×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

EconlibreMiembro desde: 14/06/17

Econlibre

http://www.sintetia.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    546.296
  • Publicadas
    206
  • Puntos
    0
Veces compartidas
86
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 2d

Llevamos ya unos cuantos años en los que no hay artículo que se precie, libro de management, conferenciante, facilitador, coach, gurú e incluso memes que no nos hablen de lo que es ser líder hoy, de la diferencia con lo que era ser un jefe ayer, y que hay que ser más líder y menos jefe para poder gestionar con éxito la empresa del presente y el futuro.

Lo que ya sabemos y no hace falta que nos lo repitan

Todos sabemos ya a estas alturas que un líder dice nosotros y un jefe dice yo, que un líder comparte los éxitos y un jefe se los atribuye, que un líder ve en la crisis una oportunidad y un jefe culpa a la crisis de todos sus males, que un líder es amable, colabora con el equipo e incluso solicita su ayuda mientras que un jefe da órdenes, piensa que lo sabe todo y trata con suficiencia a su equipo.

El buen líder desarrolla a su gente, genera entusiasmo, y el mal jefe utiliza a su gente e inspira miedo y además disfruta con ello. En definitiva, un líder es un tipo "buenrollista" que inspira allá por donde pasa, que trata bien a su gente y le encanta invertir tiempo en desarrollar las capacidades y aptitudes de sus subordinados. ¿Bien no? Con un líder así nada puede fallar.

Con un líder de ese calado, ¿Qué se nos puede poner por delante? Entonces, ¿cómo puede ser que empresas con líderes magníficos, inspiradores, altruistas, dedicados, sonrientes y super buena gente no terminen de ir bien y los trabajadores se sientan aún así desmotivados, apalancados, estancados y frustrados en sus trabajos? Pues porque, me vais a permitir que os lo diga pero, no todo depende del líder.

Pero el líder no lo puede todo

Al final le estamos cargando al líder con tanta responsabilidad que pensamos que si las cosas no van bien es que no es el adecuado, pensamos que si la gente no esta motivada es su culpa, que si las personas no trabajan bien en un ambiente colaborador y comunicativo, es su culpa y siento deciros a todos que no es así.

Nos estamos olvidando que las empresas las forman personas con características muy diferentes, con ambiciones distintas, con sus formas particulares de entender el trabajo y la vida. Así que ya puedes ser el líder que reúna todas y cada una de las características de ser un líder que como te topes con una empresa en la que la mayoría de las personas:

  • No atienden a razones,
  • no tienen interés real por el trabajo que desempeñan,
  • no tienen la solidaridad de pensar que su trabajo influye en los demás,
  • no tienen ninguna gana de salir de su zona de confort y atender a nuevos retos
  • y, digámoslo así, prefieren un jefe a la antigua usanza que para ellos es alguien que no espera nada de ellos, les paga por trabajar y no por pensar y además pone una férrea disciplina con lo que no les deja margen para ser creativos. De esa forma no tienen que quedar mal frente a otros, mientras que en un entorno de líder participativo, solidario e innovador, cada empleado tiene que asumir su parte de responsabilidad.

Pues sí, hay muchas empresas hoy en día que no quieren líderes. Repito, no quieren líderes, quieren jefes, de esos de antes, de esos que están pasados de moda, de esos que no te invitan a pensar ni quieren que seas creativo, ni que creas en ti, que solo quieren que llegues, hagas lo que tengas que hacer de 9 a 2 y de 3 a 6 y al día siguiente vuelvas y sigas haciendo lo mismo, año tras año hasta que te jubiles y te den un reloj de esos de gracias por los servicios prestados.

Y ya puedes ser un líder de hoy, actual, moderno, extrovertido, innovador, coach, facilitador y encantador, venir con las mejores intenciones del mundo, querer introducir cambios que hagan que la empresa tienda hacia esa empresa liquida, adaptable y resiliente, que como te topes con una mayoría de trabajadores como los que te he descrito no tienes nada que hacer.

Bueno igual te planteas que la empresa se adapte al líder y no el líder a la empresa y entonces tengas que invitar a irse a una gran parte de esa plantilla, con su experiencia, con sus años dedicados y acomodados y empezar a seleccionar a una nueva hornada de "knowmads" que se adapten mejor a lo que es el mundo de hoy, ese que cree en un líder y no en un jefe. Lo malo que como buen líder no querrás hacerlo y les darás la oportunidad de adaptarse, invertirás tiempo, recursos y palabras para que se den cuenta de que el mundo de hoy necesita otro tipo de perfil y ellos te responderán que quizá el mundo de hoy lo necesita, pero la empresa en la que estas necesita un jefe.

En definitiva, líderes del mundo, que si estáis en esta situación no os desgastéis, no es culpa vuestra, hay empresas en las que no encajáis por mucho que os hayan explicado una y otra vez las aptitudes y actitudes del liderazgo actual, no os frustréis porque esas empresas que no valoran ese liderazgo, sin duda no serán empresas del mañana, porque han caído en una pereza emocional y una estabilidad enfermiza que en el entorno cambiante, complejo y de incertidumbre en el que nos encontramos tanto ella como su jefe están abocados a la desaparición.

Resumiendo, esta muy bien ser líder, pero eso no te garantiza el éxito, ya que lo importante es el binomio, líder ? empresa, y hasta en esto hoy en día hay que hacer match.

.

Más recientes de Econlibre

La transformación cultural: los pilares que mueven la innovación y el crecimiento empresarial

Quiero compartir una serie de pensamientos, ideas y aprendizajes sobre transformación cultural que considero que pueden ser de utilidad a la hora de plantearnos el regreso a nuestras organizaciones o para tener en cuenta en nuestro futuro laboral Hace 1d

El poder de los intangibles: qué son, cuánto valen y por qué tienes que cuidarlos

El poder de los intangibles: qué son, cuánto valen y por qué tienes que cuidarlos

La realidad es que de forma sigilosa, sin poder tocarlos, muchas veces fuera de los balances, dominan la creación de valor y de riqueza. Hablamos de los activos intangibles 25/02/2021

Popper, la verdad no existe y todo está fascinantemente permitido

� "Si Dios no existe todo está permitido", sentenció Iván Karamazov en la obra de Dostoievski, Los Hermanos Karamazov. No pretendo analizar esta frase en profundidad ?por su complejidad?, pero sí atrapar una de sus interpretaciones: desarrollar una reflexión sobre el concepto de la Verdad 25/02/2021

Los 7 desafíos de toda organización inteligente y saludable

Estamos viviendo tiempos turbulentos, los cambios se agolpan, las organizaciones están inmersas en una espiral de cambio que muchas veces las impide avanzar porque los cambios se impulsan, se inician y se implementan, incluso se dedican recursos de todo tipo para lograrlos y, sin embargo, el cambio 22/02/2021

5 razones para apoyar una ley para fomentar el crecimiento y el clima empresarial y 5 mitos sobre emprender

5 razones para apoyar una ley para fomentar el crecimiento y el clima empresarial y 5 mitos sobre emprender

La vicepresidenta y Ministra de Economía de España, Nadia Calviño, está impulsando una nueva Ley de Creación y Crecimiento de Empresas y Mejorar el Clima de los Negocios. Hay muchas cosas que merecen especial atención. El crecimiento empresarial en el punto de mira legal 1 21/02/2021

Mostrando: 1-5 de 205