Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Héctor Armando Espinoza Toledo escriba una noticia?

Por una mejor Venazuela

7
- +
20/03/2020 13:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La lucha por una Venezuela con libertad, justicia y democracia

Por una mejor Venezuela.

 

 

 

 LA LUCHA POR UNA VENEZUELA CON LIBERTAD, JUSTICIA Y DEMOCRACIA.

 POR UNA MEJOR VENEZUELA, es una organización que nace con el propósito de aportar iniciativas que contribuyan a superar la grave crisis que afecta al País y al mismo tiempo proponer una nueva forma de hacer política, esta nueva forma se basa en la concepción ética y parte de la idea de que sin la transformación de los ciudadanos no es posible la transformación de la sociedad, intentaremos utilizando los procedimientos más sencillos orientar a la población para que su comportamiento sea la fuerza que impulse los cambios que el País necesita para superar la crisis e iniciar un proceso de reconstrucción que se fundamente en esa nueva forma de hacer política, iniciaremos nuestra actividad con un Blog en el cual publicaremos de la manera más sencilla y comprensible todos los escritos que orienten a la ciudadanía para que tomen conciencia de que su conducta es determinante en la construcción de una nueva sociedad, de un nuevo País, todo ello POR UNA MEJOR VENEZUELA.        

 

LA VERDADERA REVOLUCIÓN.

La historia de la Humanidad nos describe sucesos importantes, que acaecieron en diferentes épocas y en distintos lugares de la geografía mundial y en los cuales se produjeron cambios radicales, en el orden  económico, político y social. A estos sucesos se les ha catalogado como revoluciones. A algunas de ellas se les define como socialistas, a otras como burguesas. Ejemplo de unas y otras, la ocurrida en Rusia, que dio origen a la Unión Soviética, y la que conocemos como la Revolución Francesa, ambas de gran influencia en el pensamiento de la humanidad y que han inspirado muchos acontecimientos que también han sido catalogados como revoluciones. Ejemplo de estas: la Revolución Cubana dirigida por Fidel Castro y la Revolución Bolivariana dirigida por Hugo Chávez. Haciendo referencia al título de este escrito  yo pregunto: ¿ha ocurrido en alguno de los acontecimientos mencionados y en otros similares  una verdadera revolución? Y mi respuesta es negativa, porque una verdadera revolución para ser tal, debe cambiar es al Ser Humano. De nada sirve a la humanidad que se proclamen revoluciones en nombre del Socialismo o del Capitalismo y que se recurra a todo tipo de teorías filosóficas y económicas, porque al final, todas las teorías deben ser llevadas a la práctica por Seres Humanos y si estos no tienen las virtudes necesarias, todas las teorías, sean socialistas o capitalistas, fracasaran. Y como prueba de esto, solo hay que ver el resultado de todas estas llamadas revoluciones. Para que ocurra una verdadera revolución, tenemos que comenzar por cambiar nosotros. Los Seres Humanos tenemos que convertirnos en personas de bien, lo cual significa ser autentico, humilde, honesto y coherente, auténticos para ser como realmente somos, humildes para aceptar nuestras debilidades y estar dispuestos a realizar el esfuerzo para convertirlas en fortalezas. Honestos para actuar en todas las circunstancias como personas de bien y coherentes para que nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestras acciones tengan el mismo fin y sean un todo. Hasta el momento actual, ninguna de las llamadas revoluciones, ha logrado la transformación de los seres humanos en personas de bien y los vicios que son los contrarios de las virtudes, han prevalecido en la conducta de dirigentes y dirigidos. Y todos estos procesos, que ofrecen los cambios que conducen al bienestar y la felicidad, terminan en fracaso y frustración y se imponen el egoísmo y la corrupción. Estos dos vicios han estado presentes en el socialismo y en el capitalismo y seguirán destruyendo cualquier intento por construir un mundo mejor y ese mundo mejor solo será posible, cuando ocurra La Verdadera Revolución, la de la transformación de los Seres Humanos en Personas de Bien.

LA CRISIS EN VENEZUELA.

