×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

ConsultorartesanoMiembro desde: 06/07/10

Consultorartesano

http://blog.consultorartesano.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.649.052
  • Publicadas
    1.438
  • Puntos
    0
Veces compartidas
163
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
06/08/2017

image

El puerto de Piedraslenguas con y sin niebla

Cosgaya está en la ruta Vadiniense del Camino de Santiago (la vi señalizada y la fotografié a la salida de Cistierna) y continúa el Camino Lebaniego, que enlaza San Vicente de la Barquera con Santo Toribio de Liébana. Se la denomina también ruta montañesa y enlaza con el Camino Francés en Mansilla de las Mulas. Ayer ya vi indicaciones de esta ruta bajando desde Pandetrave hacia Fuente Dé. La ruta pasa justo por detrás del alojamiento donde me hospedo.

Ya comenté cuando finalicé etapa en Cervera de Pisuerga que el pueblo estaba engalanado con emblemas alusivos al año jubilar lebaniego que se celebra este 2017. Y como quiera que el Monasterio de Santo Toribio de Liébana queda aquí al lado voy a aprovechar para visitarlo mañana. Eso quiere decir que opto por la subida a Piedraslenguas por carretera desde Potes. Son mil metros de desnivel en una subida larga de prácticamente treinta kilómetros. Eso quiere decir que vamos de etapa Verano Azul . ¿Que hay que subir un puerto de mil metros de desnivel? Póngame dos por favor, que con uno no me llega.

Por cierto, en Cosgaya el hotel lleno, al igual que otro que está enfrente. Se ve que la zona está a rebosar de gente que viene al monte y lo que lo rodea. Un baño de masas para lo que han sido la mayor parte de los finales de etapa en esta ruta. Ayer en Oseja de Sajambre ya se apreciaba más movimiento y ha sido llegar a la zona de Fuente Dé y Espinama y hacerse evidente del todo.

Finalmente voy a acortar en un día la ruta y terminaré el martes. Me iré hasta la estación de Lutxana donde terminaba el tren de La Robla. En esta travesía he hablado con mucha gente que de una u otra forma tenía conexión con las minas y por extensión con el tren hullero. Me acuerdo de Jaime en Cerredo, de Carlos y Benita en Genestoso, de la chica del bar del hotel Valle de Lago que era de Villablino, o de Antonio de la casa rural de Cubillos del Sil. El Camino Olvidado ha servido como referencia para quienes diseñaron esta vía férrea y la construyeron en tiempo récord allá a finales del siglo XIX. Así que dormiré la última noche más allá de Reinosa y me volveré a Bilbao jugando con su trazado. En Lutxana daremos por finalizada oficialmente la ruta. Será el martes, tras diecinueve jornadas. Ida por el Camino Olvidado, vuelta por la Transcantábrica y final en homenaje al tren de La Robla.

La mañana amanecía brumosa pero sin lluvia. Como no daban de desayunar hasta las ocho y media he bajado una hora antes y sin probar bocado he tomado dirección Potes. Bajada plácida por la carretera. Justo antes de llegar al pueblo sale a la derecha el desvío al monasterio de Santo Toribio de Liébana. Son algo más de dos kilómetros al 10%. Arriba nadie. Hasta las diez no comienza la recepción de peregrinos, así que excepto cuatro autocaravanas aparcadas en el parking supongo que con gente durmiendo, no había nada de nada. Toda la subida está encartelada con alusiones a este año jubilar 2017. Hago una foto a la típica puerta del perdón. Pero hay condiciones: rezar, comunión y confesión. Será en otro momento.

En la bajada paro en el bar de un camping a desayunar. Me meto en vena un Cola-Cao y un bizcocho para superhombres. Continúo hasta Potes y comienzo la larguísima subida al puerto de Piedraslenguas. Voy muy suave. Noto un pequeño dolor en la zona de los isquios de la pierna izquierda. Así que con prudencia. Casi en el alto, tras casi treinta kilómetros de subida muy tendida, paro en la Venta Pepín. Media ración de queso y conversación en torno al oso, que parece que se deja ver por esta zona. En la tele, Neymar. Me voy a suicidar.

