Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Matiasmar escriba una noticia?

La última puerta de contención de la anarquía . El sistema metro de Caracas-

20/08/2016 01:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La última puerta de contención de la anarquía -el sistema metro de Caracas- cede ante el empuje implacable de tantos miserables que pululan nuestra patria y a los ojos del inepto y permisivo gobierno que tenemos

LA ÚLTIMA PUERTA DE CONTENCIÓN DE LA ANARQUÍA -EL SISTEMA METRO DE CARACAS- CEDE ANTE EL EMPUJE IMPLACABLE DE TANTOS MISERABLES QUE PULULAN NUESTRA PATRIA Y A LOS OJOS DEL INEPTO Y PERMISIVO GOBIERNO QUE TENEMOS

Tal y como lo expresa el título del artículo, somos testigos de la arremetida de una horda salvaje que agrede ahora con más fuerza y ferocidad al sistema metro de Caracas, en sus distintas modalidades: metro, metrobús, sistema teleférico, y otros.

En el metro ya se convirtió en normal el tránsito molestoso de los vendedores de caramelos u otras golosinas, lápices, cintas adhesivas, y pare de contar. Un día de estos, con mucha seguridad veremos que ante nuestros atónitos ojos, se pare un carrito de perros calientes, y la gente en tropel haga su pedido, “…uno sin cebollas por favor…”, se escuchará a otro decir “el mío full mostaza…”, y así, aquello que una vez fue el orgullo de los caraqueños y venezolanos todos, muera con sumo dolor.

Quizás no sea un carrito de perro calientes, sino, esta vez se pare ante usted un chichero…”señor la mía con ajonjolí por favor…”, “con poco hielo…” dirá otro.

¿Qué te pasó metro de Caracas?, si fuiste hermoso y caballero, la anticultura entró en ti, las damas hermosas irradiaban alegría al entrar a tus aposentos, ahora las mismas damas hermosas huyen de ti, otras damas chabacanas ocupan ahora tus pasillos, y hombres extraños, malolientes, agresivos, irrespetuosos y hasta conspiradores, transitan de aquí para allá, atropellando a la gente decente.

Miro hacia arriba, miro hacia abajo, miro de lado, miro atravesado y lo que veo es una enorme masa de gente sufrida y molesta, porque unos pocos degenerados les atropellan, violan sus derechos, y nadie, absolutamente nadie es capaz de llamarles la atención. Entre ellos: los que le meten el pie a las puertas, o las descuadran, los que comen dentro de los vagones, a sabiendas que está prohibido. quienes consumen licor, los abusadores que ocupan los puestos azules y después de las 8:00 pm, si usted se monta y es de la tercera edad, o discapacitado, no le dan el puesto, aquellos que te empujan hasta aplastarte y dejarte pegado contra un tubo, porque el irracional no podía esperar otro vagón, y te queda la cara por un lado, un brazo cruzado entre tres brazos más, que casi besas a la dama de enfrente, que te mira feo porque cree que te vas a aprovechar de ella, los carajos que no se bañan y esparcen su melodía malosa de su violín frente a tus fosas nasales, pero como no puedes moverte para ningún lado, resignado respiras por la boca porque sientes que el vómito casi se te sale y tienes que contenerlo.

La última puerta de contención de la anarquía -el sistema metro de Caracas-

¡Horrible!, cuando te das cuenta que el fulano conductor paró el tren en medio de dos estaciones, sin motivo aparente. Transcurren uno, dos, tres, cuatro y hasta cinco minutos y escuchas: “se les informa que en breves instantes iniciaremos movimientos…”, pero son cinco minutos “calándote el iolín”, o con un carajo pegado detrás de ti que lo que falta es que te haga una proposición amorosa, y no puedes moverte.

Por otro lado, los trabajadores del metro eliminaron la entrada por la puerta grande y habilitaron un torniquete supuestamente para los usuarios de la tercera edad y con discapacidad, pero una gran mayoría de “vivos” e irresponsables, con sus “caras bien lavadas” pasan por allí, con rostros de altanería.

En el sistema de metrobus, concretamente en las líneas de Manicomio y Lídice, al oeste de la ciudad, servicio que tiene no más de cinco años funcionando y con la cual las comunidades de estos sectores están muy agradecidas, sucede ahora, que la paz, o “el sano ambiente que se respiraba en el metro”, ya no lo tenemos. Los jóvenes conductores en su gran mayoría nos someten a una tortura sónica con sus “reguetones” (el ritmo preferido). En varias oportunidades les he formulado el reclamo. Los otros usuarios además son –como dice un amigo mío- “boca abajo”, nadie dice nada, no te apoyan.

Nada puedo decir del metro cable porque no soy usuario de este servicio. Para finalizar, lo más preocupante es que todo esto sucede en las narices mismas de las autoridades y personal del metro. Lo que una vez fue la maravilla que pronosticaba la generación de un nuevo ciudadano: respetuoso, tolerante, amable, cumplidor de las ordenanzas municipales y las leyes del país, con sus derechos, pero también consciente de sus deberes como ciudadano, ahora pasó a ser un fabricador de monstruos.

 ¡Qué pasó metro que te convertiste en un verdadero monstruo!. Yo si sé lo que pasó y lo voy a decir sin tapujo. Es lo mismo que ocurre en todo el país, la permisividad del gobierno en todos los aspectos, la falta de disciplina y sanciones, la equivocada concepción que tienen de los derechos humanos, la eliminación del sistema “Premio y Castigo”, te comportas bien, te premio, te comportas mal, te castigo, la violación constante y sistemática de todas las reglas de juego que rigen el comportamiento ciudadano.

 Yo afirmo que el gobierno está como si estuviese en “La caverna de Platón”, alegoría filosófica que explica el fenómeno de realidad vs apariencia, busquen esta alegoría en internet o en un libro y verán que eso exactamente le ocurre a nuestro gobierno, y por ende está muy mal, vamos directamente al despeñadero y son incapaces de “parar el autobús”.

Pues amigos, la última puerta de contención de la anarquía está a punto de caer.

 Saludos,

 ¿Quién puede hacer algo?      


Sobre esta noticia

Autor:
Matiasmar (17 noticias)
Visitas:
259
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.