El pueblo venezolano debe tomar conciencia, de que solo de el depende que recupere su libertad. No debe seguir esperando que una solución a su grave crisis pueda venir de la intervención de alguna instancia internacional, bien sea esta una de las grandes potencias o algún  organismo. Todos los sectores interesados en que se produzca el cambio que el País necesita deben contribuir a la organización de un gran movimiento de unidad nacional y definir una estrategia que permita el logro de ese objetivo, para ello es necesario poner en práctica las tácticas que corresponden a esa estrategia. Hasta ahora los políticos que han estado al frente de la oposición no han sido capaces de crear ese gran movimiento de unidad nacional, es una tarea pendiente en la cual hay que trabajar, no sigamos esperando que los organismos internacionales nos resuelvan el problema, es necesario concientizar al pueblo de la necesidad de  enfrentar el autoritarismo, rechacemos de manera efectiva las medidas que afectan el bienestar popular, organicemos la desobediencia y enfrentemos con las tácticas adecuadas todos los abusos del poder establecido, derrotemos la indiferencia y el conformismo, no es posible que una minoría insignificante, pueda dominar de manera permanente a millones de venezolanos que queremos vivir en libertad y democracia.

PORQUÉ ES TAN DIFÍCIL RECTIFICAR.

¿Por qué es tan difícil rectificar? esta es la pregunta que nos hacemos millones de venezolanos, que estamos afectados por la grave crisis que está presente en el País. Nos preguntamos por qué no es posible, rectificar una política económica, que ha generado la más alta inflación de toda América y que ha producido el más grave desabastecimiento de alimentos y medicinas desde la segunda guerra mundial. Nos preguntamos, por qué no es posible rectificar una política económica, que ha empobrecido al trabajador venezolano a niveles nunca antes visto, debido a la pérdida del poder adquisitivo del que una vez fue llamado bolívar fuerte y nos preguntamos, por  qué no es posible rectificar un control de cambio, que es parte de esa política económica y que se puso en vigencia, con la finalidad de evitar la fuga de divisas, pero solo ha servido, para crear fuentes de corrupción, que han afectado gravemente las reservas de divisas del País y que provocó la aparición de esa lacra conocida como dólar paralelo. Igualmente nos preguntamos millones de venezolanos, por qué no es posible rectificar la política de seguridad para combatir la delincuencia, la cual ha permitido que Venezuela sea considerada uno de los países más peligrosos del mundo. Finalmente nos preguntamos millones de venezolanos, por qué no es posible rectificar esa actitud, que impide que en Venezuela se produzca un entendimiento de todos los sectores, para unir esfuerzos y sacar al País de la grave crisis. ¿Por qué es tan difícil rectificar?.

LA IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACIÓN DE LOS CIUDADANOS.

  Para lograr superar la grave crisis que afecta al País es indispensable que los ciudadanos tomen conciencia, de la importancia que tiene su participación, en la solución de los problemas que conforman la crisis. El País está viviendo una situación inédita, por lo cual es necesario hacer un esfuerzo para incorporar a la mayor cantidad de ciudadanos,   que con mucha creatividad, hagan efectiva su  participación en las múltiples tareas que se requieren, para abordar de manera eficiente, la problemática nunca antes vivida que hoy nos afecta como sociedad. Hay en el País una situación de emergencia nacional, lamentablemente no reconocida por el gobierno, lo cual implica que no se hacen los esfuerzos que corresponden a la magnitud de los problemas, se niega empecinadamente lo que es obvio, el desabastecimiento de alimentos y medicinas, el alto costo de la vida, la corrupción y la delincuencia, hacen que vivamos bajo la amenaza de un colapso social. Ante la gravedad de la realidad, los ciudadanos deben con responsabilidad social, participar en todas las iniciativas que contribuyan a superar la crisis, todas las organizaciones sociales, gremiales, sindicales, vecinales, estudiantiles, las amas de casa, en fin toda la ciudadanía, debe declararse en emergencia y exigir al País Político, un pacto nacional que permita que los sectores fundamentales de la Nación, se unan en un gran esfuerzo para abordar de manera eficiente, la peligrosa amenaza de destrucción  que se cierne sobre Venezuela.               

 

CIUDADANOS CONSCIENTES.

