Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

Retracto como ritual de identidad, continua con su exposición: ‘ RETRATO -back to the portrait- GBG ARTS’

17/06/2010 11:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es un hecho científico: el ser humano está programado genéticamente para buscar y reconocer rostros humanos. Incluso en formas elementales y abstractas: dos puntos y tenemos un hombre que nos mira. Una pequeña línea curva y ya nos sonríe. Por eso vemos el famoso hombre de la luna, fantasmas casi humanos en la noche, semejanzas en las siluetas. Nos vemos a nosotros mismos, en medio de infinitas formas.

En el comienzo de los tiempos, el hombre, que apenas construía un lenguaje, que inventaba una forma de sociedad más allá de la manada, jamás vio su propio rostro. Pasaron miles de años antes de que un metal pulido le devolviera su mirada de asombro y reconocimiento. Ya elaborado por los antiguos egipcios, etruscos y romanos, de todas maneras a finales del siglo XVIII eran pocas las familias que podían darse el lujo de tener un espejo en casa. Así pues, la imagen del individuo estuvo siempre condicionada por la familiaridad que estableciera con el otro. El era, en cierto sentido, la mirada del otro, trascendiendo a todos los planos: intelectual, físico, emocional, espiritual.

Más sobre

En nuestro subconsciente como especie tiene todavía un enorme poder el hecho de que primero nos vemos en otro rostro: el niño que ve a su madre con la inocencia de pensar que él es un todo con ella. Luego viene la angustia de saberse "otro" y la necesidad de establecer una identidad, de enseñar un "yo" al mundo. Comienza la seducción del espejo, la fascinación y el temor de su yo físico, la dictadura del ego.

Fotografía: Franco Mendoza

var flashvars = {}; flashvars.file = 'http://conartedevenezuela.com.ve/correo_cultural/wp-content/plugins/wordpress-gallery-slideshow/org/myplugins/slideshow/getxml.php?attr=id^14379#'; flashvars.rotatetime = '5'; flashvars.autostart = 'true'; flashvars.backcolor = '0xFFFFFF'; flashvars.frontcolor = '0x000000'; flashvars.lightcolor = '0x000000'; flashvars.screencolor = '0x000000'; flashvars.screenalpha = 'false' flashvars.logo = ''; flashvars.transition = 'bgfade'; flashvars.shuffle = 'false'; flashvars.overstretch = 'false'; flashvars.shownavigation = 'true'; flashvars.height = '400'; flashvars.width = '600'; var params = {}; params.allowFullScreen = 'true'; params.wmode = 'transparent'; params.menu = 'false'; var attributes = {}; swfobject.embedSWF ('http://conartedevenezuela.com.ve/correo_cultural/wp-content/plugins/wordpress-gallery-slideshow/org/myplugins/slideshow/imagerotator.swf', 'slideshow_1', '600', '400', '9.0.0', false, flashvars, params, attributes);

Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (14152 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
232
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.