Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Prensaaldia escriba una noticia?

¿Qué pasó cuando Caldera ganó con 30.000 votos?

19/04/2013 12:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué pasó cuando Caldera ganó con 30.000 votos?

Por: Sergio Márquez Parales.

ATREVIENDONOS A ANALIZAR. Pese a la pequeña diferencia en los votos, los resultados de las elecciones presidenciales de este domingo no fueron la diferencia más estrecha de la historia democrática de Venezuela. Tal hecho ocurrió en 1968 con el ex presidente Rafael Caldera, quien en aquel momento se impuso a su rival en las urnas por unos 30 mil votos. En esta oportunidad, de acuerdo con las cifras que suministró el Consejo Nacional Electoral (CNE), la diferencia fue de 233.935 votos. Esta vez, el candidato Nicolás Maduro, obtuvo 7.505.338 votos, mientras que Henrique Capriles sumó 7.271.403 votos. Este resultado se obtuvo al escrutar 99, 12% de los sufragios y con una participación de 78, 71%.Una tendencia "irreversible", según la presidenta del CNE, Tibisay Lucena. No obstante, Capriles anunció que no reconocerá el resultado hasta tanto no se haga una auditoría de 100% de las actas, hecho este que Maduro en su alocución aceptó. La alternativa política que planteó la oposición venezolana en los comicios presidenciales del domingo logró ganar un mayor espacio del que tenía en el espectro nacional. Recién en diciembre de 2012 la oposición consiguió ganar la gobernación de apenas tres de 23 estados venezolanos en disputa. Ahora, Capriles se impuso en ocho provincias, varias de ellas claves en cuanto al caudal electoral, como Miranda, Táchira, Zulia y Lara, que cuentan con una importante cuota de población. Esto de alguna forma explicaría por qué el candidato opositor logró acercarse al postulante oficialista como nunca antes en comicios presidenciales en la era del chavismo. Así como Maduro se hizo fuerte en algunos estados -por ejemplo Apure, donde obtuvo 61% de las preferencias-, Capriles también logró triunfos regionales significativos. Por ejemplo, el 62% (contra el 36% de Maduro) en el estado Táchira, en donde el gobernador José Vielma Mora es considerado una de las figuras más populares del oficialismo. Pero como suelen explicar analistas electorales, una cosa son las elecciones presidenciales y otra las regionales. Otro dato que surge de los comicios del domingo es la posible cantidad de electores chavistas que, ante el fallecimiento de su líder y la nominación de Maduro, optaron por Capriles. Según el Comando Simón Bolívar, un millón de votantes pudo representar a los chavistas que cambiaron de opinión. Los analistas venezolanos que siguieron toda la campaña electoral coinciden en que en ello influyó la cuestionada campaña de Maduro, que -según se estimaba- contaba con un enorme capital político y de recursos. Pese a ello, su ventaja se redujo hasta 1, 5 puntos porcentuales en la jornada electoral. En caso de que no prospere el reclamo electoral de la oposición venezolana, ¿cómo queda la situación? Maduro asume con una pequeña diferencia de votos que genera preocupación por la sostenibilidad de su gobierno. Sin embargo, puede encontrar consuelo en la gestión de Caldera entre 1969 y 1974, considerada de relativo éxito al haber logrado la paz con grupos armados de izquierda, el aumento impositivo a empresas petroleras extranjeras y el inicio de varias obras emblemáticas de infraestructura. Pero la oposición también gana un capital político, en especial Capriles, lo que le permite permanecer en la escena política. El candidato opositor sumó casi 800.000 votos al resultado que obtuvo cuando compitió con Hugo Chávez en octubre de 2012, ocasión en la que obtuvo 6, 5 millones de sufragios. Además lo beneficia que Maduro logró unos 600.000 votos menos a los que lo que acumuló Chávez en esos comicios. "Interesante paradoja, Maduro ganando, pierde y Capriles perdiendo, gana", estimó el analista político Luis Vicente León, en su cuenta de twitter. Aún no se sabe si hay otro capítulo en esta historia, ya que Maduro aceptó iniciar la auditoría del 100% de los sufragios e incorporar los votos emitidos en el exterior (unos 50.000).Pero de quedar la victoria de Maduro en firme, Capriles podría recordar lo que le sucedió al propio chavismo en 2007. En aquel año, sufrió la única derrota electoral desde que Chávez llegó al poder en 1999. Se trató de un referendo para modificar la Constitución y permitir la reelección indefinida de todos los funcionarios electos. El chavismo perdió, también por una diferencia marginal. ¿Podrá Capriles hacer algo parecido? Su principal reto será mantener la unidad de la amplia variedad de partidos opositores -de izquierda y derecha- que lo respaldan, y que también cuentan con aspiraciones de candidaturas propias. A Capriles lo acechan políticamente dirigentes opositores como María Corina Machado, Henry Falcón, Leopoldo López, Diego Arria o Pablo Pérez. Pero ahora cuenta con un hecho probado: es capaz de sacar más de siete millones de votos y asustar a un chavismo, que siempre pareció imposible de derrotar. LA OPOSICION PRESIONA. Entre cacerolas, caravanas, gritos y manifestaciones, carabobeños iniciaron protestas en contra de lo que catalogan "fraude electoral" por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), al proclamar como Presidente a Nicolás Maduro. Tras las declaraciones hechas por el candidato Henrique Capriles, no reconociendo los resultados electorales, miles de cadenas a través de teléfonos inteligentes comenzaron a "calentar" el clima cívico que se había mantenido en la jornada