Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Construguia escriba una noticia?

Su guía de válvulas

03/03/2013 06:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los trabajos de remodelación, plomería o mantenimiento, se encontrará con una amplia variedad de válvulas para líquidos, pero las válvulas de cierre más comunes son las de globo/cierre, de compuerta y de bola. Las tres se utilizan como válvulas de paso en la plomería.

image

Válvulas de globo/cierre

Válvulas de globo/cierre

La válvula de globo/cierre común suele encontrarse en la toma de alimentación de agua para grifos, sanitarios, cuartos de lavado e incluso en las tomas de agua para mangueras. La válvula tiene un empaque de caucho que se fuerza hacia abajo sobre un asiento para detener el flujo del líquido dentro de la cañería. Girar la llave en dirección de las manecillas del reloj para cerrar el empaque detiene el flujo. La válvula es direccional y, si está en una válvula de cierre en línea, debe instalarse con el fin de que el flujo sea en la dirección de la flecha de la válvula. Este tipo de válvula es bastante ineficiente y suele implicar una considerable reducción de presión; sin embargo, resulta útil para regular el flujo en una posición parcialmente abierta, de ahí su uso frecuente es como una toma para manguera.

Reparación más común:

El uso esporádico de cañerías con válvulas de globo da pie a la corrosión del vástago, lo que hace que cerrarla sea difícil y provoque daños en el sello de glándula. Las fugas en este punto suelen contenerse al apretar la tuerca de la glándula alrededor del vástago. Por otro lado, el uso frecuente, como es el caso del uso de una toma para manguera, requieren del cambio de la rondana de caucho. Para cambiar la rondana, retire el cartucho completo para tener acceso a la rondana al desarmar el hexágono grande en la parte alta del cuerpo de la válvula.

image

Válvulas de compuerta

Válvulas de compuerta

La válvula de compuerta es una alternativa para evitar el flujo de un líquido. Esta válvula emplea una compuerta a nivel piso ligeramente obtusa que se baja al darle vuelta a la llave en dirección de las manecillas del reloj dentro de una canaleta mecánica ubicada en la estructura de la válvula con el fin de cerrar completamente el flujo. Cuando está totalmente abierta, no presenta ninguna restricción del flujo, lo que representa su mayor ventaja; y aunque también puede abrirse parcialmente para restringir el flujo, dicho flujo sobre la compuerta puede deteriorar los bordes mecánicos y dar pie a filtraciones cuando esté cerrada.

Reparación más común:

Al igual que con las válvulas de globo, el uso esporádico fomenta la corrosión del vástago, lo que puede hacer que cerrarla sea difícil y se dañe la glándula del eje. En ocasiones es posible controlar la fuga al apretar el empaque de la glándula. Si hay deterioro importante en la compuerta, apretarla no detendrá la fuga y debe cambiarse la válvula.

image

Válvula de bola

Válvula de bola

El tercer tipo de válvula de paso es la válvula de bola, la cual utiliza una bola cuidadosamente maquinada en nailon u otro tipo de aislante plástico. La bola tiene un agujero maquinado para permitir el flujo a través de la bola, o bien, la cara maquinada de la bola corta el flujo al darle un cuarto de vuelta. La ventaja de este tipo de válvula es que puede cerrarse con mucha rapidez y la dirección de la llave brinda una confirmación visual para saber si el flujo se interrumpió o no.

La desventaja es que la palanca suele ser más larga y más difícil de acomodar en un lugar cerrado, a comparación con la válvula de globo o de compuerta. Si el agujero en la bola es del mismo tamaño que la cañería (lo que implica que el cuerpo de la válvula sea más grande), no hay restricción en el flujo cuando está abierta.

En general, son menos propensas a la corrosión externa en el vástago y no tienen fugas alrededor de los sellos de las tuercas de glándula. Debido a que ofrecen una confirmación visual para saber si están abiertas o cerradas, las válvulas de bola se suelen emplear en instalaciones de gas y tuberías de agua.

Reparación más común:

Las válvulas de bola son más duraderas y literalmente no presentan ningún problema; sin embargo, es posible que se atoren. Un lubricante de alta deformación puede ayudar a liberar la válvula pero al final tendrá que cambiarla por otra cuando comience a atorarse.

—Por Steve Sturgess

Entradas relacionadas

Sobre esta noticia

Autor:
Construguia (239 noticias)
Fuente:
miconstruguia.com
Visitas:
9558
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.