Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Miller escriba una noticia?

5 poemas de Olga Rivero Jordán

08/03/2020 13:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

ESTATUA

Mando a hacer una estatua de blancas guedejas cuando mi mano se estira pausada va lenta a pelar el viento ladera abajo se escurre ese infierno el pedrusco te da mortal lividez ya inerte el cráter corre a desviar el magma salvas se oyen a socorrer las llamas y en mitad de la voracidad te llamo amor

FUGA

Él sigue su fuga es real nadie comulga sin una gargantilla donde note el aroma del sueño. Llego a los ojos duermo bajo las lilas violáceo color del entresuelo mi alma tirita por rendijas de fuego mi sudor lo comparto en medio está la espuma con rasgos aparentes de locura. Tanto deseo para dormir sola la luz del pensamiento brinca te cojo la mano esa mano morena pero yo duermo en un sofá escarlata los querubines siguen el parpadeo de mis pies fugados a la orilla de un estanque muerto.

CLARIDAD

Te perdí en la claridad como una esponja seca. Poco a poco el cuerpo se vuelve a nutrir de vanas esperas. Por el vago horizonte se desnuda tu piel en mitad del sol dentro de tus cejas te palpé la frente. Recostada fingí dormir estatua esculpida en mi cuerpo helado resbalan por el enmarañado bosque tu silueta y el sol.

DESPUÉS DE QUE SEA TARDE

Después de que sea tarde después de que no hagas falta.

Después Vendrás deprisa.

Pero aún así ya será tarde y cerca de mí desasiéndome en los huecos profundos de un ropero.

Sola En mi multitud como una curva sin recta impalpable me revuelvo en los latidos del viento.

Y después de que sea tarde y cuando de aquí me desprenda y mi alma ya se hunda sin pasillos sin regresos.

PAISAJE

Este montón de libros divierte al zángano escudriñador de papiros. Con el polen en la punta de sus plumas ojea letras revuelca crímenes vertidos en los espíritus viajeros al apagarse las noches de estas perras ruinas gritos del marisqueño eco de ciertos abedules.

Olga Rivero Jordán nació en La Laguna en 1928. Tuvo una adolescencia difícil por la situación de su familia, marcada por el desgarro franquista. Su padre, Luis Rivero, primer teniente alcalde de La Laguna, fue preso, realizó trabajos forzados, pasó por la prisión de Fyffes y se le incautaron fincas y propiedades. Al visitar a su hermano Joaquín, maestro en Los Llanos de Aridane (La Palma), Olga Rivero Jordán conoció al músico y trabajador de la banca Mariano Luis, con quien contrajo matrimonio. Su vida experimentó un giro a su vuelta a Tenerife a mediados de los 70, donde lograría entregarse a su pasión poética. Inició una tertulia en el Ateneo de La Laguna con poetas jóvenes y comenzó a publicar sus textos. Antonio Arroyo Silva ha escrito con entusiasmo sobre su obra.


Sobre esta noticia

Autor:
John Miller (982 noticias)
Fuente:
blogdeleonbarreto.blogspot.com
Visitas:
356
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.