Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gussymor escriba una noticia?

¿Qué significa el ganar 94 partidos en Grandes Ligas?

21/12/2012 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de los aspectos divertidos de lo que yo hago es el diálogo permanente donde podemos participar. Cuando publiqué mi reporte de los 10 mejores de la lista de poder el domingo, y luego de un seguimiento sobre por qué no incluí a los Gigantes, escuché bien alto y claro a los fanáticos de los Gigantes por la vía de Twitter y en la sección de comentarios. Vale, vale, lo entiendo: No mostré suficiente respeto por su equipo. Las dos quejas principales fueron: (A) Los Gigantes no solo son los campeones defensores de la Serie Mundial, sino que han ganado dos campeonatos en tres años, (B) Ellos ganaron 94 juegos en el 2012.

Empezando por el primero, yo diría que lo ocurrido en el 2010 es completamente irrelevante para lo que pueda suceder en el 2013, sobre todo porque los Gigantes del 2012 sólo tenían un jugador la posición inicial que fue el mismo en las dos postemporadas, (Buster Posey, ya que Pablo Sandoval fue enviado a la banca durante gran parte de los playoffs del 2010). La rotación de postemporada 2010 no incluyó a Barry Zito (no estaba en la lista) y la rotación del 2012 no incluyó a Tim Lincecum (relegado al bullpen), excepto por una apertura. Así que los dos equipos realmente no fueron realmente los mismos (por lo que hay que dar crédito a la oficina principal).

En cuanto a los resultados del 2012, entiendo el deseo de dar crédito al equipo que acaba de ganar todo, pero tampoco creo que sea preciso dar demasiado crédito a la predicción del 2013 sobre la base de lo que sucedió en 2012 — y, en concreto, poniendo demasiado énfasis, por ejemplo, en vencer a los Rojos en una serie de cinco partidos que osciló entre la jugada de corrido de bases de Brandon Phillips en el Juego 3 y las lesiones de Johnny Cueto.

Pero ese párrafo no va a ganar más fanáticos de los Gigantes. La siguiente sección tampoco, pero aquí va. ¿Qué significa exactamente ganar 94 juegos? Ahora, uno de mis argumentos en dejar a los Gigantes fuera de los 10 mejores de mi lista es que su nivel de talento verdadero es menor que el de un equipo de 94 victorias. Pero incluso dejando eso de lado, digamos que 94 victorias son 94 victorias, independientemente de cómo un equipo llegó hasta allí. ¿Qué sucederá la próxima temporada? Revisé todos los equipos en la era de comodín que han ganado 94 juegos — y, para obtener un tamaño de muestra más grande, todos los equipos que ganaron 93 o 95 juegos también. Esto nos dio 31 equipos, sin incluir los del 2012. Los resultados:

Esos 31 equipos declinaron un promedio de siete victorias en la siguiente temporada.

Ocho equipos mejoraron un promedio de cuatro victorias por temporada.

Dos equipos tuvieron el mismo registro.

Eso significa que 21 de los 31 equipos declinaron — un promedio de nueve victorias por temporada.

Mira, cuando tu ganas 94 juegos — cuando cualquier equipo gana 94 partidos — significa probablemente que muchas cosas salieron bien: La rotación se mantuvo sana o alguien tuvo una temporada monstruosa o el bullpen estuvo unido o al equipo le fue especialmente bien en juegos de una carrera. Eso no es siempre el caso, por supuesto, un equipo con talento puede ganar 94 juegos basados solamente en la profundidad, incluso sin una carrera por la temporada. Pero, como se puede ver en los números anteriores y la tabla de abajo, los equipos de 94 victorias declinan. Como Bill James describe en sus primeros escritos, hay seis ‘indicadores’ que pueden ser utilizados para predecir la mejora de un equipo o el declive en la temporada siguiente. Vamos a aplicarlos todos a los Gigantes.

1. Récord pitagoreano. Los equipos que superan su récord de pitagoreano tienden a mejorar en la siguiente temporada. Los Gigantes lo superaron por seis victorias. Así que esto puede no ser uno de los strikes que he indicado contra Gigantes.

2. El principio del plexiglás. Los equipos que mejoran en una temporada tienden a declinar en la próxima y viceversa. Los Gigantes mejoraron a partir del 2011, por lo que esto sugiere una disminución en el 2013.

3. La ley de equilibrio competitivo. Todos los equipos tienden a derivar hacia una marca de .500, lo que se conoce como regresión a la media. Esto también sugiere una disminución.

4. La edad. No es de extrañar, los equipos jóvenes tienden a mejorar y los equipos más maduros a declinar. Los Gigantes son un grupo heterogéneo aquí — la edad ponderada de sus bateadores los ubica como el octavo equipo más joven en las mayores, pero la edad ponderada de sus lanzadores los ubica como el quinto conjunto más veterano. Las grandes movidas de los Gigantes han consistido en volver a firmar a Angel Pagan (quien cumplirá 32 años la próxima temporada) y a Marco Scutaro (quien cumplió 37 años en octubre).

5. Rendimiento de finales de temporada. Los equipos que juegan mejor en la segunda mitad tienden a mejorar en la siguiente temporada. Los Gigantes jugaron mejor en la segunda mitad — 48-28 frente a 46-40 — otro signo positivo (sobre todo porque Melky Cabrera se perdió gran parte de la segunda mitad).

6. Rendimiento del equipo Triple A. Esto habla de la profundidad de la organización. Fresno tuvo 74-70 (y 70-71 la Doble A de Richmond), así que esto no parece ni positivo ni negativo.

De todos modos, yo no sé si todos estos indicadores siguen vigentes. El juego está siempre evolucionando y cambiando y siempre podemos llevar a cabo nuevos estudios de viejas ideas. Una nota final: Sobre los equipos de abajo que mejoraron, notarás que varios hicieron importantes adquisiciones de temporada baja — los Filis del 2009-2010 intercambiaron por Roy Halladay, y los Yankees del 2005-2006 sumaron a Johnny Damon, los Medias Rojas del 2003-2004 añadieron a Curt Schilling y Keith Foulke, los Yankees del 2001-2002 firmaron a Jason Giambi y David Wells.

Los Gigantes han elegido quedarse igual (por ahora). Oiga, yo podría estar equivocado. Buster Olney los ubicó en el número 1 de su lista de clasificación de poder. Con todo y lo grande que fue la carrera de octubre para Gigantes, esa competencia terminó. Las banderas vuelan para siempre, pero no predicen el futuro.

David Schoenfield / ESPN

Tim Lincecum fue el abridor estelar de los Gigantes en su corrida campeonil del 2010, pero en el 2012 laboró desde el bullpen.


Sobre esta noticia

Autor:
Gussymor (1006 noticias)
Fuente:
piratasblog.mlblogs.com
Visitas:
630
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Jugadores De Béisbol

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.