Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

El rincón de... Nicolás Castellano

26/09/2017 10:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Carlos Fuentes

Fotografías por Jonay P. Matos

Nicolás Castellano hace bueno el aserto de Scalfari ("periodista es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente") e informa en la Cadena Ser sobre migraciones, conflictos internacionales y crisis humanitarias. Es autor del libro Me llamo Adou, la vida del niño de Costa de Marfil que en 2015 intentó entrar en España escondido en una maleta. Curtido con los cayucos que venían a Canarias, este reportero de Telde ha cubierto, entre otros asuntos, el terremoto de 2010 en Haití, el accidente nuclear en Japón en 2011 y, hace un par de meses, la hambruna en Somalia. Visitamos tres de sus lugares en Gran Canaria.

Melenara

image

Dice Nicolás Castellano que aquí empezó todo. En el barrio de Melenara, junto al mar. "En esta arena negra y estos riscos aprendí algunos valores fundamentales para enfrentarme a la vida. De aquí es mi familia materna, con el gran Chele como patriarca, uno de los marineros más queridos". Melenara es su campamento base. "Nada más avistar la playa, uno olvida todo el estrés, la mochila agotadora que pueda traer del viaje. Barrio humilde y acogedor, Melenara es mi casa, mi familia, mi infancia, mi juventud, mis mejores amigos. Llenar los pulmones aquí me carga las pilas para mucho tiempo. No hay ocasión que no visite el barrio cuando paso por la isla".

Telde

image

En su pueblo, en el barrio de San Francisco, el periodista reivindica el patrimonio histórico de Canarias. "Es una joya, uno de los cascos antiguos más bonitos y mejor conservados de las islas. Sus calles empedradas, sus cruces, sus leyendas de espíritus y correrías hacen para mí un sitio casi mágico. Siempre que tengo visitas en la isla vamos a San Francisco, de la arquería del acueducto que viene desde San Juan hasta la plaza con la fuente de piedra". El paseo culmina junto al viejo convento franciscano para contemplar las vistas del Barranco Real y las cuevas de Cendro. "Desde aquí también se ve Tara. Es como tener delante algunos puntos fundamentales de la historia prehispánica de la isla".

El Confital

image

En la ciudad, Nicolás Castellano elige la frontera. Entre el asfalto y el mar. "Cuando llegué a Las Palmas de Gran Canaria un descubrimiento fue El Confital. Salía a correr por Las Canteras y llegaba hasta El Confital. Rodear la península de la Isleta por el oeste es un lujo. La brisa, los surferos, los pescadores... es como salir de la ciudad pero estando plenamente en ella. Ojalá la ciudad vaya recuperando estos terrenos, estos volcanes y este paisaje. Es un lugar que merece ser de disfrute de todos los ciudadanos y visitantes. El Confital y la Isleta son dos de los tesoros de la ciudad, y ver la playa cuando estoy ya de regreso me carga mucho las pilas. Esa vista privilegiada de la barra y de todo el frente de edificios de la mejor playa urbana que conozco, junto a la de La Concha".


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (1170 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
3571
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.