×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Emiro Vera SuárezMiembro desde: 03/07/17

Emiro Vera Suárez
1
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    388.979
  • Publicadas
    165
  • Puntos
    84
Veces compartidas
214
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 10º
Recientes
  • 10º
Visitas a noticias
Hace 6d

As situaciones de pesar se siguen suscitando y, es necesario aprender para elevar nuestros valores éticos para definir en el tiempo

El Reloj del Tiempo

 

Las situaciones de pesar se siguen suscitando y, es necesario aprender para elevar nuestros valores éticos para definir en el tiempo, la actitud de nuestra razón ante la realidad. Así, que Jung confiere en parte, las pruebas existenciales de que tenemos una fuerza cósmica que nos rodea y que compartimos la misma realidad.

Así que, las simbologías nos perforan y perturban nuestra conciencia para cumplir un conjunto de rituales y, donde la liturgia romana no desea captar sus respectivos cánones. Lo cierto, es que las despedidas se convierten en un ritual y nos lleva a comparaciones forzadas para revivir los recuerdos fatales, como sociedad y sumergirnos en una constante despedida con la imagen de la muerte en presencia nuestra.

Nadie, quiere responsabilidades. Estamos rodeados de falsos principios ideológicos, con sus falsedades, pocos, quieren subordinarse al tema democrático y la dictadura latina pervive en nuestra democracia, creando inconformidades, que poco democratizan nuestros corazones y nos llevan a sobrevivir en una dictadura cataléptica a nombre de una seducción cualquiera.

Ya, en el Sur, estamos cansados de militarismos que desean enfocarse hacia un bien utilitario, el socialismo con imagen de democracia, algo por demás falso, porque, he allí la concepción

En lugar de vivir con responsabilidad ciudadana los males de nuestro tiempo, desde la corrupción a la violencia, desde la pobreza al autoritarismo, seguimos poniendo las culpas afuera, incapaces del pacto democrático para construir una nueva sociedad, libre de las lacras del pasado.

A la par, la simulación ideológica irresponsablemente encadena a nuestros jóvenes hacia la liberación, ese oscuro pasado de violencia y no a una educación auténticamente democrática que los torne ciudadanos responsables con los destinos de su país.

De esta manera, bajo una infinidad de concepciones, tenemos presente, los cuadros de la muerte. Nadie, absuelve nada, desde las aguas altas de Las Malvinas hasta las marchas de Caracas, muchos jóvenes se inmolaron por el juego político de los militares y, que con sus fingimientos de superioridad arrasan con los pueblos y uno o tres títeres políticos, los nuestros, Jorge Rodríguez, quien no cumplió como alcalde del Municipio Libertador, Julio Borges, astuto como el solo y los descendientes de árabes que manejan nuestra política económica y jurídica a sus antojos. El Atlántico Sur y el Mar Caribe, tienen sus silencios.

Nos encontramos, en tiempos de violencia política que nadie justifica.

Hay marcas en nuestra historia latina, provocada por inexpertos generales que desean transformar la sociedad, en sus propios criterios y, nadie vela por la verdad y convivencia, los errores son iguales en cada tiempo

 desde hace veinte años, nos patean como quieren, ahora se suma la banca universal, bajo un acuerdo político y, nos hacen ver un conjunto de controversias con sus zanjadas. Discusiones que no llegan a feliz término.

Macri Mauricio, Michel Temer y Nicolás Maduro, representan el universo que el mundo latino, no desea ver jamás, nos han cerrado el camino hacia el mundo europeo y las movilizaciones comerciales, resultan limitadas para ambas partes. Nos encontramos sacudidos por una crisis de bienes industriales y personales, donde el narcotráfico es la única respuesta para trabajar en tierras ajenas a sus fines.

Así que, asomamos un desequilibrio industrial y empresarios de maletín, vienen fomentando la corrupción y anarquía, es un delirio por apropiarse los dólares que otros capitalizan la estantería doméstica.

Los procesos políticos nos vienen avasallando,

Dijo Macri durante el lanzamiento de la presidencia temporal argentina del G-20: “Vamos a mostrar que podemos sumarnos a una conversación global, sin alzar la voz de enojados, pero tampoco sin seguir pasivamente los intereses de otros”. Un palo para el kirchnerismo hostil y otro para el menemismo dócil de los años 90.

Nicolás Dujovne habló del “rechazo al proteccionismo” y de “continuar con el desmantelamiento de los esquemas que impiden la llegada de la producción argentina al mundo”.

De Venezuela, no se diga.

