×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.283.123
  • Publicadas
    946
  • Puntos
    0
Veces compartidas
227
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 2d

image

Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mandó a construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribo sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto. Cabalgaron tres días, y le dijo: "Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que veden el paso." Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed. La gloria sea con aquel que no muere.

Más antiguas de John Miller

Juan Calero, un balsero de Cuba a La Palma

En estos días Juan Calero, balsero que vino de Cuba a Canarias, está muy feliz. No en vano en la Casa de la Cultura de Los Sauces, al norte de La Palma, ha puesto en pie ¡Anda mi madre!, de José Alonso Millán, con su Agrupación Cultural Artenaciente 18/07/2012

Moby Dick y Tirma: dos películas muy diferentes

En las Navidades de 1954-55 Gran Canaria se instituyó como plató cinematográfico de primer nivel, con el rodaje de los últimos minutos de la película Moby Dick en el mar de El Confital, la presencia del gran director John Huston y la del actor Gregory Peck fue un acontecimiento memorable 18/07/2012

Cuando algo se quema (los incendios por venganza)

Cuando algo se quema (los incendios por venganza)

José M. BalbuenaEl incendio de una parte de Tenerife nos recuerda, una vez más, que cuando algo se quema, algo tuyo se quema 18/07/2012

Pan y fútbol (el fútbol de La Roja)

Pan y fútbol (el fútbol de La Roja)

José M. Balbuena CastellanoEstoy muy contento porque hay algo en este raro país llamado España, que llega a unir a todos los españoles, e incluso a los ni siquiera se sienten españoless 18/07/2012

"Memorias de La Palma Edén", se presenta el jueves 12

Este jueves, 12, a las 7 de la tarde se presenta en el Espacio Manuel Padorno de la Biblioteca Pública del Estado en Las Palmas (calle Muelle de Las Palmas, Avenida Marítima) el libro MEMORIAS DE LA PALMA EDÉN, mi segundo poemario, escrito 42 años después del primero 18/07/2012

Mostrando: 1-5 de 978