nuestro testamento al mal gobierno, la razón está a la vista de todos y la culpa la tiene Chávez “Él es el reeleccionista empobrecedor”, con su nefasto gobierno (un régimen de males por los cuatro costados y de corrupción total).

El riesgo de muerte intempestiva de cada ciudadano es –hoy- de una altísima probabilidad, por el mal estado físico de los servicios públicos o ante el ensañamiento y asesinato perpetrado por la policía “que ya no cuida a nadie”. Nuestro riesgo de muerte ha aumentado en casi un 1.000% (si lo comparamos con hace 13 años). Nadie está seguro, si no te mata el delincuente, te matan las armas del policía público -o encubierto- al cual le pagamos para que nos ¿proteja?

La cosa está tan fea y peligrosa, a ninguna hora se está seguro, si te atreves a echarte unos tragos y te agarran borracho los petejotas del CICPC u otros ¿policías? te meten con 60 presos en una pocilga inhumana de 4x4 (celda de tortura a lo Pérez Jiménez), donde tienen a taimados y malvados delincuentes, o drogómanos, o locos, o inocentes asustados a los cuales les estarán pidiendo unos nueve millones “por cabeza”, para que no la pierdan a manos de policías o malandros. Pobre de ti si tu familia o amigos no te traen esos reales, te va a tocar participar en una película de terror en vivo y directo, seguro que tendrás que buscarte -si sales vivo- un psiquiatra o un psicólogo, para que te quite la psicosis de que cuando veas a un policía no te pongas a temblar y te mojes los pantalones sin moverte. Si te decides (para olvidarte) por irte a temperar o salir a respirar aire no contaminado al interior del país en una casa tuya, de un familiar, o un amigo; o si estás por allá y vas venirte para acá, deberás persignarte con agua bendita, meter en la maleta a los santos de tu predilección o a la protección que más te guste, el viaje no será fácil, las carreteras y vías no sirven, la muerte se esconde en cada hueco y curva, los atracadores están en cualquier lugar o matorral esperando que a un necio se le ocurra ser valiente y pararse a hacer pipí, y si se te da por aprovechar una recta y pisas la chola, no se te ocurra adelantar o pasar por la derecha a uno de esos rústicos que llaman Explorer y que valen Bs. 400.000, 00 o más (sin el costo del blindaje), tengan cuidado, en esas naves pomposas viaja el socialismo del siglo XXI, y a esos portentos de robolucionarios no les gusta que les pasen o ganen en nada, se molestan y te sacan una “zamorana” y te echan tus plomazos para que respetes a los rojos-rojitos, el susto te vuelve aparecer, y si no te pasó nada, seguro que te paras a tomarte “un vaso de tranquilizante”, el cual estará carísimo, puyado, mal servido y sin saber quién te estará observando para fregarte.

No te tomes más de tres lavagallos, porque al pedir la cuenta te van a cobrar de más y sin derecho al pataleo, si te envalentonas corres el riesgo de volver a ver la película de la que estás huyendo. Si sigues avanzando ten presente que donde vayas no encontrarás seguridad, policías serios, funcionarios públicos eficientes, en especial los que tienen una franelita roja, la razón es que no son “servidores públicos”, sino activistas del Psuv en busca de reales y gafos para matraquear. Si llegas -al fin- al destino escogido para drenar tu infortunio, prepárate para seguir cogiendo rabietas: no encontrarás electricidad, la nevera estará vacía, agua no hay, la gente estará como plancha de chino y poco amable.

El venezolano es víctima sistemática de un pandilla mafiosa

Si decides ir a comprar a un abasto Bicentenario (que tiene planta eléctrica cubana) y está a 3 Km, ¡pela el ojo!, en esos abastos manda una mafia de corruptos que roban a la gente desprevenida (que somos la mayoría). ¿Cómo lo hacen? Cuando te pasan la cuenta, y ya un diligente muchacho te ha embolsado la compra, la pagas sin chistar, te vas y cuando llegas a la casa es que te da por revisar la factura y ¡oh sorpresa!, te cobraron 1 o 2 artículos que tú no seleccionaste ¿Cómo pasó esto? La mafia (cajera, supervisores y gerentes) están confabulados en el trajín, a ti te robaron Bs. 22.70, a otros que compran mucho le roban más; pero hay cada día unos 300.000 (como mínimo) compradores de buena fe a los que le hicieron lo mismo, eso suma Bs. 6.810.000, 00 diarios y en un mes Bs. 204.300.000, 00. Sepamos que en los Bicentenarios de Caracas el atraco es salvaje, y hay un guiso y corrupción gigantesca.

El venezolano es víctima sistemática de un pandilla mafiosa de cubanos y pesuvistas que funciona en todas las empresas del Estado, sean de producción, servicios, ventas de artículos, etc… El Estado venezolano es -hoy por hoy- la industria del robo y el trajín más grande del mundo, si Ud. no lo cree haga la prueba, visite un Bicentenario, Mercal, Pedeval, etc., y compre o véndale algo a un organismo público, o expropiado. Revise su factura de electricidad, cantv, gas, etc. y se encontrará con la triste verdad de que Ud. ha sido víctima de la política comunista más usada en los pueblos oprimidos por el engaño más trágico del mundo.

Bueno, para terminar con el testamento del mal gobierno, y con la seguridad de que al irse Chávez en el 2012 nos heredará una deuda en dólares de 200 millardos, habrá un país en ruina y al borde de un estallido social. Tenga Ud. presente que todos los que se registraron en la misión vivienda serán objeto de una utilización indebida de sus datos, seguramente aparecerán cobrando algún crédito, donación y hasta de directivo de un consejo comunal fantasma, cada quien debe prepararse para lo peor, los gobiernos forajidos actúan así. La Venezuela decente debe ponerse en guardia, el robo, el trajín, la corrupción y la tracalería es la política social que más le gusta a la burocracia y oligarquía rojita.

Juan de Dios Rivas Velásquez

C.I . N° V- 2.169.735.

Político, Presidente de Solidaridad Independiente, SI

Partido Humanístico Cristiano

Diputado Unidad Caracas

rvjuandedios@gmail.com

La cosa está tan fea y peligrosa, a ninguna hora se está seguro


Sobre esta noticia

Autor:
Juan De Dios Rivas (67 noticias)
Visitas:
675
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Personaje
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.