×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Paco MagarMiembro desde: 19/10/21

Paco Magar
449
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    9.997
  • Publicadas
    2
  • Puntos
    50
Veces compartidas
2
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
22/12/2021

En el caso de desacuerdo con el testamento, por parte de los herederos, cabe la impugnación. ¿Qué es esta impugnación, quién puede hacerla, dónde y cuándo se hace?

Se puede Impugnar un testamento cuando uno o varios herederos están en desacuerdo con el contenido o detectan irregularidades formales en el documento.  En el acto de impugnación, pueden solicitar cambios o nulidad. No hay una normativa específica en España, sobre testamentos y su impugnación. Como marco genérico, estaría el Código Civil y la ley que lo modifica en materia testamentaria.

El testamento puede ser impugnado por los herederos forzosos o legitimarios, y por aquellas personas que en testamentos anteriores hubieran sido resultado favorecidos. No pueden impugnar el testamento quienes ya lo han aceptado.

Es importante tener en cuenta que existe un plazo para realizar la impugnación. En el Código Civil Español el plazo es de 15 años, contados desde que se recibe copia del testamento o desde el fallecimiento del testador.  Transcurrido ese plazo, si nadie impugna el testamento, se considerará tácitamente aceptado.

¿Cómo se divide la herencia de acuerdo con la ley?

Es frecuente que la impugnación del testamento se produzca por el incumplimiento de la distribución de la herencia entre los herederos.

El Código Civil reconoce  dos tipos de herederos:

  • Herederos legitimarios o forzosos. La ley les reconoce el derecho inalienable de heredar una parte de los bienes. Es este un derecho que ni siquiera la voluntad del testador puede contradecir.  Los legitimarios reciben un tercio de la herencia, que se reparte en partes iguales entre ellos.  Otro tercio de la herencia también se otorga a los legitimarios, pero el testador dispone su distribución.
  • Herederos voluntarios. Son aquellas personas u organizaciones que reciben parte de la herencia por voluntad del fallecido. Reciben el tercio restante de la herencia.

Esta distribución de la herencia no es exactamente igual en todas las comunidades autónomas.

¿Cuáles son las causas por la que se puede impugnar un testamento?

Existen varias causas por las que un heredero o varios pueden impugnar el testamento.

1.  Impugnar del testamento por preterición

El testador deja fuera del testamento a uno o varios legitimarios.   Existen tres razones para que exista preterición:

  • La omisión puede ser intencional. Es el caso del testador que conscientemente no incluye en su testamento a uno o varios herederos.
  • Aparecen Hijos nacidos después de realizado el testamento.
  • Se presentan hijos que el testador desconocía.

2. Impugnar el testamento por distribución irregular de la herencia

La distribución de la herencia que fija el Código Civil tiene obligatoriamente que respetarse. En caso de que los haberes no se distribuyan de esa manera, la parte perjudicada puede impugnar el testamento.

3. Impugnar el testamento por desheredación injusta

El Código Civil prevé la desheredación y establece las condiciones en las que un testador puede hacer uso de este derecho. Dejará claramente estipulado en el documento las razones legales en las que se funda.

Es frecuente que la impugnación del testamento se produzca por el incumplimiento de la distribución de la herencia entre los herederos

El artículo 852 establece que “Son justas causas para la desheredación, (…), las de incapacidad por indignidad para suceder (…)”. Estas causas se refieren a maltratos,   al incumplimiento de asistencia sin motivo legítimo, a haber atentado contra la vida del testador, a incumplimiento de los deberes conyugales.

Cuando en un testamento se deshereda a una persona sin que exista una causa legal, el heredero excluido puede impugnar el testamento.

4. Impugnar un testamento porque el testador lo realizó bajo presión, violencia o coacción

Es otra causa reconocida por el Código Civil.  Es el caso en el que el fallecido realizó su testamento obligado o intimidado por otra persona.

5. Impugnar un testamento por incapacidad probada del testador

La ley exige que la persona que realiza un testamento se encuentre en pleno uso de sus facultades mentales. Por tanto, la incapacidad judicialmente declarada del testador es causa  de impugnación. También se considera esta causa cuando el testador padece de enfermedad psíquica comprobable.

Para que un testamento tenga validez legal, el testador debe tener 14 o más años de edad. De lo contrario se le considera incapaz y el testamento puede impugnarse.

6. Impugnar un testamento por defectos de forma

Todo testamento debe ajustarse a formalidades. Si no es así, no tendrá validez legal.  Cuando se detecta que el documento no cumple alguna de estas condiciones, puede ser motivo de impugnación. Siempre en estos casos es más que recomendada la asistencia de un buen abogado especializado en herencias.

¿Cómo impugnar un testamento?

Cuando se detecta una de las causas de impugnación enumeradas y se toma la decisión de impugnarlo, se inicia el procedimiento. ¿A quién se interpone la demanda?  A todos  los herederos forzosos implicados.

  1. El primer paso es presentar una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia. El lugar en el que se procesa la impugnación es la localidad en la que falleció  el testador.
  2. El juez analizará la situación y resolverá si  acepta la demanda. Esta aceptación se basa en la comprobación de que exista una causal legal para la impugnación.
  3. La parte demandada (los herederos legitimados implicados) disponen de 20 días para responder a la demanda.
  4. Se realiza una audiencia en la que las partes pueden llegar a un acuerdo para evitar el juicio.
  5. Si no se consigue el acuerdo, comienza el juicio. En esta instancia se presentan todas las pruebas.  Es fundamental contar con documentación, testigos y peritos, que prueben que quien reclama ha sido afectado de acuerdo con la ley.
  6. El Juez emite la sentencia, que puede aprobar la impugnación o rechazarla. Si el juez entiende que corresponde la anulación del testamento,   se declarará sucesión ab intestato. Se procede como si no existiera testamento.

La impugnación de un testamento es un derecho de los herederos legítimos. Es un procedimiento largo y costoso, que exige de un abogado y de un procurador especialistas en sucesiones y herencias.

Existen varias causas por las que un heredero o varios pueden impugnar el testamento

Más recientes de Paco Magar

Tipos de despido en España

Tipos de despido en España

¿Qué tipos de despido recoge la legislación laboral española? 26/10/2021