Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Ralentiza tímidamente Israel subida en el sector inmobiliario

28/06/2011 01:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El gobierno de Israel y el banco emisor han conseguido ralentizar, aunque aún tímidamente, la subida sin precedentes de los últimos tres años en el mercado inmobiliario israelí, con un paquete de medidas de excepción. La intervención directa en el mercado, cuestionada por los círculos capitalistas y liberales, ha sido necesaria para frenar una posible burbuja que amenazaba la estabilidad de la economía israelí y su fugaz salida de la crisis económica mundial casi sin consecuencias. Desde que se aprobaron las primeras regulaciones en mayo se ha registrado un descenso en la demanda de nuevas propiedades. Y el gobierno espera que se vaya moderando hasta anular definitivamente el impacto que la subida de precios -más de 50 por ciento- está teniendo en la inflación y en la inestabilidad general del sector. El primero en intervenir fue el Banco de Israel, que de la mano de su presidente, Stanley Fischer, ex candidato al cargo de director general del Fondo Monetario Internacional, vislumbró una posible burbuja a mediados de 2010, y advirtió al gobierno de Benjamín Netanyahu, que de no intervenir lo haría él. "Siempre preferiremos que el gobierno equilibre los precios por medio de la oferta, pero si no es así nosotros tomaremos medidas", suele decir Fischer, que al final hizo lo uno y lo otro por el agravamiento de la situación en el primer trimestre de 2011. El retraso del gobierno, reacio a adoptar medidas poco populares, le llevó a restringir severamente en mayo la concesión de hipotecas de riesgo, de forma que fuera imposible obtener préstamos con interés variable para evitar un fenómeno similar a la crisis de las subprime en Estados Unidos. "Si esto sucediera tendríamos un serio problema para eludir los logros de los últimos tres años", dijo Fischer el mes pasado en la comisión económica del parlamento al defender su política intervencionista. Las nuevas regulaciones limitan la proporción de la hipoteca de riesgo al 33 del valor requerido para, declaró el presidente del banco emisor, "bajar el riesgo que los prestatarios asumen", por el temor de que la gente no entienda que una subida de los intereses variables incrementará sus devoluciones y arriesgará la liquidez de los bancos. “Estamos protegiéndoles a ellos y al sistema financiero", aseguró sobre el riesgo que representan los 240 mil millones de shekels (71 mil millones de dólares) que los bancos tienen en hipotecas. Por ahora, la estabilidad y desarrollo del mercado (este año crecerá por encima del 4.0 por ciento) no amenaza las devoluciones, pero en situación de recesión muchos deudores podrían caer en la suspensión de devoluciones. Desde la pronunciada bajada del precio del dinero a finales de 2008 para hacer frente a la crisis, los intereses han subido de forma vertiginosa y el 80 por ciento de la deuda hipotecaria de los israelíes está en hipotecas de intereses variables, es decir que tienen ahora mayores devoluciones. La medida afectó a las parejas jóvenes, y Fischer instó repetidamente al gobierno a que incremente la oferta para contrarrestar el inflado mercado. "Damos un mazazo de cinco kilos, el martillo de 10 kilos queda por ahora en el bolso", fue la descripción que a principios de este mes hizo el ministro de Finanzas, Yuval Stenitz, al anunciar su plan de acción frente a la siempre creciente demanda. Entre sus medidas están las de favorecer la propiedad destinada al uso como vivienda y no con fines de inversión, y ha dado una exención de veinte meses para que 50 mil apartamentos de uso empresarial regresen al mercado, libre de impuestos, para uso familiar. Subsidios a la construcción en zonas periféricas más pobres y bonos de unos 30 mil dólares a familias poco pudientes que compren en esas zonas son otras de las medidas. Estas dos decisiones, recién implementadas, permitirán al gobierno copar con la demanda a corto plazo, es decir hasta que la liberalización de suelo pase los procesos burocráticos necesarios y nuevos proyectos puedan ser comenzados. La oferta de nuevas viviendas en Israel, alrededor de 45 mil este año, debería ser suficiente para sus 7.4 millones de habitantes, y lo que ha empujado la demanda ha sido tres años de crisis mundial con intereses bancarios tan bajos que el inversor promedio ha desviado su dinero a la propiedad inmobiliaria. En cualquier circunstancia, si las medidas no producen el efecto deseado, el vicepresidente del Banco de Israel, Tzvi Eckstein, ha asegurado esta semana que "no dejarán que se produzca una burbuja". Indicó que si llega a ser necesario el controlador de bancos limitará las hipotecas a un porcentaje del precio de la vivienda.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (23737 noticias)
Visitas:
1012
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.