Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vozdevanguardia escriba una noticia?

La Revolución Anti-soberana

25/06/2012 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La nueva liturgia oficialista que desde una adoración e idolatría enfermiza se oficia en torno a "este Bolívar", como refiere el señor de la propaganda roja al aire frente a la foto de Chávez, llega a niveles insólitos de paroxismo y paradoja.

Paroxismo, porque la exaltación y endiosamiento de la figura de Chávez, operación de cirugía egolátrica intensiva que tiene una década en nuestro quirófano psicosocial, así como ha profundizado el deterioro institucional del país, mientras se refuerza un personalismo y centralismo que hace cada vez más lerda e ineficiente la gerencia de lo público, vive hoy un intento de respirar un último aliento, ante la ausencia y silencio del otrora mordaz e incontinente orador supremo.

El uso del video, la edición y la transmisión en vivo y directo o grabaciones, en cadena y con la escenografía del despacho de turno y de los ministros, más en plan de obedientes "muppets" titiritericos que de asesores o expertos críticos, intentan ocultar el silencio del gran charlatán, Big Brother emboinado.

Tantos años edificando un Estado "socialista" a su imagen y semejanza, a la medida de sus deseos jurásicos, para que su condición actual, vea la fragilidad de dicha obra, y los enfrentamientos soterrados de quienes aspiran a heredar (o a arrebatar) el poder "revolucionario".

El gobierno aprueba leyes como fabrica promesas, sin empacho y a granel, con la vana ilusión de aplanar los escollos de la crítica, la disidencia y la obstinada realidad a su pretensión de destruir cualquier vestigio de empresas privadas, emprendimientos particulares y otras expresiones individuales o colectivas de una economía de mercado que se van reduciendo a una mínima expresión, bajo el peso de la creciente barriga del Estado controlador, expresión de un ansia y apetito corporativista y colectivista de dominio de la economía y la sociedad.

Pero síntomas de fluctuaciones y vaivenes en el mercado petrolero, aunado a una sobreoferta y a las particulares coyunturas críticas y recesivas en algunos epicentros del mundo occidental, vuelven a prender las alarmas, y sobre todo, a dejar en evidencia la enorme fragilidad económica en la cual nos ha ubicado la actual administración.

Se ufana el Presidente de poner a sonar su disco rayado del "imperialismo, pitiyanquismo, majunchismo, " para defender su supuesta lucha por la independencia y soberanía nacional, pero los hechos se encargan cada vez con más nitidez de rebatirlo y agrietar su disfraz patriotero.

Aumento del endeudamiento público a niveles preocupantes; créditos acordados con la República China, cuyos términos y condiciones se sospechan lesivas y pesadas para nuestra futura liquidez petrolera; incapacidad para aumentar y fomentar la producción nacional en no pocos rubros y sectores, mientras se expropian, estatizan y quiebran empresas y aumentan las importaciones y, por ende, los empleos en otros países; armas y fusiles con "innovaciones" rusas fabricadas en suelo patrio como respuesta a los retos del desarrollo global de hoy, mientras los países que están creciendo han entendido hace rato que son las "almas" y espíritus alimentados con educación, y talento estimulado los pilares del triunfo en la sociedad del conocimiento; sumado al mayor sometimiento de todos los tiempos de un gobierno venezolano a una nación extranjera, como es el caso de nuestra relación con Cuba, convierten las palabras del Presidente Chávez en verdaderas joyas del descaro, en expresiones de un discurso que pretende ocultar, sin éxito, el nuevo neocolonialismo caribeño que él mismo ha alentado en favor de la rancia dictadura cubana, cuyos agentes hoy estarían presentes en varios cargos y funciones de la Administración Pública en puestos estratégicos, en términos del interés y la defensa nacional.

He allí otra razón para cambiar este gobierno. He allí otra muestra de la mentira que enarbola como filosofía de comunicación y acción política. Son otros los vende-patria. Son otros los que, disfrazados de nuevos "próceres" neoindependentistas, condenan al país al atraso y al aislamiento mundial.

Por todo eso y mucho más, es esta, sin duda, una revolución anti-soberana.

@alexeiguerra


Sobre esta noticia

Autor:
Vozdevanguardia (235 noticias)
Fuente:
vozdevanguardia.blogspot.com
Visitas:
755
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.