Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jane M. Ziegler escriba una noticia?

El silencio de los inocentes: Orlando Zapata ignorado por los gobiernos de América Latina

25/02/2010 17:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El “criminal de pensamiento” Orlando Zapata fallece en Cuba, mientras la comunidad latinoamericana calla de la manera mas descarada ante su lamentable muerte

Fallece otro luchador mas de la libertad del ser humano. Fallece un hombre condenado por el terrible delito de anhelar un futuro mejor para su pueblo. La historia nos tiene acostumbrado a vivir lamentables situaciones donde hombres y mujeres, que toman la valentía y decisión de la que muchos de nosotros carecemos, sacrifican sus vidas por un ideal cuyo estandarte ondea hacia el mejoramiento de la raza humana. Hoy le tocó el turno al cubano Orlando Zapata Tamayo.

Nadie puede negar el origen mas humilde de este hombre, de quien ya he tenido en mi frente acusaciones por parte de aquellos que aún son capaces de defender lo indefendible, tildándolo de criminal común y equiparándolo al nivel de prostitutas, drogadictos y asesinos. Pero el sol no puede ser tapado con un solo dedo, y a pesar del increíble poder que ejercen los hermanos Castro para lograr evitar la mala imagen que merecen por parte de la comunidad internacional, la respuesta a nivel mundial ha sido unánime: el rechazo absoluto ante este “asesinato político”.

Orlando Zapata no es de la mafia de Miami, no es un oligarca, no es un sifrinito “hijito de papá”, no es pitiyanqui, solo es un hombre de pueblo, el Juan Bimba que un día decidió despertar y clamar por un futuro mejor para su gente. Y me refiero a él en tiempo presente, porque aunque muerto físicamente, su legado perdura y el error de la tiranía cubana lo convierte en mártir.

Lamentablemente, el panorama político sigue los vientos tormentosos de la izquierda radical, que justifica con su silencio las arbitrariedades cometidas por los hermanos Castro en Cuba. Lula da Silva, quien por coincidencias del destino estuvo en la isla, al igual que Hugo Chávez, guardó el silencio mas absoluto ante el fallecimiento de Zapata, y ahora en un gesto tímido declara que lamenta la muerte “bajo las condiciones en que se dieron” y con el mayor de los cinismos, indirectamente culpa a Zapata de su muerte, dando a entender que el se lo buscó cuando dice que “es lamentable que alguien se deje morir de hambre”. Pues hay que aclararle al señor Lula que Zapata no se dejó morir de hambre, a Zapata lo dejaron morir sus "amigos y compinches" Fidel y Raúl Castro.

Lamentablemente, el panorama político sigue los vientos tormentosos de la izquierda radical, que justifica con su silencio las arbitrariedades cometidas por los hermanos Castro en Cuba

Orlando Zapata comenzó su huelga de hambre hace casi 3 meses luego de ser arrestado y condenado a prisión por el régimen cubano. Desde allí, y ante la negativa de someterse a “reeducación” por parte del gobierno de Cuba, los mismos guardias supuestos a su cuidado le añadieron una huelga de agua que, tras 18 días de solo recibir por día 2 sorbos del vital líquido, le provocó una falla renal que ameritó su traslado a un centro de salud. Allí falleció Orlando Zapata. Así falleció Orlando Zapata.

La unidad de Latinoamérica es la unidad para los gobernantes que están de turno ahora, pero no para los pueblos que nadie se engañe con ello. Sabrá Dios cuanto tiempo falta para que acabe la pesadilla que tiene mas de 50 años castigando al pueblo de Cuba, pero como dicen por ahí: no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resiste. Zapata no resistió porque no lo dejaron, pero el pueblo de Cuba habrá de despertar tarde o temprano.

Los mandatarios de América Latina que tan descaradamente han callado, deberán recordar que los hombros que los cargan en las alturas son los hombros del pueblo y del destino. La historia se encargará de bajarlos de allí por sus acciones contrarias a los derechos del hombre de la América Latina pisoteada. Esperemos que esta crítica solo sea letra muerta en los próximos minutos y que algún valiente gobernante de este continente mestizo salga y enfrente de una vez al demonio de los Castro, y reclama por justicia para el pueblo hermano de Cuba, sino viviremos nosotros los inocentes sabiendo que un día de estos cualquiera de nosotros puede llegar a ser otro Orlando Zapata, tal vez un Franklin Brito, ignorado por los gobernantes de América Latina. Someter al mas estricto silencio a los inocentes, a los culpables de pensar en un futuro mejor para sus pueblos.

Fuerza al pueblo cubano


Sobre esta noticia

Autor:
Jane M. Ziegler (6 noticias)
Visitas:
1233
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.