Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Macarena Latti escriba una noticia?

Síntesis de carbohidratos

13/01/2018 06:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante todo, ten en cuenta que los carbohidratos deben formar parte de la dieta habitual. Si bien existen dos grandes grupos de hidratos de carbono (azúcares simples y azúcares complejos), estos sufren un proceso de síntesis y metabolización, que es conveniente que conozcas.

Metabolismo de los hidratos de carbono

El metabolismo de los hidratos de carbono consiste en un proceso de síntesis y otro de degradación o digestión de carbohidratos. En cualquier caso, el proceso de síntesis de carbohidratos se lleva a cabo a través de diferentes vías.

Glucogénesis

En principio, debes saber que la glucogénesis es un proceso a través del cual tu organismo obtiene glucosa a partir de la degradación de otros azúcares tales como la lactosa y la sacarosa. La glucogénesis está estimulada por la insulina.

Gluconeogénesis

En cambio, ¿qué es la gluconeogénesis? Pues bien, la gluconeogénesis es un proceso a través del cual, tu organismo obtiene glucosa a partir de otras sustancias no glúcidas como por ejemplo: el glicerol, los ácidos grasos y el ácido láctico.

Glucogenólisis

Por otra parte, la glucogenólisis consiste en un proceso de degradación del glucógeno hepático para obtener glucosa y utilizarla como energía.

Glucogenogénesis

Por último, la glucogenogénesis se produce en el hígado y es la formación de glucógeno como reserva de energía, que podrá ser utilizada por los músculos y órganos en caso de ser necesario.

Digestión de carbohidratos

Por otra parte, las fases del metabolismo de los glúcidos se completa con la degradación de carbohidratos. Como la síntesis, la digestión de carbohidratos, también puede seguir diferentes rutas, ya sea que se degraden los hidratos de carbono recientemente consumidos proceso conocido como glucólisis o se recurra a las reservas de glucógeno hepático. Este último proceso tal como te comenté en el apartado anterior, se conoce como glucogenólisis y consiste en la degradación del glucógeno hepático para obtener glucosa y utilizarla como energía.

Ruta metabólica de los carbohidratos

Ahora bien, ¿te gustaría conocer la ruta metabólica de los carbohidratos que ingieres a diario? Pues, si es así, aquí la tienes.

  • El metabolismo de los hidratos de carbono comienza en la boca, lugar donde actúa la saliva que descompone los almidones.
  • A continuación, los carbohidratos pasan al estómago, en donde gracias al ácido clorhídrico, continúa la digestión de los carbohidratos.
  • Más tarde, pasan al intestino delgado, donde actúan enzimas como la amilasa y la maltasa. Estas enzimas transforman los hidratos de carbono complejos en simples como glucosa, fructosa y galactosa.

A partir de ahí, estos azúcares simples pasan al torrente sanguíneo para utilizarse como combustible. Aquellas moléculas que no son oxidadas se almacenan en el hígado y en el músculo, como glucógeno.

Pero para que todo este proceso tenga lugar, debes incluir alimentos ricos en hidratos de carbono en tu dieta diaria. ¿Quieres saber cuáles son? Pues entonces, no te pierdas este video en el que encontrarás la información que necesitas.

De esta forma se explica tanto la síntesis como la degradación de carbohidratos dentro del organismo. Esta información es útil para conocer los diferentes procesos que tu cuerpo necesita para lograr obtener y utilizar la energía.

¿Cómo incluir carbohidratos en la dieta?

De todos modos, no todos los carbohidratos son iguales. De allí la importancia que sepas qué carbohidratos consumir para obtener energía y cuidar tu salud.

  • Consume harinas integrales. Sustituye las harinas refinadas por harinas integrales que son mucho más saludables, tal como lo han revelado diversos estudios científicos.
  • Incluye frutas y verduras. Las frutas y verduras son ricas en fibras y carbohidratos complejos que no engordan y te ayudan a depurar tu organismo.
  • Elige alimentos ricos en almidón. Incorpora además, alimentos ricos en almidón como las legumbres, el arroz y algunas hortalizas. Estos alimentos son de absorción lenta, por lo que te permiten mantenerte con energía por mucho más tiempo.

Sobre esta noticia

Autor:
Macarena Latti (3117 noticias)
Fuente:
innatia.com
Visitas:
411
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.