Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uterodemarita escriba una noticia?

5 pasos que explican el chongazo por la millonaria compra del nuevo Defensor del Pueblo

13/09/2016 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El último fin de semana, el semanario Hildebrandt en sus trece y Cuarto Poder publicaron el intrincado enredo judicial en el que se encuentra una enorme vivienda que el nuevo defensor del Pueblo. Walter Gutiérrez, adquirió en 2013. Sucede que compró una jatazo que estaba hipotecada y ahora hay un gran lío de miles de dólares por los intereses de la deuda que se estipuló en el contrato de hipoteca. Extrañamente, estos intereses se redujeron cuando Gutiérrez se hizo con el inmueble. El chongo es más complicado que adolescente, así que pon atención a estos breves pasos que lo explican.

image

Este post te dejará pensando como a Walter Gutiérrez, actual Defensor del Pueblo. Imagen: Perú21

Broder, esto es más yuca que E=MC²

Ok. Vayamos por partes y en forma cronológica.

Primero debes saber que la casa está ubicada en la avenida Salaverry 2691-2695, en San Isidro. Le pertenecía a los esposos Fernando Bayona y a Lucy Meléndez. Memoricen el primer nombre, porque es uno de los tres implicados en el problema de la jato.

image

Esta es la casa. Imagen: Híldebrandt en sus trece

1. El préstamo

En 2012, Fernando Bayona quiso invertir en un proyecto minero, así que buscó al ingeniero civil Víctor Canani Larco, quien, en 2012, le prestó 500 mil dólares, o sea, medio millón de lucas gringas. Para garantizar el préstamo, Bayona hipotecó la casa de la avenida Salaverry a favor de Canani. Por si luego Bayona se hiciera el loco como pasó . La hipoteca fue por 2 millones 231 mil 550 soles (830 mil dólares aproximadamente). En el contrato se acuerda que la casa no podía ser vendida mientras no se saldara la deuda.

image

Los involucrados: Fernando Bayona, el deudor, y Víctor Canani, el prestamista. Imagen: Cuarto Poder

2. Empieza el roche

A los seis meses del préstamo, Fernando Bayona dejó en visto a Canani, o sea, dejó de pagarle. Así que Canani se movió más rápido que tú cuando ingresas al Metropolitano y, en abril de 2013, decidió llevar el caso al Poder Judicial para que Bayona le pague la deuda y los intereses (542 mil 507 dólares, hasta entonces) o para que se remate la residencia y así recuperar su dinero.

image

Canani decidió llevar el proceso al ámbito judicial. Imagen: Madryahora

3. La gran idea de comprar una casa hipotecada

En pleno proceso legal (junio de 2013), Walter Gutiérrez, actual Defensor del Pueblo, tuvo la genial idea de comprar esta vivienda a un millón 490 mil dólares. Según Hildebrandt en sus trece, el pago fue tan dividido como partido de izquierda:

  1. Pagó solo 100 mil dólares (según Hildebrandt y Cuarto Poder).
  2. Pagaría otros 350 mil dólares a los 15 días de acabado el litigio.
  3. Pagaría otros 190 mil dólares luego de un mes de dictada la sentencia.
  4. Pagaría los 850 mil dólares restantes directamente al Poder Judicial o al prestamista, Víctor Canani, para levantar la hipoteca.
image

"No, no, no. Así no fue", asegura el defensor. Imagen: Noticias en línea

Peeero, el defensor aseguró a Canal N que así no fue, que él ha pagado 684 mil dólares. O sea, más o menos las tres primeras partes del precio total. Ese dinero se lo pagó a Bayona (deudor), no a Canani (prestamista). "Porque él es el dueño de la vivienda", afirmó.