Con una mezcla de sentimientos, los venezolanos observan cómo se desangra el País, la angustia, la tristeza, la impotencia, la rabia, son componentes de esa mezcla de sentimientos que nos agobia, pero debemos hacer que prevalezca el sentimiento de la esperanza, la esperanza de que con nuestro esfuerzo podamos superar la crisis y construir una mejor Venezuela. Para que esto se haga realidad, hay que cumplir una tarea fundamental, tenemos que convertirnos en ciudadanos conscientes, eso significa estar conscientes de nuestros derechos y deberes como seres humanos. Nuestro primer deber, convertirnos en personas de bien, lo cual es practicar una filosofía de vida, que nos impone la necesidad de mantener relaciones de paz y equilibrio, con nuestro ser, con nuestros semejantes y con la naturaleza, una filosofía de vida que nos exige, ser honestos, auténticos, humildes, vivir inspirados por el sentimiento del amor, practicar la solidaridad, las buenas acciones, en definitiva vivir en el bien y para el bien.SI cumplimos con ese deber fundamental, de ser personas de bien, debemos estar conscientes que tenemos el derecho a una vida digna, lo cual significa, que debemos disfrutar de una sociedad que nos garantice, ante todo el derecho a la vida, el derecho a la salud, el derecho a la alimentación, todos estos derechos, negados por la crisis que afecta al País. Como personas de bien y ciudadanos conscientes, deberíamos imponer una nueva manera de hacer política, la cual exige a los dirigentes políticos, que deben tener la conducta de un verdadero servidor público, que los intereses del País deben ser en todo momento su prioridad, que la honestidad, la humildad y la solidaridad deben orientar sus acciones. Solo con ciudadanos conscientes, se podrán producir verdaderos cambios en nuestra sociedad, hasta tanto no logremos esa meta, seguiremos viendo con angustia, tristeza, impotencia y rabia como se desangra Venezuela y todo ello ante la indiferencia de los políticos. Seamos ciudadanos conscientes y con el sentimiento de la esperanza, trabajemos unidos por una mejor Venezuela.

 

UNIDOS  PARA LIBERAR A VENEZUELA.

La grave crisis que afecta al País, hace necesario que todos los sectores de la sociedad, se unan en un gran esfuerzo, para organizar un movimiento de unidad nacional, que tenga como objetivo estratégico, el cambio que Venezuela necesita, un cambio que restablezca la libertad, la justicia y la democracia. El actual gobierno ha sumido al País en la más grave crisis de su historia, las políticas que ha puesto en práctica en materia de economía y seguridad, han arruinado al País y lo convirtieron en el más peligroso del continente, también es responsable de graves delitos de corrupción y niega de manera permanente, los derechos fundamentales de la ciudadanía, negándose a la rectificación de sus equivocadas políticas y a la realización de elecciones libres y democráticas. Todo esto conforma una situación, que hace indispensable, que los millones de venezolanos que estamos afectados por la crisis, dejemos de lado intereses personales o de grupo y pongamos el mayor esfuerzo posible, para conformar ese gran movimiento de unidad nacional, que libere a Venezuela de la dictadura que hoy usurpa el poder del estado. Es necesario que en ese gran movimiento, estemos la gran mayoría de los ciudadanos, unidos por el objetivo estratégico de cambiar el gobierno dictatorial y restablecer la democracia, todos tenemos un lugar y una tarea que cumplir en ese gran movimiento, el enemigo común es la dictadura, debemos enfrentarla unidos, con inteligencia, con creatividad, debemos concientizar y organizar tanto a nivel nacional, como internacional, a los millones de venezolanos que desean el cambio, es una tarea difícil, pero la historia de la humanidad, nos muestra ejemplos que nos enseñan, que los pueblos unidos, siempre derrotaron a las dictaduras y rescataron la libertad, la justicia y la democracia.         

 

LA LIBERACIÓN DE VENEZUELA.

En las últimas dos décadas, Venezuela ha sufrido las consecuencias del más absurdo proyecto político que haya existido en su historia, un País con grandes riquezas naturales ha terminado padeciendo una grave crisis humanitaria, el desabastecimiento de alimentos y medicinas y de gran parte de los insumos necesarios para el buen funcionamiento de la sociedad, ha convertido la vida de los venezolanos en un verdadero calvario. El deterioro de los servicios públicos, la corrupción, la inseguridad, son parte de los grandes males que afectan al País, ante este difícil cuadro, es necesario que se organice un gran movimiento de unidad nacional, que libere a Venezuela de su actual situación, el gobierno ha dado muestras inequívocas, de su incapacidad para rectificar las políticas que ha puesto en práctica y que han arruinado a la República, también de manera empecinada, ha negado toda posibilidad de una alternativa de cambio, al no permitir la realización de unas elecciones libres y democráticas, que garanticen el cumplimiento de la voluntad de la mayoría de los venezolanos. Es necesario entonces, organizar ese gran movimiento de unidad nacional, que concientice a la población de la necesidad de un cambio de gobierno, hay que recurrir a las tácticas necesarias para el logro de ese objetivo estratégico. En mi opinión la táctica más efectiva es la desobediencia no violenta, se trata de rechazar todas las medidas impuestas por el gobierno, que atentan contra el bienestar de los ciudadanos y que niegan sus derechos fundamentales, es tarea difícil, pero la historia nos muestra importantes ejemplos, de como los pueblos lograron liberarse de las peores dictaduras, trabajemos con creatividad y pongamos en práctica todas las acciones que conduzcan a un gran paro nacional, que impida que quienes detentan el poder, continúen arruinando el País y negando a los venezolanos, el derecho a vivir en una sociedad con libertad, justicia y democracia.   