electoral. Estudiantes, civiles y dirigentes políticos han coincidido en la defensa del voto y en solicitarle al CNE una auditoría y reconteo de los votos. Sin embargo, y pese a que Capriles no anunció acciones de calle, los carabobeños decidieron adelantarse y desde la mañana de ayer comenzaron a concentrarse en las inmediaciones del Comando Simón Bolívar regional en el municipio San Diego, del estado Carabobo. Aunque Capriles hizo un llamado a los votantes opositores a mantener la calma y no generar violencia, en la tarde noche de ayer fueron quemadas sedes del PSUV en algunas regiones, asediados los CDI y rodeado el canal VTV; mientras que, en la urbanización el Bosque de Valencia, se oyeron detonaciones de disparos. Para hoy están previstas marchas opositoras en todo el país, que intentarán llegar a las sedes regionales del CNE, para seguir solicitando la auditoría ciudadana. AMELIACH INSTALO COMANDO ANTI GOLPE. El gobernador bolivariano de Carabobo, Francisco Ameliach, instaló el Comando Anti golpe en la entidad para preservar la paz y defender la victoria del Presidente electo legítima y constitucionalmente por la mayoría de los venezolanos. Ameliach se reunió con los alcaldes bolivarianos de Carabobo y el buró político regional del Partido Socialista Unido de Venezuela, con los cuales evaluó la situación de la entidad ante el llamado del ex candidato Henrique Capriles a sus seguidores, de salir a la calle, desconociendo los resultados y la institucionalidad democrática del país, lo cual ha generado focos de violencia. "Hemos evaluado la situación en Carabobo y hemos creado lo que hemos denominado el Comando Anti golpe en Carabobo", afirmó Ameliach, agregando que es evidente que, dirigentes de oposición, primero, "están manipulando a personas que los respaldan y que son muy respetables muchos de ellos; con una operación psicológica, para luego, llevarlos a manifestar y no es manifestación pacífica si queman cauchos o trancan una vía".En tal sentido afirmó de manera enfática: "Aquí en Carabobo no se lo vamos a permitir, nosotros estamos trabajando y hemos hecho un comando unificado, entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y las Fuerzas Revolucionarias, y no lo vamos a permitir". El gobernador hizo un llamado a los opositores, "no deben seguir esas instrucciones que les dan dirigentes y los manipulan y después los ponen como carne de cañón. Nosotros en el estado Carabobo, la fuerza Chavista, conmigo al frente, sepan que vamos a defender la victoria de nuestro Presidente Nicolás Maduro en cualquier escenario. En primer lugar, y siempre va a ser, respetando la constitución y las leyes". El gobernador destacó: "Ahorita estamos en la etapa del llamado a la reflexión, de que todos los carabobeños entendamos la situación en que estamos, de que respetemos las reglas de la democracia que son, la mayoría decide y la minoría acata la decisión de la minoría". "Está clara la intención, aquí lo que están tratando de generar las condiciones para un golpe de estado y por eso, la reunión de este comando, un comando anti golpe, porque desde aquí desde el estado Carabobo no vamos a permitir que se genere un golpe de estado", enfatizó Ameliach. RODARON LAS ENCUESTADORAS. Cuando los analistas carabobeños decían que no eran confiables los resultados que anunciaban las empresas encuestadoras, como era de esperarse, le cayeron encima. Francisco Bello fue quizás el más reiterativo de todos los escépticos, pues incluso en diferentes medios regionales y nacionales, explicó que nunca hubo el tiempo suficiente para hacer una encuesta seria en hogares en una campaña de 10 días, y que las hechas por vía telefónica, eran menos confiables aún. Esto indicaba (según Bello), que las encuestas publicadas habían sido realizadas, por lo menos con un mes de anticipación. Julio Martí por su parte, reflejaba en sus análisis un crecimiento importante de la candidatura de Capriles, pero que la maquinaria del PSUV iba a ser determinante a la hora de movilizar a sus votantes; y este humilde servidor, siempre sostuvo que ni la brecha, ni la abstención, nunca serían las que se vaticinaban. GANADORES. Enzo Scarano debutó bien como jefe de la MUD, apuntalado por Miguel Cocchiola, Alejandro Feo La Cruz y Ramón "Papito" Rodríguez quienes en sus respectivos municipios, condujeron a la MUD a triunfos cómodos. Aldana le pisó los talones a la maquinaria roja de Guacara y por los pelos de una pestaña casi logra la victoria en el Valle del Marqués del Toro, donde conjuntamente con Williams "Golo" Gil, Rómulo Montoya y Rosalía Bellafiore echaron el resto buscando los votos para Capriles casa por casa. Valencia, fue determinante en el resultado regional, pues a diferencia de otras ocasiones, la oposición logro un importante triunfo que muchos atribuyen al equipo que Miguel Cocchiola conformó para atender el pasado proceso electoral. REAPARECIO ANDRÉS VELÁSQUEZ. Durante la alocución de Capriles luego de que el CNE anunciara los resultados del proceso presidencial, muchos caímos como condorito al observar a Andrés Velásquez muy cerca del "Flaco". Luciendo un recién aplicado tinte de pelo, Velásquez se veía contento; entre otras cosas, porque por fin pudo entregar buenas cuentas a la MUD. Falta ver si el diputado Velásquez se dedicará ahora a visitar un poco más a la región y asumir de una vez por todas su rol de jefe de la oposición regional.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Prensaaldia (416 noticias)
Fuente:
comunidadaldiaprensa.blogspost.com
Visitas:
1918
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.