Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Separación entre Alcaldes y gobernantes, distancia a Nicolás Maduro del pueblo

16
- +
25/02/2020 11:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los Alcaldes y gobernantes deben trabajar por su ciudad, los ciudadanos, (as), votaron por él, a tal fin, es un hecho inexorable y no de ser populista y representar un partido, que poor demás se sabe. Su deber es compenetrarse con las comunidades

Fusión y Convivencias

Los países progresistas revisten un gran problema que es la inexactitud de sus dirigentes hacia las parroquias y cabeceras de municipios. Más cuando dependen de la administración central y capitalina, agregado que algunos funcionarios, colaboradores, tanto en el gabinete como en los institutos y dependencias oficiales, tienen experiencia y conocimientos adecuados a sus delicadas funciones, pero no las ejecutan.

Los problemas de las grandes ciudades nunca cesaran y es necesario despertar a sus habitantes para que no desesperen y, lograr su movilidad desde los centros de reunión de carácter comunitario. Es que desde la mendicidad en las calles hasta el abuso de los taxistas y colectivos urbanos es normal, donde se le considera como una carga a los usuarios y se  les cobra, no respetando las leyes ya establecidas por los cabildantes, poniendo en peligro nuestra integridad personal..

Problema no menor sigue siendo el de los miles de huecos regados a lo largo y ancho de avenidas y calles secundarias. Al igual que la basura, es una tarea de todos y de todas las horas, es un problema crónico, donde los vecinos no colaboran con la limpieza colocando los bolsones de desperdicios en los contairnes colocados por los administradores municipales.

 Cuando llueve todo se nos complica a los citadinos. Las alcantarillas colapsan y los desagües no son suficientes para los torrentes que se forman. Urge seguir arreglando las cañerías que llevan años de estar reclamando su cambio. Pero tenemos confianza que Marvez, nuestro burgomaestre pondrá todo su empeño en encontrar soluciones permanentes a estas nuestras tragedias cotidianas. Aunque hay mucho pesimismo. Carabobo en Venezuela es un Estado en olvido.

Debemos construir y no destruir, menos confundir. En las colas, observamos el odio infernal hacia nuestros representantes públicos, pero, ¿Porque sufragaron por ellos? De verdad, hay mucha ignorancia política y, debemos observar cada actitud de ese pueblo bueno, cuya grandeza se manifiesta en ser pacifico ante las arremetidas de los gobernantes hacia su esencia humana.

Los procesos revolucionarios no son para tontos, necesitamos ciudadanos con coraje, sean de derecha o izquierda, pero, tengan conciencia política, vayan detrás del voto en las barriadas y elijan ciudadanos(as) que amen verdaderamente a sus pueblos. Podemos tener inteligencia, pero carecemos de carácter y, desde el presidente Maduro hasta el último subalterno, no los hay.

El nuevo comunismo, luce desfasado ante la historia económica de los pueblos, la excepción es Evo, pero su error quererse convertir en dictador

Como lo expresó Juan Gossaín en el libro de Heydi López Durán titulado “Doña Bertha”, que debe ser lectura forzosa de jóvenes y viejos. En el Club el Nogal María Clara Ospina le dio mucha dinámica a la entrevista que le hizo a la doctora López Durán sobre esta espléndida publicación.

Los pueblos que no exaltan sus valores, no los merecen. Muchas columnas de doña Bertha en el diario “La República” produjeron terremotos públicos.

En la década de los 40, cuando irrumpió doña Bertha con energía avasallante, la mujer era la gran ignorada. Como lo dijo María Clara Ospina, se educaba para la sumisión y la obediencia, y no para la responsabilidad, la superación y la lucha. La mujer nacía para maestra, enfermera o auxiliar de quinta.Aun hoy mismo, a pesar de las maravillosas conquistas a favor de la mujer y el hombre, nuestro género, se vive en una sociedad esencialmente machista. El mundo, según su investigación**, hace 30 años tenía 23 guerras, 85 dictaduras (autocracias), 37% de pobreza extrema, 60.780 armas nucleares y 440 muertes por terrorismo en Europa. Hoy han disminuido positiva y sustancialmente estas cifras a 12 guerras, 60 autocracias, 10% de pobreza extrema, 10.325 armas nucleares y 238 muertes por terrorismo, lo que demuestra que el progreso y la mejoría en la calidad de vida en el mundo es evidente. La hipótesis para comprobar las virtudes del progreso, está en medir las variables de: expectativas de vida, salud, sostenibilidad, prosperidad, paz, libertad, seguridad, conocimiento, tiempo, tiempo libre (ocio) y felicidad. Los resultados de las mediciones arrojan datos como son, entre otros: que la expectativa de vida subió de 35 años a más de 70 desde los años 40, la mortalidad infantil ha descendido más de 100 veces desde 1.750 a nuestros días, la democracia ha aumentado, ha disminuido en un 95% la posibilidad de morir en el trabajo, el alfabetismo ha aumentado a 90% gracias al acceso a la educación, todo esto en contraste negativo con el tono de las noticias de acuerdo con el estudio de Pinker.

La explicación de la contradicción está en que los eventos que no tienen sangre, no hacen noticia; “el periodismo tiene un problema inherente: se concentra en acontecimientos particulares más que en tendencias. Y les resulta más fácil tratar un hecho catastrófico que uno positivo. Esto acaba generando una visión distorsionada del mundo. El economista Max Roser lo ha explicado. Los periódicos podrían haber recogido ayer la noticia de que 137.000 personas escaparon de la pobreza. Es algo que lleva ocurriendo cada día desde hace 25 años, pero que nunca ha merecido un titular.”.

En Venezuela nos adversa es la motivación de los alcaldes en hacer el bien al pueblo. La segunda respuesta a esta contradicción es que “los populistas se sienten inquietos frente a esa corriente gradual e inexorable “y remota diciendo “Los ideales de razón, ciencia y humanismo necesitan ser defendidos ahora más que nunca... El Progreso no es una cuestión subjetiva. Y esto es sencillo de entender. La mayoría de gente prefiere vivir a morir. La abundancia a la pobreza. La salud a la enfermedad. La seguridad al peligro. El conocimiento a la ignorancia. La libertad a la tiranía...” Venezuela, Colombia y Argentina son parte de esos resultados y tendencias positivas que también están medidas. La mayoría de ciudadanos tiene mejor calidad de vida cada día, pero tampoco nos escapábamos del fenómeno de la prensa negativa, ni de los populistas que empujan a creer que todo está peor, todo es corrupto, que todo está mal y que no hay futuro. Invito a todos a que no perdamos las cifras de vista, que mantengamos el contexto histórico de lo que ha sido El Progreso de nuestro país, Venezuela, en todos los análisis y seamos el fiel de la balanza para no terminar atrapados en modelos de pobreza como los sureños progresistas y próximamente los mexicanos.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1420 noticias)
Visitas:
53
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.