Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

La presencia del karate en Tokio-2020 consagra este arte nacido en Okinawa

25/10/2016 11:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Masahiro Nakamoto, vestido con un kimono y con una barba blanca que le da un aire sabio, se muestra exultante: el karate será deporte olímpico en Tokio-2020, "una oportunidad extraordinaria para mostrar al mundo que tiene su origen en Okinawa".

"El karate se desarrolló aquí, en estas pequeñas islas, y esto sorprenderá al mundo. Estoy orgulloso", afirma el maestro de 78 años a la AFP en su casa de Naha, la capital de Okinawa, que transformó en dojo y museo.

Esas "pequeñas islas", hoy un paraíso para los turistas, forman la cadena de Okinawa, situada en los confines meridionales de Japón, que se anexionó ese territorio en 1879. Independiente durante mucho tiempo como Reino de Ryukyu, este enclave, sometido a diferentes influencias a lo largo de la historia y escenario de cruentas batallas, vio nacer el karate en el siglo XV.

El país nipón, que ha luchado para convertir en olímpico este deporte, se prepara para albergar "un evento histórico". "Es un día de alegría para nosotros", lanza Shigeo Kurihara, vicepresidente de la Federación japonesa.

image

El karate, término que significa "la mano vacía" (de malas intenciones) en japonés, consiste en utilizar los movimientos del enemigo para defenderse, pudiendo usar sólo pies y manos.

"Recibimos los golpes del adversario y los transformamos en ataques", explica el experto Nakamoto (cinturón 10 dan), especialista del kobudo, un arte marcial inseparable del karate en Okinawa, con una gestualidad similar pero que se realiza con armas tradicionales (bastón, tridente, hoz...).

- Reglamento modernizado -

"Tenemos numerosas técnicas para no lesionar al enemigo salvo como último recurso, por ejemplo derribándole con un simple toque" en puntos nerviosos sensibles, prosigue. "Si relajo la presión el dolor se va. Es la moralidad de esta disciplina. Sin reglas se podría matar", añade.

image

A pesar de que el judo hizo su debut olímpico en 1964, y después el taekwondo, originario de Corea, en Seúl-1988, el karate, muy practicado en las películas de Hollywood, aún no ha estado presente en unos Juegos.

Francis Didier, vicepresidente de la Federación Internacional de Karate (WFK), lo atribuye a viejas disputas entre los partidarios de una práctica deportiva con los golpes controlados, y los más tradicionales, que temen que la disciplina "pierda su identidad el entrar en los Juegos".

Para lograr su inclusión en el programa olímpico, "hubo efectivamente que modernizar el reglamento", confiesa.

"Es una contrapartida justa, hay 10 millones de personas que lo practican. No estar en el grupo olímpico dejaría un poso de amargura", explica.

- Origen en el licor de Okinawa -

"Los Juegos Olímpicos son un escaparate excelente. Permitirán reforzar la visibilidad del karate", se felicita por su parte Stéphane Fauchard, autor de varias obras sobre la disciplina.

image

En el origen de este deporte hay "un sistema de combate de Okinawa al que se fueron sumando técnicas procedentes de las artes marciales chinas", explica este profesor.

Según el maestro Masahiro Nakamoto, el desarrollo del karate va unido al del licor de Okinawa, el Awamori. "Los maestros del karate estaban encargados de protegerlo de los asaltantes de caminos" en las caravanas que lo transportaban a China o Edo (la actual Tokio).

"En verano dormían a la intemperie y se hartaban de beber el licor. De ahí viene la tradición de poder defenderse incluso borracho o medio dormido", cuenta.

Limitado a Okinawa durante mucho tiempo, el karate no llegó hasta el siglo XX a la capital nipona, gracias a un instructor originario de las islas, Gichin Funakoshi. Considerado el padre del karate moderno, el maestro se instaló en la capital en 1922 para transmitir su saber y este arte se extendió por el mundo después la II Guerra Mundial.

El karate permite "a los pequeños vencer a los más fuertes que ellos", resume Nakamoto. "La verdadera fuerza está en la compasión por el rival, por eso se ha hecho tan popular".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2344
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.