Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

El Proyector, El cine que nos falta por ver / Candilejas, amores entre hombres maduros y mujeres jóvenes

29/06/2011 17:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No somos los años que tenemos, afortunadamente. Escribió Javier Marías, que la vida adulta ‘ siempre va en ascenso’ , así que mas tarde o mas temprano el tiempo alcanza a todos... so... ¿Qué importa la edad en el amor? No sé en la vida, se los dejo a su libre albedrío, en el cine algunas historias felices –y curiosas- se han contado con este tema como telón de fondo. Enjoy!

Manhattan. Woody Allen. 1979.

Isaac Davis (Woody Allen) se enamora de Tracy (Mariel Hemingway), luego de divorciarse de una Meryl Streep lesbiana, quien lo ha dejado por otra mujer. Isaac es escritor, nervioso y habla hasta por los codos (como muchos de los personajes de Allen en sus cintas), además tiene más de cuarenta. Tracy tiene 17 y se ha enamorado de Isaac con sus "rollos", sus años y sus indecisiones.

Engancha de Manhattan, la ironía de los planteamientos y el humor que subyace incluso en las circunstancias mas serias. Los personajes de esta cinta, pertenecen al entorno que mejor conoce su director: el mundo intelectual de Nueva York, a quienes satiriza de algún modo.

La frase que mejor define esta cinta es que es "muy bonita". Suena tonto, simple y vacío. Pero no lo es.

En el film, la ciudad es también la gran protagonista, gracias a la hermosa fotografía, también actúa Diane Keaton, una de las musas eternas de Allen por aquella época.

Calificación: 10/10

El último tango en Paris. 1972

Lo que más recuerdo de la película de Bernardo Bertolucci, es la escena donde Maria Schneider y Marlon Brando bailan el tema parte del Soundtrack creado por el Gato Barbieri. La escena es, como casi todo el film, un tanto absurda, pero interesante, extraña, sobrecogedora. Me gusta Barbieri y me gustó esta película de 1972, aunque admito que la primera vez que la vi, no entendí nada (era muy joven... quizás fue eso...)

Película polémica por muchas razones, pero sin duda una de ellas es que retrata las relaciones sexo – románticas (creo que hay un gran romance en el erotismo) entre un hombre de 45 años y una jovencita de 20. Aunque quizás no sea este el motivo fundamental del escándalo que la rodeó en su tiempo, creo que, mas bien (para variar) la culpa la tuvo el sexo, el cual opaca todo lo que le rodea cuando entra en escena.

Marlon Brando es Paul, quien mantiene una relación con Jeanne, (Maria Schneider), quien quiere ser actriz. Jeanne se va a casar con otro, pero la química los destroza y terminan al muy poco rato de conocerse, haciendo el amor de forma reiterada.

Placer, dolor, desorden y cierta locura, rodean el film que con los años se ha vuelto en un clásico. No podría definir la cinta de Bertolucci, quizás me ocurre lo mismo que a Brando, quien siempre dijo que no había entendido ese film, y que no le había gustado luego de verlo.

Lo mejor de la cinta: Brando (hermoso y maduro), carácter y gran personalidad, los "juegos" de los protagonistas y la música, indiscutible reina de todas las artes.

PD: La escena "de la mantequilla" también me sorprendió mucho cuando la vi por primera vez. Si no la han visto… ¿Que esperan?

Calificación: 08/10

C.Luisa Ugueto L.

Donniebrascols@gmail.com

http://elproyectordedonnie.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (15988 noticias)
Fuente:
correocultural.com
Visitas:
445
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.