Cuando el ministro se refiere al proteccionismo está aludiendo, implícitamente, nada menos que al proteccionismo norteamericano de Donald Trump y a sus arremetidas desarticuladoras dentro de la Organización Mundial del Comercio con el riesgo latente de que de allí sólo emerja una declaración formal.

De ese mismo universo es el siempre firme proteccionismo agrícola de Francia, que, caza en rio revuelto, dicho sea de paso, pesa fuerte en las negociaciones Unión Europea-Mercosur. Más la presión de Alemania para entrar con sus autos y otra lista de productos industriales; más los biocombustibles, las cuotas para carne y lácteos, los servicios o, en palabras de un analista, “la oferta recurrentemente amarreta de la UE”.

Las asimetrías y un reparto equilibrado de los tantos han sido un conflicto nunca superado durante los más de veinte años de conversaciones.

Durante la larga década kirchnerista la economía argentina pasó a ser una de las más cerradas del mundo, mientras Europa, China y la propia EE.UU. sembraban acuerdos comerciales a este lado del mundo, con preferencias de acceso a los mercados. Si de este proceso brotaron oportunidades, la Argentina y Venezuela, no las tienen. Y queda claro que desde un piso así y de las inconsistencias propias arrancan las aspiraciones de Macri. Debe irse de la presidencia de Argenta.

No hay tiempo, para pronósticos. Son veinte años en perder el tiempo, las políticas económicas se incumplen y, los datos de ayer, se transforman en debilidades en el mundo de hoy. Son proyecciones lineales del presente, para decir verdad, el ligamiento entre comicios electorales y planificación económica, nos ha hecho mal, más si aparecen pronosticadores como Jorge Rodríguez que incumplió en su municipio, donde ejerció como acalde, me refiero al Libertador.

 

La opinión pública y la economía, como la salud humana, no sólo tienen – para su análisis – un componente coyuntural pleno de limitaciones informativas sino, también, un componente estructural. Este es complejo ya que está sometido a la “visión del mundo” del analista que lo lee. La dirección profunda de la estructura tiene mucho más peso sobre el futuro que lo que en él pesa la dirección de superficie de la coyuntura.

 Cuanto más distante y, por lo tanto, más relevante, el futuro más peso tiene la profundidad estructural. El peso de la “visión del mundo” de quién lee los datos estructurales aumenta con la distancia del futuro que se pronostica. Puede pasar que mientras la coyuntura nos describe un escenario de alegría (o de pesar) la realidad de la estructura nos condiciona un futuro de pesar (o de alegría), es decir, contradictorio.

 Los datos estructurales, sobre los que se basa un diagnóstico profesional, no pueden dejarse de lado en el análisis sobre el futuro. Y tampoco debe omitirse la “visión del mundo” de quién lo realiza.

 Acierta Ramón de Campoamor cuando dice: “En este mundo traidor/nada es verdad ni mentira/ todo es según el color/ del cristal con que se mira”. La realidad es una suerte de “mundo traidor” ya que sus giros y transformaciones nos muestran distintas máscaras.

La corrupción, no ha muerto. Lo demás es un argumento que, algunos se quedan cortos. Hay demasiado por hacerse y nadie ejecuta nada, Brasil con Lula, dejo pasar algunas páginas históricas que ahora, pegan en Venezuela y Argentina, deseamos en el Cono Sur una transparencia sobre verdades y que verdaderamente paso el Ara San Juan, se los arrastro la corrupción, al igual que Pdvsa, son demasiados reportes una sola realidad, los presidentes del Cono Sur, solo piensan en reelegirse y no en las comunidade

Ya, en el Sur, estamos cansados de militarismos que desean enfocarse hacia un bien utilitario

Más recientes de Emiro Vera Suárez

Debacle en ruptura del plan estratégico latinoamericano: Argentina

Debacle en ruptura del plan estratégico latinoamericano: Argentina

Necesita afinar sus estrategias y fomentar efectos dominó para controlar los gustos de los consumidores 26/11/2017

Submarinista, Mar de extenso oleaje

Submarinista, Mar de extenso oleaje

Una mujer, un ejemplo en La Armada, decisión y coraje en tu lucha 25/11/2017

Mapuches y el submarino, nadie ignora los planes desarrollistas de israelíes y norteños

Mapuches y el submarino, nadie ignora los planes desarrollistas de israelíes y norteños

La Patagonia, es Tierra de Fuego y riego para producir alimentos y ver el ganado recorrer sus pampas, 24/11/2017

Catalejos para sufragar en las escuelas, hacia el voto popular

Catalejos para sufragar en  las escuelas, hacia  el voto popular

En consecuencia, noviembre, resulta un mes no tensionante y, todos saben de su realidad económica 22/11/2017

Mostrando: 11-15 de 165