×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.282.026
  • Publicadas
    946
  • Puntos
    0
Veces compartidas
227
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 2d

image

Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó a construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribo sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: "Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que veden el paso." Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed. La gloria sea con aquel que no muere.

Más comentadas de John Miller

Pensar es subversivo

Pensar es subversivo

Por Eduardo SanguinettiLa indiferencia es feroz. Constituye el partido más activo, sin duda el más poderoso de todos 26/07/2012

Los "hijos de Videla": los medios y la historia reciente

Eduardo Sanguinetti, filósofo rioplatense Debemos interrogar al pasado sin remordimientos, juzgarlo y condenarlo, en la medida que la injusticia de hechos que degradaron nuestra condición humana y nuestras tradiciones tan arraigadas en nuestras comunidades, han impreso su impronta de sojuzgamiento, 27/05/2013

De Belén Esteban a la Infanta Cristina: el esperpento español

Si el gigante Valle Inclán inauguró el género del esperpento en la historia de la literatura española, no me digan que no tiene algo de esperpento el hecho de que Ambiciones y reflexiones, con prólogo del ilustre comediante Boris Izaguirre, sea el libro con mayores ventas en el tramo final de 2013, 08/01/2014

El presidente de Uruguay, propuesto para el Premio Nobel de la Paz

Eduardo Sanguinetti, ese filósofo y poeta argentino, ese "vagabundo del tercer milenio" lanza la propuesta de que José Mujica sea nominado al Premio Nobel de la Paz 26/10/2012

El ejecutor

No sé por qué se alzan contra mí de esa manera. A fin de cuentas tan sólo pretendía tener una nueva experiencia: averiguar lo que se siente. Y es que ésa era una carencia muy importante para mí. Uno se mete en el ejército esperando un poco de acción 13/03/2013

Mostrando: 1-5 de 978