Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Repunte de los casos de legionelosis por el cambio climático: "Se ha llegado a cotas nunca antes alcanzadas"

0
- +
07/02/2020 01:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Subida del nivel del mar, fenómenos meteorológicos extremos, sequías, inundaciones, extinción de especies... El cambio climático amenaza el planeta y sus efectos son omnipresentes. Tampoco las enfermedades escapan a su influencia y, entre ellas, la legionela ha experimentado un repunte significativo en España y Europa en los últimos años.

El aumento de las temperaturas y de las fuertes lluvias producidas por el cambio climático son, advierte la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), uno de los factores que ha propiciado una mayor incidencia de la legionela, que ha dejado cifras "alarmantes". En 2018 se registraron en Europa un total de 11.343 casos, un 57% más de los documentados en 2007, según datos del European Center for Desease Control (ECDC).

En España, el incremento del número de casos es también elocuente. En 2018, el ECDC detectó 1.513 casos, algo más del doble de los registrados en 2011. Con esta cifra, España se convirtió en el segundo país más afectado por la legionela en términos porcentuales, solo por detrás de Italia.

"Impacta observar el repunte de los casos registrados en los últimos años, hasta el punto de alcanzar cotas que no se habían alcanzado nunca con anterioridad", recalca Navalón, que incide en la necesidad de "reforzar los planes de control ante esta nueva situación". Asimismo, advierte de que estas cifras del ECDC pueden verse afectadas por una mejora en los reportes de los casos.

Ya en 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) evidenció una relación directa con el cambio climático, que también señaló que los periodos de lluvias parecen estar igualmente relacionados.

Desde que en 1976 la legionelosis fue descrita por primera vez después de un brote epidémico de neumonía entre miembros de la Legión americana en Filadelfia, esta enfermedad ha presentado ciertas dificultades para su caracterización, explica Navalón. No está claro, por ejemplo, a qué obedece la diferente incidencia por sexos o por qué algunas cepas son más virulentas.

La legionelosis afecta más a hombres que a mujeres, y a personas de edad avanzada más que a jóvenes. De hecho, más del 80% de los casos registrados en España en 2018 se dieron en ciudadanos de más de 45 años, y casi la mitad del total de los enfermos tenían más 65.

Esta especial incidencia entre las personas de más edad responde, probablemente, al debilitamiento del sistema inmunológico asociado al envejecimiento, pues también los sujetos inmunodeprimidos constituyen un colectivo de riesgo.

Más sobre

En cuanto a la distribución geográfica, los países más afectados en Europa son los del arco mediterráneo, a causa de las elevadas temperaturas y las condiciones de humedad. En España, las tasas de infección más elevadas corresponden a Aragón, Cantabria, Cataluña, Euskadi y La Rioja, según un informe del Instituto de Salud Carlos III.

Se trata de una enfermedad infecciosa provocada por la bacteria legionela, que puede cursar con dos cuadros clínicos diferentes: la fiebre de Pontiac, que es la forma más leve y cursa de forma benévola y similar a un catarro, y la neumonía, que provoca calentura muy alta y es de obligado reporte.

El mecanismo de difusión de la legionela es a través de partículas de agua contaminadas por la bacteria y el individuo puede enfermar al inhalarlas, pero no al beber agua que la contenga. No se contagia entre personas ni de animales a seres humanos. Asimismo, matiza Navalón, es difícil que alguien con el sistema inmunitario sano se infecte.

En agua fría la bacteria está presente, pero no activa. Su máximo ciclo vital se obtiene entre los 30 y 45 grados, que son las condiciones óptimas para su multiplicación, resalta el portavoz de la Anecpla.

Para reducir el contagio, es imprescindible evitar concentraciones elevadas de legionela, para lo que hay que realizar un "programa de tratamiento continuado y adecuado" de las instalaciones, detalla Navalón. Es preciso huir de las condiciones ambientales que favorezcan la colonización, multiplicación y dispersión de la bacteria, como temperaturas entre 25-45ºC o estancamiento de agua.

Además, la Anecpla llama a tener cuidado con las torres de refrigeración, los sistemas de distribución de agua caliente sanitaria o condensadores evaporativos, pues son considerados como potenciales amplificadores de legionela. Por eso, invita a realizar limpiezas y desinfecciones, tanto periódicas como iniciales.

Estas recomendaciones son aplicables a los domicilios -origen de "muchas de estas infecciones"- y espacios públicos, como hospitales, instalaciones deportivas o spas.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (22686 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.