Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Gonzalez Ordoñez escriba una noticia?

El paramilitarismo ¿llego para quedarse?

18/10/2009 17:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tema de la violencia y el paramilitarismo esta de nuevo en el tapete a raiz de las denuncias del Doctor Jose Vicente Rangel, los cuales obedecen a un plan imperial de desetabilizacion hacia la revolucion bolivariana

Antonio González Ordóñez

A raíz del nuevo alerta que el periodista José Vicente Rangel hizo sobre el tema del paramilitarismo en su habitual programa de televisión, paralelamente en su columna publicada en los diarios de circulación nacional, se ha reiniciado el debate sobre la penetración del paramilitarismo en el país, este tema que nos es nuevo, y según JVR está alcanzando niveles tan dramáticos que amenazan a Venezuela con llevarla hacia una vorágine de violencia.

Hagamos historia reciente

El 5 de mayo de 2004, en el Municipio Baruta del este Caraqueño, en una finca propiedad del Sr. Robert Alonso ligado al exilio anticubano, la Dirección de Inteligencia Militar, la policía política Disip y el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas capturaron unos 80 irregulares colombianos, mientras cinco decenas -que lograron huir- eran rastreados por la zona montañosa de los alrededores de la zona.

Se conoció en aquella oportunidad que los paramilitares capturados en flagarancia, formaban parte de un contingente introducido al país para apostar a salidas violentas. Pese a ello, los medios de comunicación privados minimizaron, sino banalizaron los hechos, sin darle importancia a un hecho que podía significar escenarios de guerra que, al parecer insiste en tocar a la puerta de todos los venezolanos.

Es importante resaltar que la captura de un centenar de paramilitares colombianos en una hacienda, a apenas 20 kilómetros de Caracas, deja en evidencia que diversos factores como el exilio cubano, el narcotráfico, la oligarquía colombiana, sectores «halcones» de Estados Unidos, los dueños de los medios de comunicación comerciales, están comprometidos en acciones tendentes a desestabilizar y ocupar militarmente Venezuela, uno de los reservorios de hidrocarburos y recursos acuíferos (agua dulce) más grandes de Occidente.

Uno de los que más ha denunciado sobre este grave problema es, el diputado Oscar Figuera, Secretario General del Partido Comunista de Venezuela (PCV), quien en entrevista con la periodista Vanessa Davies de Venezolana de Televisión (VTV), declaró “una vez más la creciente presencia de paramilitares colombianos tanto a lo largo de toda la frontera oeste de Venezuela como en otros lugares del país. Figuera advirtió acerca de la vinculación de esas fuerzas irregulares con un plan de desestabilización contra el gobierno revolucionario, en el que podrían estar vinculados, además del imperialismo estadounidense y de la derecha venezolana, sectores asociados al gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe o protegidos por éste”.

¿Qué hacer?

Lo preocupante es que ya hace algún tiempo que se viene discutiendo este asunto, sin que hasta ahora haya habido por parte de los órganos de seguridad del Estado venezolano acciones decisivas de prevención y erradicación de este problema, lo que llevó a Figuera a comentar que siente que las autoridades venezolanas no escuchan sus denuncias en esta materia. Un elemento destacado de las denuncias presentadas por Figuera es la posibilidad de que estos paramilitares cuenten con ayuda y protección no sólo por parte de diversas fuerzas oficiales u oficialistas colombianas, sino también por parte de algunos mandos de la propia Fuerza Armada Nacional venezolana interesados en promover el derrocamiento del gobierno revolucionario.

El 15 de octubre de 2009, la comisión de la Asamblea Nacional presidida por el Dip. Mario Isea que investiga los planes magnicidas contra el Presidente de la República, concluyo en su informe que dentro de la trama para lograr ese objetivo, la oposición golpista y sus aliados extranjeros pretendían usar sicarios de las desmovilizadas Autodefensas de Colombia, en este contexto es preciso señalar que la penetración paramilitar en la frontera, en los demás Estados y la Capital de la República, es parte activa de los planes que contra la Revolución Bolivariana y su pueblo, dirige y ejecuta el Imperio Norteamericano, por intermedio de su gobierno, el Comando Sur y de los sectores ultrarreacionarios de Colombia (AUC) y Venezuela. En el cual están comprometidos los gobernadores del Zulia, Táchira y Miranda que ya han creado grupos de autodefensas regionales, Este plan tiene varios componentes, primeramente con la penetración paramilitar con la cual buscan, generar una zona de control o cabecera de playa en el eje fronterizo que va desde los Estados Zulia, Táchira, Barinas, Apure y Amazonas en una primera fase. De la misma manera, buscan incidir en sectores vulnerables de la población Venezolana a través de grupos de colombianos que financian y “protegen” en parte a fracciones de la economía informal específicamente en sectores de los buhoneros y empresas de Taxis con el fin de construir un aparato de inteligencia hacia lo interno de la sociedad Venezolana.

Para este intento, han delincuentes comunes para la práctica del secuestro y la extorsión, para desestabilizar al Gobierno al acentuar deliberadamente el problema de la inseguridad. En la actualidad el objetivo es posesionar paramilitares en los Estados Zulia y Falcón y al igual que en los Estados Táchira Apure y Barinas. Desde allí con mercenarios colombianos desmovilizados de la de la AUC, sostendrían acciones permanentes de sabotaje a instalaciones estratégicas como: campos y refinerías petroleras; oleoductos, represas, puentes entre otros; así como también asesinatos contra dirigentes del movimiento popular (caso reciente en la etnia Yucpa); generando con esto, una imagen de desestabilización e ingobernabilidad.

Como bien la han denunciado muchas veces los compatriotas de Frente Campesino Ezequiel Zamora “El imperialismo norteamericano no permanecerá de brazos cruzados y dejara que el proceso revolucionario venezolano y continental avance bajo el liderazgo del comandante Chávez y, en ese sentido, está adelantando un plan estratégico, sembrando paramilitares en el territorio venezolano” es la hora que el gobierno bolivariano y su vanguardia política el PSUV se pongan en movimiento y liquidemos el flagelo antes de que sea demasiado tarde.

Ordonez47@hotmail.com aordonez47@gmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Gonzalez Ordoñez (38 noticias)
Visitas:
183
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.