Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Libertad Crítica escriba una noticia?

¿Dónde se quedó el diálogo en Cataluña?

14/02/2020 12:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Cuál es la solución del problema de convivencia que hay en Cataluña? ¿Está la solución en imponer un art.155 más duro o en el diálogo?

Por José A. Fernández,

redactor de Libertad Crítica.

Desde hace años llevamos escuchando a diferentes políticos de distinto signo en nuestro estado español, hablar o quizá proponer soluciones al problema catalán y lo hacen con un discurso que nos puede hacer creer que sus propuestas o su propuesta es la más adecuada para encauzar esta crisis, una crisis política que prácticamente no tiene un ejemplo similar que conozcamos al menos en lo que es Occidente.

Como he dicho, venimos escuchando a nuestros políticos incluso a los políticos catalanes plantear lo que parecen soluciones, desde los propios independentistas que enarbolando la bandera de la democracia proponen que “el pueblo catalán tiene que decidir su futuro” y esto lo planean llevar a cabo a través de un referéndum como ya conocemos.

Luego podemos ver dentro de los políticos más de ámbito nacional podríamos decir, algunas ideas para aplacar esta situación y son ideas que según el partido van prácticamente de un extremo a otro y ahí podemos ver a los partidos encuadrados dentro de la derecha que defienden una aplicación del artículo 155 de la Constitución para así cesar a aquellos que promueven “el golpe de estado”, y de esta manera creen o hacen creer que el problema desparecerá, pero lo que no cuentan es como van a “cesar” también a 2 millones de personas y tampoco nos dicen cuanto tiempo podrían prolongar la suspensión de esa autonomía catalana ya que tenemos que recordarles que la Constitución no prevé una suspensión de una autonomía en un largo plazo de tiempo como así pretenden algunos partidos que defienden la aplicación de ese artículo. 

Fuente: lavanguardia

Si miramos hacia el ala izquierda de la política española vemos algunas ideas también propuestas para solucionar esa crisis catalana. Aunque en los últimos tiempos y tal vez como consecuencia de su alianza en el gobierno, PSOE y Podemos, podemos decir que han unificado algunas posturas en la cuestión catalana al concebir España en la actualidad por parte de ambos partidos como un “Estado o País plurinacional”. Pero no podemos olvidar que ambos si han mostrado desde siempre algunas diferencias sobre la manera en cómo abordar de una forma clara lo de Cataluña. El PSOE no parece tener una idea muy clara ya que o bien han planteado una federalización del Estado o bien han propuesto realizar un nuevo “Estatut”. 

Podemos quizá es dentro de la izquierda quien lleve un programa más “radical” como solución a la cuestión catalana ya que como hemos podido ver casi desde que emergió ese partido, la defensa de la celebración de un referéndum sobre la independencia y no solo eso sino ir más allá e implementar ese “País de países” en España, es decir, España como un Estado plurinacional, un tipo de Estado que nunca han explicado cómo se articularía y quién o qué territorios serían nación o simplemente autonomías, aunque podemos deducir que ese Estado plurinacional o esa “nación de naciones”, no es otra cosa que el otorgamiento y reconocimiento de soberanía propia de ciertos territorios y que puedan decidir su vinculación con el Estado mediante negociación bilateral.

Esta “gran reforma” del Estado destinada a convertir España en una confederación, llevaría a una profunda reforma de la Constitución y eso es otra cuestión que no explican ya que esa reforma constitucional debería ser aprobada por todos los españoles.

En estas palabras no pretendo dar una solución al problema catalán, básicamente porque no la tengo, ni yo mismo sé que habría que hacer o cómo proceder para ello. Todo lo que yo pueda expresar es opinión y mi forma de ver las cosas. 

 

Para empezar, pienso que la política debe ser diálogo y no enfrentamiento y en el tema de Cataluña en la actualidad veo que hace falta ese diálogo, aunque dada la situación y los políticos que tenemos tanto independentistas como no independentistas veo un fracaso en ese diálogo porque las posiciones que se defienden son muy extremas y nadie quiere ceder demasiado y aunque una parte si lo está haciendo, nunca podrá hacerlo del todo, mientras esos otros sigan con sus exigencias sin echarse atrás en ninguna, creo que no se llegará a ningún entendimiento.

Desde hace algunos años cuando empecé a conocer cosas de la política me interese mucho por lo que sucedía en Cataluña, trate de averiguar cuáles eran las raíces del problema y pensé que bien la solución podría estar en la celebración de un referéndum sobre la independencia como así pedían los propios líderes independentistas y esta creencia la tuve en su momento unida a lo que se había visto en Escocia en 2014. Así lo creo a día de hoy todavía en relación al referendum, aunque soy consciente de que todo ha cambiado y para peor porque ni la realidad jurídica española es igual a la británica ni Torra que es el actual presidente de Cataluña es Nicola Sturgeon.

Por eso quizá dejo a la utopía la resolución del conflicto catalán, si entendemos la utopía como algo irrealizable o inalcanzable porque sabemos que este problema no se resolverá de la manera en que se hizo en Escocia o el Quebéc, es decir, con un acuerdo satisfactorio entre los gobiernos y una solución democrática implementada en el territorio en cuestión y también reconocida por ambas partes de la sociedad. Eso aquí puede que ya no lo veamos porque el Estado no puede otorgar el dar la voz a una parte del territorio y en el hipotético caso de que pudiera hacerlo, ¿Se aceptaría el resultado fuese cual fuese? En mi opinión yo pienso que no ya que las noticas que tenemos de esa región dan muestra de un aumento del radicalismo y pienso que sería difícil que aceptaran una derrota por la mínima como así sucedió en el caso del referéndum del Quebéc de 1995 en el que la parte independentista perdió por unas décimas solo.

Considero España una sociedad avanzada al igual que otras en Occidente, pero creo que sus soluciones políticas aquí son utopía y lo vemos en muchos casos, sobre todo en la manera de resolver problemas políticos. Aquí por una u otra parte como vemos la política se basa en la imposición más que en el diálogo porque mientras una parte de nuestros políticos en el caso de Cataluña intentan imponer la Constitución, otros intentan imponer la independencia, el referéndum y hasta la unilateralidad como lo único posible.

Ya quisiéramos tener en este país un independentismo como el escocés que aunque tenga pretensiones parecidas al independentismo catalán difieren de este en la manera en que ceden con el propio Estado británico y con la otra parte de la población escocesa y no imponen la independencia o el referéndum a la fuerza y también desearíamos tener unos políticos nacionales que fuesen más unidos a la hora de reformar ciertas leyes y no usaran lo de Cataluña para enfrentarse entre ellos y enfrentarse también con los líderes catalanes. En definitiva, ya quisiéramos que uno de nuestros políticos fuera Jean Chrétien (Primer ministro canadiense entre 1993 y 2003 y líder del Partido Liberal de Canadá). Por eso prefiero dejar la solución a la utopía.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Libertad Crítica (13 noticias)
Visitas:
4958
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.