 

EL VERDADERO PARO.

Con motivo del paro de 48 horas, convocado para rechazar la realización de las elecciones para la Asamblea Constituyente, decidí poner en práctica una idea, la cual he llamado el verdadero paro, a continuación explicaré de qué se trata. Comienzo por decir que soy practicante de la no violencia y que todas las actividades que realizo, para intentar contribuir a la construcción de una Mejor Venezuela, están orientadas por ese principio. El verdadero paro consiste en algo muy sencillo pero de una gran efectividad, se trata simplemente de permanecer en nuestras casas, sin realizar ninguna actividad que ponga en funcionamiento los mecanismos que dan vida al Estado y la Sociedad, es decir no se trabaja, no se realiza ninguna actividad de trámites burocráticos. No se hacen compras, ni otra actividad comercial, en fin se trata de paralizar todas las actividades  que permiten que un País funcione. Para realizar esta sencilla pero efectiva acción de protesta, lo único que se requiere es ser un ciudadano consciente, estar dispuesto a luchar por nuestros derechos y cumplir con nuestros deberes, solo con ciudadanos conscientes podremos realizar los verdaderos cambios, para construir una Mejor Venezuela. Para poner en práctica el verdadero paro, se deben tomar ciertas medidas, tener cubiertas las necesidades mínimas de alimentación y medicinas, sobre todo para las personas más vulnerables, niños, enfermos y ancianos y por supuesto, el paro no debe impedir que se atiendan las verdaderas emergencias. El verdadero paro contribuye a formar ciudadanos conscientes, fortalece sus principios y valores y al mismo tiempo evita que sean víctimas de la represión y que se involucren en actos de violencia. Sé que realizar el verdadero paro en forma masiva no es fácil, pero tampoco lo es intentar un verdadero cambio, que de libertad y bienestar cuando hay un gobierno que le niega al pueblo ese derecho con su ineficiencia y autoritarismo. Si trabajamos para hacer que ciudadanos conscientes participen masivamente en el verdadero paro, estoy seguro que ningún gobierno, por autoritario y represivo que sea, podría impedir el cambio que reclamamos millones de venezolanos. Seamos ciudadanos conscientes y con el verdadero paro luchemos POR UNA MEJOR VENEZUELA.

 

PENSAMIENTOS PARA VENEZUELA.

VENEZUELA: El presente, dictadura, autoritarismo, represión, hambre, muerte. El futuro, el pueblo, la lucha, la libertad, la justicia, la democracia.

 Se han ido la libertad y la justicia, se han ido hombres buenos, queda la esperanza, la voluntad de luchar, regresarán los hombres buenos y millones de personas les acompañarán y llegará el cambio y con él, también la libertad y la justicia regresarán.

La historia nos dice que el autoritarismo ha existido siempre y siempre existirá, pero la libertad y la justicia siempre lo han vencido y siempre lo vencerán

 Después de días nublados, hoy brilla de nuevo el sol, nunca perdamos la esperanza de que su luz, ilumine caminos de libertad y de justicia, caminos de paz y amor. Trabajemos siempre, por un mundo mejor.

No se pierde la esperanza de un futuro mejor, no se pierde la voluntad de lucha y de cambio, no se pierde a Venezuela.

 El odio no apaga el fuego de la confrontación, por el contrario lo aviva y lo hace aún más dañino, el País no necesita más odio, necesita el esfuerzo de todos para superar la grave crisis que lo afecta. Unidad para lograr el cambio.

La dictadura, como toda pesadilla, desaparece cuando despertamos, pronto despertarán millones de venezolanos y desaparecerá, la más trágica pesadilla, que ha vivido Venezuela.

