×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Jorge MelendezMiembro desde: 24/07/17

Jorge Melendez
5
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.330
  • Publicadas
    5
  • Puntos
    73
Veces compartidas
25
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
28/08/2017

Se dice que la caballerosidad es un arte perdido

                                                              

    En el mundo de los valores y las virtudes humanas, existe un compendio muy amplio de ellas que nos obligan y nos permiten convivir sanamente en sociedad, muchas de estas son primitivas, es decir, que son de miles de años de antigüedad y han perdurado a través del tiempo, aunque puedo asegurar que en esta era estamos experimentando duras circunstancias egocéntricas y deshumanizadoras que han socavado el nivel de calidad de las mismas.  Es lamentable ver como la globalización y la modernización tecnológica, así como otros factores como por ejemplo la seguridad personal, han mermado las relaciones interpersonales llevándonos a apartarnos de actos tan simples como lo son los modales, pero tan sencillos como dar las buenas horas, sin embargo me voy a enfocar en la Caballerosidad como tema principal de este artículo.

     Ser un Caballero era una virtud primordial pero particular de los hombres, que era aprendida desde la corta edad y practicada durante toda la vida como una regla de buen modal, una virtud nacida en las sociedades más antiguas que se efectuaba principalmente de una forma muy masculina entre hombres como símbolo de respeto y honor, pero que a medida del crecimiento de las sociedades y la inclusión de nuevos valores y virtudes dentro de sus normas de convivencia; esta ha tenido que actualizarse para poder adaptarse a los nuevos tiempos y conceptos, llegando a convertirse a finales de la edad media en una norma general aplicable tanto a hombres como mujeres por igual, gracias a los aportes de hombres de mentalidad liberal así como los hechos por mujeres en defensa de sus derechos y la igualdad de género.

     Para no desviarme del tema, la Caballerosidad paso a ser una virtud humana mas de cortesía que de honor, pero la pérdida de valores que.nos invaden hoy en día amenazan con acabar con esta virtud y muchas otras en corto plazo si no reaccionamos y actuamos. No es mentira que una de las causas de esta situación ha sido la lucha por la igualdad de género que la mujer ha librado en este siglo, no estoy en contra de ese su derecho, pero al analizarlo bien nos podemos fijar que las mujeres en su afán de colocarse a la par e incluso por encima del hombre, han acabado con la faceta del sexo débil (damas delicadas de la sociedad), sin ánimos de ofender, para convertirse hoy en día en mujeres independientes que en ocasiones proyectan una faceta de innecesidad del sexo opuesto en sus vidas, claro que este serian casos extremos en esta lucha de géneros, sin embargo esto es un aporte sustancial a la perdida de caballerosidad.

     Esta no sería la única causa, ya que hay una serie de valores de la sociedad que se han venido degradando paulatinamente y que han hecho mella en la mentalidad de caballerosidad del hombre. Algo tan básico como la acción de ceder un asiento a una mujer ya sea en el transporte público o en una agencia bancaria, han desaparecido prácticamente de la mente del individuo moderno y lo más triste es que los de las generaciones más viejas se han dejado arrastrar por la inacción, convirtiéndose en complice de esta actitud tan vaga.

     Otra de las causas razonables de este comportamiento seria el creciente sentimiento de desconfianza entre los seres humanos, ya nos cuesta cerrar los ojos y creer ciegamente en el prójimo, incluso algunas veces de nuestros familiares, hoy en día se nos dificulta dormir sin tener que dejar un ojo abierto; para algunos parecerá una exageración gramática pero los niveles de inseguridad en todos sus ámbitos son descomunales.

     Finalmente antes de concluir esta nota, una causa más de este desdén seria la maltratada calidad cultural que le estamos inyectando a nuestra sociedad e inculcando a nuestros hijos, no estoy  en contra de los nuevos géneros como por ejemplo el pop, el urbano, etc., pero si estoy en contra de algunos contenidos degenerativos que divulgan, debemos estar atento a lo que estamos permitiendo llegue al subconsciente de nuestros jóvenes y no dejar de luchar contra las posibilidades de criar mal a las futuras generaciones.

     Podemos seguir indagando en causas y efectos pero mi intensión es la de exhortar a cada uno de los lectores a que se conviertan en un Quijote de este siglo, agarren la riendas de su fiel Rocinante y cabalguen al rescate de su Dulcinea con el firme propósito de redimir de las ruinas de esta sociedad, la Caballerosidad perdida.

Más recientes de Jorge Melendez

Corrupción II

La corrupción es un cáncer y por desgracia este ya a hecho metástasis en la columna vertebral de nuestra sociedad 21/08/2017

Corrupsión

¿Aún estamos a tiempo de poder curar a esta sociedad de vicios como este? 27/07/2017

La Basura ¿Problema Técnico o Cultural?

Con tanto avance tecnológico, que tan difícil es erradicar la basura o solo es cuestión de aportar una grano de arena cada uno de los seres vivos 25/07/2017

La Jauria Venezolana

En que nos hemos convertido en estos tiempos de crisis, a que se debe toda esta situacion 24/07/2017