×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.283.123
  • Publicadas
    946
  • Puntos
    0
Veces compartidas
227
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 2d

image

Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó a construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribo sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: "Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que veden el paso." Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed. La gloria sea con aquel que no muere.

Más votadas de John Miller

Del más allá y del más acá

Del más allá y del más acá

En las cenas con amigos siempre tenía que aprovechar algún tema banal de conversación. Debía poner especial cuidado, porque ya dicen los ingleses que de religión y de política nunca se ha de hablar en la mesa. Por eso, procuraba no herir susceptibilidades 03/08/2012

Pensar es subversivo

Pensar es subversivo

Por Eduardo SanguinettiLa indiferencia es feroz. Constituye el partido más activo, sin duda el más poderoso de todos 26/07/2012

La esperanza es lo último que se pierde

La esperanza es lo último que se pierde

Me quedaban unos meses de vida. Si la enfermedad tiene un componente psicosomático, no queda más remedio que fortalecer la voluntad para darle la vuelta al asunto. Tal vez el atropellado expolio de los recursos del planeta hace brotar con mayor frecuencia los procesos degenerativos 28/09/2012

Chico busca chica, chica busca chico, chico busca chico, chica busca chica

Chico busca chica, chica busca chico, chico busca chico, chica busca chica

A Antonio Abdo y Pilar ReyEl, Alberto, tiene 35 años, y ella, Iris, 34. Ambos jóvenes y guapos, habían aprobado unas sustanciosas oposiciones y se compraron un chalecito en las afueras 24/09/2012

Isla-Machine (1973)

Isla-Machine (1973)

Según las últimas conversaciones, el olor a pescado podrido que se sintió ayer en la ciudad estaba producido por los cadáveres de multitud de peces que abandonaron asustados el agua y se adentraron en la arena huyendo de no se sabe qué extraño temor 31/10/2012

Mostrando: 1-5 de 978