  Por la actitud de muchos venezolanos, parece que piensan, que Maduro se debe ir y no que lo debemos sacar, para lo primero, solo hay que esperar, para lo segundo hay que luchar.

 Cómo puede una insignificante minoría mantenerse en el poder, si no es por la indiferencia y el conformismo de la inmensa mayoría.

 El autoritarismo no puede existir, sin el consentimiento de quienes lo padecen, rechaza el autoritarismo, no renuncies a tu libertad.

 La dictadura, como toda pesadilla, desaparece cuando despertamos, pronto despertarán millones de venezolanos y desaparecerá, la más trágica pesadilla, que ha vivido Venezuela.

Más sobre

La grave crisis que afecta al País, impone la necesidad de conformar un gobierno de emergencia nacional y la convocatoria de elecciones libres y democráticas, los venezolanos tenemos el deber y el derecho de decidir el futuro de Venezuela.

Con la fuerza y la esperanza, que dan las causas nobles y justas, sigamos trabajando por el cambio que el País necesita, sigamos trabajando POR UNA MEJOR VENEZUELA.

 Un gobierno de unidad nacional para superar la crisis en Venezuela, prioridades: Una política económica eficiente. Controlar la inflación, el alto costo de la vida, el desabastecimiento y la inseguridad, elecciones libres y democráticas. 

 Trabajemos unidos, organicemos nacional e internacionalmente el movimiento de ciudadanos conscientes, hagamos de cada hogar, cada empresa, cada universidad, un centro para crear una alternativa de cambio, rescatemos nuestro derecho a una vida digna, unidad para el cambio.

Organicemos un movimiento de unidad nacional, con la meta de trabajar a nivel nacional e internacional, para que se realicen en Venezuela, elecciones libres y democráticas, así iniciaremos el cambio que el País necesita

Para cambiar la sociedad, primero debemos cambiar nosotros, seamos ciudadanos conscientes y unidos trabajemos por construir una mejor Venezuela con libertad y justicia social. Elecciones libres y democráticas. Para iniciar el cambio.

 Con la mayor creatividad, hagamos sentir nuestra voz, en toda Venezuela, en todo el mundo, la voz de los ciudadanos conscientes y enviemos un claro mensaje; ELECCIONES LIBRES Y DEMOCRÁTICAS

 El país necesita la unidad de todos los ciudadanos conscientes, para exigir elecciones verdaderamente libres y democráticas, que sea la voluntad de los ciudadanos la que decida el destino de la patria.

Organicemos un movimiento de unidad nacional, con la meta de trabajar a nivel nacional e internacional, para que se realicen en Venezuela, elecciones libres y democráticas, así iniciaremos el cambio que el País necesita.

 Para cambiar la sociedad, primero debemos cambiar nosotros, seamos ciudadanos conscientes y unidos trabajemos por construir una mejor Venezuela con libertad y justicia social. Elecciones libres y democráticas. Para iniciar el cambio.

 Los ciudadanos conscientes, tenemos el compromiso ético de seguir trabajando para construir una nueva sociedad, en la cual sus gobernantes sean electos en elecciones libres y democráticas y que en ella impere la libertad y la justicia social.

 Trabajemos unidos, organicemos nacional e internacionalmente el movimiento de ciudadanos conscientes, hagamos de cada hogar, cada empresa, cada universidad, un centro para crear una alternativa de cambio, rescatemos nuestro derecho a una vida digna, unidad para el cambio.

Es urgente, que los organismos internacionales, investiguen las denuncias que existen en Venezuela, en relación a la violación de los derechos humanos por parte del gobierno, se habla de una política sistemática de torturas y crímenes en contra de opositores al régimen.

 Continúa el éxodo de venezolanos, ante la grave crisis humanitaria que sufre el País, a diario miles de ciudadanos emigran en precarias condiciones.

 Siguen sin solución, las fallas en los servicios de electricidad, agua e internet.

 La delincuencia azota con impunidad a la población, el gobierno es indiferente ante este grave problema, que ha convertido a Venezuela, en el país más peligroso del continente.

 Es  necesario el esfuerzo de todos los sectores, para superar la grave crisis que vive Venezuela, la realización de elecciones libres y democráticas es una necesidad urgente.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Héctor Armando Espinoza Toledo (71 noticias)
Visitas:
13
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.