Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Rusia se abre camino en México, buscando control latino junto a China y USA

11/05/2018 20:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las relaciones de Estados Unidos con América Latina han variado en el transcurso de la historia

Aventis

*Un avance de la unión Trump y Putin, ante el lastre del presidente Bolivariano, Nicolás Maduro

 

Ante, las próximas elecciones de México, Donald Trump busca privar un grupo de intereses nacional de orden interno, con el fin de controlar el avance de López Obrador y la asesoría del grupo Podemos. La idea es afianzar su nueva política hemisférica y aislar a México y Venezuela del resto de Latinoamérica. Aquí, no debe existir limitaciones de poder y, hay un solo interés, el de ganar influencia.

Las relaciones de Estados Unidos con América Latina han variado en el transcurso de la historia. Como indica el internacionalista Roberto Russell, en su trabajo “América Latina para Estados Unidos: ¿especial, desdeñable, codiciada o perdida?”, han sido interpretadas de distintas formas. 

Imperialista con lineamientos de política exterior que han justificado intervenciones militares; especial con la idea de que compartimos valores comunes con el llamado panamericanismo; irrelevante porque otros temas son actualmente prioritarios, el terrorismo y su relación con Asia-Pacífico; y declinante porque la sobre extensión ha llevado a la superpotencia a un periodo de decadencia. Sin embargo, estas visiones no describen el panorama actual. Pecan de simplistas y absolutistas, y tratan de explicar una realidad que es mucho más compleja.

 

El grado de influencia de Estados Unidos en Latinoamérica varía de una región a otra, y se establecen relaciones de menor dependencia que en el pasado, a pesar de las asimetrías de poder entre la superpotencia y los países latinoamericanos. El llamado “patio trasero” presenta cada vez más autonomía en un mundo con mayores potencias regionales. Esto se evidencia en la búsqueda de alianzas e intercambios comerciales con otros centros de poder extracontinentales como China, Rusia e Irán, y en la proliferación de bloques de integración.                                                                       

 

Contrariamente, Chile, Perú y Colombia tienen tratados de libre comercio con EEUU. Colombia, en particular, es un estrecho aliado. Recibe un plan de ayuda contra el narcotráfico (Plan Colombia), el cual ha suscitado fricciones con Venezuela que entiende que EEUU podría invadirlo a través de su vecino. La relación con Brasil, en cambio, es denominada de “responsabilidad compartida”. Es decir, tiene nexos de cooperación, pero respetando el espacio de influencia de esta potencia en ascenso.

AMLO, se encuentra en una difícil situación por las encuestas

La búsqueda de acuerdos de libre comercio y cooperación nos indican que América Latina no es irrelevante para Estados Unidos; los espacios de menor influencia y bloques contrarios, que no ejerce su poder de forma avasallante ni existe una identidad común en todo el continente; y su preponderancia económica, política, y militar, que sigue siendo la superpotencia. Indudablemente, el mundo actual de Post Guerra Fría e interconectado es distinto y con ello las formas de relacionarse los países. 

 

  China y Rusia han aumentado su relación comercial con América Latina, incluyendo México, sobre todo en la era de Donald Trump, de acuerdo con cifras oficiales. Esto ha desplazado gradualmente a Estados Unidos, por lo que especialistas no descartan que la primera potencia mundial tome represalias contra México, su principal socio comercial. Virginia Petrova Georgieva, especialista en derecho internacional del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, aseguró que “Estados Unidos está bastante preocupado por este fortalecimiento de la influencia comercial, política e ideológica de Rusia en América Latina. Sí puede tener un impacto”.

China es el segundo socio comercial de México en el mundo desde 2003, mientras México es el segundo socio comercial de China en América Latina.

 “Rusia puede ofertar a México diferentes productos sobre todo tecnológicos. Los mexicanos pueden volar en los 22 aviones rusos de las flotas de la compañía Interjet. Además, en Nayarit y Jalisco hay empresas hidroeléctricas donde trabajan nuestras máquinas de la compañía Silovye Machini. La electricidad de hidroturbinas se produce para beneficio de (los) mexicanos. Además, las compañías rusas venden metales y fertilizantes. Por su parte, Rusia necesita productos agropecuarios que no crecen en su territorio como la papaya, piña, limones y naranjas.

 y, ya Serrano Mancilla del Grupo Podemos le esta asesorando y sabemos de lo contradictorio del gobierno bolivariano de Venezuela que ha declarado una hambruna. Y difícil situación del país.

Trump, tiene admiración por Putin y ambos buscan acuerdos para unificar criterios sobre Latinoamérica y avanzar en un política unitaria, es un aire fresco para los países que anhelan una mejor democracia, alejados de Nicolás Maduro, por sus herejías y contrastes ante el mundo progresista, aunque mantiene su popularidad y cumplimiento de los programas sociales, el gran problema para ´el, es el militarismo venezolano

China y Rusia han aumentado su relación comercial con América Latina, incluyendo México

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (548 noticias)
Visitas:
4114
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.