Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fran Laviada escriba una noticia?

Relatos en CUARENTENA (XI).

23/08/2020 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

3-Y todos cambiaron para peor.

Blancanieves se convirtió en Bruja, pero de las malvadas, de blanca ya no tenía nada, era más negra que el carbón.

Y los enanitos, pegaron un cambio de narices, y también para mal, igual que la encantadora muchacha (ahora reconvertida en Hechicera perversa) y se fueron transformando. Al mismo tiempo que la sociedad, enchironada en sus domicilios para no contagiarse (pero la maldad ya existía antes del nuevo virus y de esa pandemia no hay mascarilla que nos proteja, aunque sea de acero).

Y poco a poco, aquellos seres diminutos se fueron transformando, sin duda alguna, para peor.

Sabio , el jefe, que lideraba al grupo con erudición, ahora se ha convertido en un auténtico dictador, de esos que dice: ¡Aquí se hace lo que yo digo y punto! Además, pertenece al grupo de los que van de iluminados por la vida, que creen que lo sabe todo, y se ha pasado de listo, que es el camino más corto para transformarse en un imbécil.

Gruñón , que era un enano con la cabeza un poco dura, que aparentaba ser malo, pero que en el fondo, tenía buen corazón. Ahora es de esos que protesta por todo, que se enfada siempre que no le dan la razón, y además se ha vuelto agresivo y faltón.

Tímido , que antes casi no abría la boca por no molestar, y que incluso se ponía colorado si tenía que hablar en público, ahora se mete en todas las conversaciones sin falta de que lo inviten. Además se ha convertido en un auténtico caradura, vamos, que tiene un morro que se lo pisa. Y si antes era un romántico empedernido, ahora en su relación con las mujeres (enanas), ha dejado a un lado el sentimentalismo, y va a lo práctico, es decir, todo lo que vuela, a la cazuela, aunque para ello haya tenido que convertirse en un hipócrita.

Dormilón , que antes no se enteraba de nada, pues se pasaba casi todo el tiempo adormilado, ahora anda más despierto que nunca, y lo que hace es esperar a que los demás se duerman, a ver que les puede mangar. En fin, al final se ha transformado en un auténtico chorizo.

Bonachón , un enanito que antes era alegre y feliz. Ahora se pasa el día muy triste y su vida según dice, se ha convertido en algo desgraciado. Nadie sabe lo que le ocurre. Antes tenía ganas de jugar y divertirse, y ahora se pasa el tiempo aburrido sin hacer nada (algo parecido, a muchos políticos). Y ha cambiado su brillante sonrisa de antaño por un careto avinagrado, que no hay quien lo reconozca.

Mudito, ahora resulta que habla hasta por los codos. No da callada. Y allá por donde va suelta unos rollos insoportables, que acaban por levantarle un terrible dolor de cabeza a cualquiera que tenga la paciencia de escucharlo. Ha pasado de ser Tontín, a Tonto del culo.

Mocoso , era alérgico y lo sigue siendo. Se pasa el día estornudando, y en vez de utilizar mascarilla (y con más motivo, en los tiempos que corren), se pasa el día metiéndoles el miedo a los demás enanos, que piensa que tiene el puñetero virus, es decir que no los deja vivir en paz, pero se ha vuelto tan puñetero que disfruta con ello.

¡Joder con el Coronavirus de los cojones...!

Continuará...

Fran Laviada


Sobre esta noticia

Autor:
Fran Laviada (515 noticias)
Fuente:
fran-laviada.mozello.es
Visitas:
1074
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.