Más sobre

Decido bajar hasta la iglesia de San Salvador de Cantamuda y luego volver a subir. Voy bien de tiempo y como la etapa la estoy haciendo por carretera rodamos en plan señorito sin mucho desgaste. El viento pega de culo en la bajada. Ay, ay, ay, lo que va a costar subir de nuevo por aquí.

El pueblo está en fiestas. La iglesia de San Salvador de Cantamuda se encuentra junto al arroyo de Lebanza, muy cerca de donde entrega sus aguas al Pisuerga. Nada más llegar sorprende una cierta esbeltez del edificio que casi parece una construcción en bloques cada cual en su justo sitio. Qué bonito debe de ser recrearla a base de aquellos recortables que pegábamos cuando éramos niños. Oigo que hay misa dentro. Me quito el casco, voy a entrar. ¿Una aparición? Hafo, vecino del barrio donde vivo en Bilbao y con quien en su día trabajé hace un montón de años, me mira. Le miro. ¿Eres tú? Mucha casualidad encontrarle aquí y que entre toda la gente que está en la iglesia me lo tope a la primera. Me cuenta que están pasando un par de semanas en una casa de turismo rural del pueblo. Joder, pequeño este mundo.

Tras un rato de agradable conversación retomo ruta. De nuevo me lo tomo con calma. Son doce kilómetros de vuelta al Puerto de Piedraslenguas que, la verdad, no me cuestan demasiado. Pensé que sería más duro. La subida por la parte de Potes me regaló unos últimos kilómetros metido en la niebla y con calabobos. Arriba el mirador copiaba al de ayer en Pandetrave: ni tres en un burro. Lo digo porque ¡sorpresa! El día se ha abierto arriba. Hago fotos para dejar testimonio. Cosas de las montañas.

Solo queda un tramo cuesta abajo hasta Pejanda, donde termino etapa. Mañana hay que subir por las montañonas que se ven enfrente. Con paciencia todo se hará.

image

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

image

La iglesia de San Salvador de Cantamuda

image

Mirador de Piedraslenguas

image

Puerta del Perdón en Santo Toribio

Distancia: 87, 13 kms. Tiempo de pedaleo: 5h 04min. Desnivel acumulado: 1535 m.

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

< < Etapa anterior | Etapa siguiente >>>

Fotografías de la ruta cargadas en el álbum de Flickr.

Más recientes de Consultorartesano

Moverse y su contrario

Moverse y su contrario

Es más que evidente que vivimos en una sociedad que incita a moverse. Si volvemos a leer al difunto Bauman, diríamos que es un movimiento de insatisfacción radical. No importa adónde te muevas, cuando llegues al nuevo lugar no podrás decir que estás satisfecha 15/08/2017

El yo-niño solo quiere jugar a los datos

El yo-niño solo quiere jugar a los datos

Puede parecer un juego pero es más que evidente que presenta riesgos crecientes. En parte es una diversión y se aprovecha de nuestra natural tendencia de aprender jugando. Los datos nos acercan a un conocimiento que complementa la sensación 11/08/2017

19- Quintanaentello-Bilbao #OlvidadoTransKtb

19- Quintanaentello-Bilbao #OlvidadoTransKtb

La ría de Bilbao La tarde se puso de nuevo fea. Bajó la niebla y comenzó a lloviznar. El pueblo no era más que cuatro casas a ambos lados de la carretera y daba poco de sí. Lo de pasear, para otro día. Así que hubo tiempo de repasar, al menos por encima, los dieciocho días de ruta 08/08/2017

18- Pejanda-Quintanaentello #OlvidadoTransKtb

18- Pejanda-Quintanaentello #OlvidadoTransKtb

Mar de nubes desde los altos de Sejos Casa Molleda, el alojamiento donde me he hospedado, ha resultado ser un centro cultural bien activo en toda la comarca de Polaciones, aquí en Cantabria. Dicho esto en su más amplio sentido 07/08/2017

16- Oseja de Sajambre-Cosgaya #OlvidadoTransKtb

16- Oseja de Sajambre-Cosgaya #OlvidadoTransKtb

Mirador de Pandetrave entre la niebla La tarde se quedó con sensación de bochorno en Oseja de Sajambre pero a última hora cambió el tiempo. El cielo se cubrió de nubes que engulleron las cimas de las tremendas montañas que rodean el pueblo y las hicieron desaparecer 05/08/2017

Mostrando: 1-5 de 1.438