¿Se acuerdan de que les subrayamos en negrita que la vivienda no podía ser vendida hasta que se pague la deuda? Ya. Canani resalta esta cláusula para rechazar esta compra-venta. Sin embargo, Bayona aclara que sí se podía vender la casa si le avisaba a Canani. Aquí viene otra bronca de versiones: Canani dice que nadie le avisó de la venta, pero Bayona dice que sí lo hizo, e incluso mostró dos cartas notariales que le envió.

image

Una de estas cartas aparece en Hildebrandt, peeero se la enviaron a Canani después de la venta. Imagen: Cuarto Poder

4. Fallo final (o eso parecía)

El caso seguía su curso legal en el siempre efectivo y ágil Poder Judicial y, finalmente, se dictó una sentencia que parecía dar fin al embrollo. Sin embargo, Gutiérrez reapareció para realizar una serie de acciones que te podrían dejar más confundido que cuando leíste Rayuela en secundaria.

image

Un poquito más despacio, por favor, Útero, que me pierdo. Imagen: La República

Tranqui, aquí te lo resumimos en 5 actos:

  • Mayo de 2014: El Poder Judicial por fin ordena embargar la casa de Bayona para pagarle la deuda a Canani que, hasta entonces, llegaba a un millón 628 mil 338 soles.
  • Aparece Gutiérrez para impedir la boda el embargo y se presenta como "tercero legitimado" en el proceso (o sea, que puede meter su cuchara porque ya era dueño, duh). También pide actualizar el precio de la vivienda a través de una tasación.
  • El Poder Judicial accede al pedido y tras un nuevo peritaje se resuelve que la casa ahora vale un montón de plata. O sea, CUATRO MILLONES 500 MIL DÓLARES.
  • Obviamente, Canani pide un nuevo peritaje porque a ese precio tan elevado no lo iba a comprar ni Rodolfo Orellana nadie.
  • Después, el Poder Judicial fijó un nuevo costo que se redujo a 2 millones 900 mil dólares, "nomás". Recuerden que el defensor compró la casa a un millón 490 mil dólares.

Walter Gutiérrez (nuevo dueño) indicó a canal N que la propiedad vale más que lo que está hipotecada. Según el abogado de Canani, Luis Chacalizza, si el remate se ejecuta a 2 millones 900 mil, como finalmente se ordenó, entonces el excedente será de millón y medio de dólares adicionales que irá en favor del dueño, o sea, del Defensor del Pueblo. ¿Buen negocio o no?

5. El roche de los intereses

Existe oootro problema que también tiene que ver con la casa, pero con el tema de los intereses de la deuda de Bayona a Canani. Resulta que cuando ambos firmaron el contrato de préstamo, establecieron que los intereses sean de 30% al año.

Sin embargo, Canani afirma que el actual defensor también solicitó al Poder Judicial que los intereses sean menores al 3% anuales. La sala le dio la razón a Gutiérrez quien, vale recordar, ha sido Decano del Colegio de Abogados de Lima.

Esto es rarazo porque los intereses de la deuda afectan a Bayona. La hipoteca en sí misma, que debe pagar el comprador, o sea Walter Gutiérrez, no cambia.

¿Entonces por qué hizo eso?

Según declaró el propio Defensor del Pueblo a Cuarto Poder, porque no quería que se dilatara más el juicio. Resaltó también que la variación de estos intereses no afecta en nada el resto de dinero que debe pagar por la casa (recuerden que solo ha pagado una parte del total). Que él pagará lo mismo porque está pagando el monto de la hipoteca de la casa, no la deuda de Bayona a Canani.

Lo cierto es que ese pedido de reducción de interés de la deuda beneficia a Bayona, quien justamente es el único que ha visto dinero de esta compra-venta. Canani, hasta ahora, no.

Por cierto, antes de que Cuarto Poder emitiera el reportaje, Gutiérrez quiso pasar el tema por agua tibia, y hasta tildó de "criminal" el informe de Hildebrandt en sus trece, luego se le pasó.


Sobre esta noticia

Autor:
Uterodemarita (4875 noticias)
Fuente:
utero.pe
Visitas:
2167
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.