Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mario Uno escriba una noticia?

El sexshop es la solución a nuestros problemas

08/08/2014 04:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una tienda erótica puede mejorar bastante nuestras relaciones de pareja. A veces, una simple prenda de lencería puede hacer que se despierte el deseo de nuevo

 

Me pregunto por qué todas las parejas tenemos que pasar siempre por el trance del deseo sexual disminuido, y conste que estoy intentando decirlo delicadamente. Cuando conocí a mi mujer, la pasión nos desbordaba y fue así durante muchos años; pero ahora, parece que los dos hemos caído en la rutina y que nos da pereza volver a esos tiempos. Supongo que sería peor si esa pereza solo la sintiese uno de los dos, puesto que el otro sufriría; pero el hecho de que nos suceda a ambos entraña un riesgo que conviene tener en cuenta: que los dos decidamos acabar con la relación y que ninguna de las dos partes luche por conservar lo que hemos construido.

Como yo no pienso dejar que eso ocurra porque todavía siento que María es la mujer de mi vida, he decidido tomar cartas en el asunto y proponerle hacer una visita a cierto sitio con el fin de arreglar la situación. ¿A un psicólogo de parejas? No. ¿A un cura? Ni mucho menos, qué horror. No, el sitio que me gustaría visitar con ella es un sexshop. Nunca en la vida he pisado uno porque, la verdad, no es una tienda que me atraiga; y además, creo que está fundamentalmente pensado para mujeres. Sin embargo, tal y como están las cosas, estoy dispuesta a hacer lo que sea. Vaya usted a saber, a lo mejor me gusta y todo.

Pero temo que a mi mujer le de vergüenza visitar una de esas tiendas físicamente. Ella es bastante tímida, así que entendería perfectamente que se negase. Es por eso que he pensado en un plan B: visitar un sexshop on line. Eso no debería incomodarla, puesto que hay confianza de sobra para que la situación no resulte violenta. Por cierto, admito que hay una sección en específico que me gustaría ver: la de la lencería sexy.


Sobre esta noticia

Autor:
Mario Uno (535 noticias)
Visitas:
1255
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.