Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Gonzalez Ordoñez escriba una noticia?

Revolución en tiempos de cólera

20/02/2011 17:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo sucedido en Egipto y Túnez han dejado al descubierto una situación insostenible en términos de pobreza, desigualdad social y sometimiento dictatorial, que se combina con un debilitamiento de la presencia política de los EEUU país que tutelaba dichos regímenes en la región

En el presente escrito vamos a tocar el tema del movimiento social emancipador que por estos días se desarrolla en gran parte del mundo árabe africano, la rebelión social que se inicio en Túnez con la expulsión del poder Zine El Abidine Ben Alí por la revuelta popular se extendió a Egipto con las históricas jornadas iniciadas del día de la ira o de la cólera y que trajo como corolario la salida obligada de Hosni Mubarak luego de 30 años de servir como Alfil en los intereses del imperio yanqui y sus aliados sionistas.

En esta estratégica región de vital importancia para el suministro energético, por hallarse allí grandes reservas petroleras, igualmente otros minerales y el canal de Suez indispensable para el transporte comercial y la movilización militar de las llamadas grandes potencias, actualmente en Yemen la rebelión amenaza con ir más allá, lo propio sucede en Bahréin y por primera vez en muchos años en Libia.

Mirando aquellos sucesos en pleno desarrollo nos recuerda la revuelta popular del 27 y 28 de febrero del año 1989 en Venezuela, aquel año se detono una explosión social contenida por siglos donde hubo una autentica manifestación de cólera colectiva, conicidencialmente la situación actual de muchos de esos países están igual que estuvo Venezuela para la época, donde el agua, la sanidad, educación y el hambre la pobreza eran escalofriantes, en el caso de los países árabes están acompañados de monarquías despiadadas y represivas o dictaduras de extrema derecha receptoras de “ayuda” americana al igual que la Venezuela del 1989, en aquel momento el rechazo se manifestó en “motines de sobrevivencia”. Y hacemos la analogía por que actualmente se presenta una situación similar en dichos acontecimientos.

En estas rebeliones espontaneas no se plantean la toma del poder político como objetivo, como su fin; las escuálidas vanguardias políticas de la izquierda Arabe no han sabido canalizar las revueltas y sucede que estas revoluciones populares les están entregando el poder a unos actores políticos vinculados a los mismos intereses tanto de clases con en lo internacional, de los recién derrocados. En los últimos días los laboratorios desestabilizadores de gobiernos progresistas en América Latina se han propuesto homologar una situación similar en Venezuela con el fin de crear una supuesta revuelta artificial para provocar una intervención extranjera, para ello han activado un pequeño grupo de jóvenes de ultra derecha y mediante una híper cobertura mediática prepara el terreno de la opinión pública internacional, usando para ello a personeros de la OEA y algunos connotados legisladores del Tean Party norteamericano y uno que otro fascista español. Se volvieron a equivocar por que las crisis político-sociales, no se fabrican artificialmente en las pantallas de los televisores o en las páginas de los diarios o mediante la red virtual u otros medios radioeléctricos.

Por el contrario lo sucedido en Egipto y Túnez han dejado al descubierto una situación insostenible en términos de pobreza, desigualdad social y sometimiento dictatorial, que se combina con un debilitamiento de la presencia política de los EEUU país que tutelaba dichos regímenes en la región.

Para dejar claro por qué será un fracaso este nuevo intento desestabilizador afincado en los medios de comunicación y la ofensiva diplomática capitalista enumeraremos lo siguiente:

En primer lugar la falta de trabajo, la desocupación y la pobreza. En todos estos países -Egipto, Túnez, Yemen, Jordania, Argelia- un alto porcentaje de sus poblaciones está por debajo de la línea de pobreza, mientras que la tasa de desocupación no es en ningún país menor al 15 por ciento. Todos registran carestía de la vida por el alza incontenible de los alimentos y productos básicos que consume la población, caso diferente es el de Venezuela donde todos los índices desarrollo progresivamente han sido superados y han sido certificados por la ONU.

En segundo lugar la cuestión democrática. En todos los casos se trata de gobiernos autocráticos, despóticos y corruptos que llevan dos o tres décadas largas en el poder. Los incipientes procesos democráticos que surgieron han sido conculcados por la usurpación que de ellos hicieron regímenes autoritarios sostenidos por las potencias imperialistas de occidente, en algún caso incluso aliadas con el fundamentalismo religioso islámico. Caso diferente al de Venezuela donde hay una madurez democrática que el pueblo ejerce de acuerdo a la constitución Bolivariana.

Por último mientras no tengan un proyecto de país que proponer se quedaran en ofertas sin ningún tipo de arraigo, traídas de los cabellos, fuera de la realidad, pues no parten de necesidades reales (caso de hacer ver delincuentes como presos políticos) de igual modo la falta de liderazgo y arraigo en el pueblo los llevaran de fracaso en fracaso. Ordonez47@hotmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Gonzalez Ordoñez (38 noticias)
Visitas:
363
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.