Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marthamartinez escriba una noticia?

El Paradigma Del Falso Final Feliz

09/03/2021 14:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Sbein es un hombre guapo, se graduó en una prestigiosa universidad, tiene un cargo directivo en una empresa de tecnología trasnacional y se encuentra entrando a los cuarenta. Sin duda un buen partido como dirían las abuelas. Kathy es una mujer con un poco más de treinta años. No termino la universidad y a duras penas saco la preparatoria. Ha tenido diferentes trabajos, vive alquilada, con suerte llega a la quincena. Algunos lo atribuirían a la suerte, estos dos personajes se encuentran por casualidad, perdón, la casualidad no existe.

¡En fin, Sbein casi la atropella, rápidamente se baja de su flamante coche a auxiliarla. Aunque ella fue la que no respeto la señal de transito la lleva a urgencias, espera que la atiendan y la lleva a su casa. Wow ¡todo un príncipe. Después de ese aparatoso primer encuentro, siguieron viéndose. Todas las amigas de Kathy se transmitían el chisme, afirmando que había encontrado al príncipe de los cuentos de hadas. Cuando lo lleva a su casa, su mama le dio las mil y una recomendaciones para que lograra pescarlo y parece que dio resultado porque en menos de un año estaba diciendo que si ante un sacerdote, la boda también fue de cuentos de hadas, no podía ser menos. ¿Le esperaba un felices para siempre? ¿Qué crees? Lamento desilusionarte...

Cuando regresaron de la extensa luna de miel, Katherine, acostumbrada a tomar decisiones en su vida. Es verdad, vivía en una buhardilla, en un barrio de mala muerte y aun así su vida le pertenecía. Lo único que tenía era la posibilidad que un día todo cambiaria. Ah¡, lo olvide, tenía un pequeño emprendimiento. La suerte llegaría y echaría andar su pequeño negocio que por falta de tiempo y de fondos solo lograba mantenerlo. Sbein quería hijos, los que Dios le mandara. Kathy pensó que era el momento para echar andar sus planes, pero su marido pronto le corto las alas haciéndole saber que todo era de él y que ella también era de su propiedad así que se convirtió en un jarrón de su sala. Tardo poco tiempo en dejarse de quejar con su madre, que le dijo que era un pequeño sacrificio para la vida que tenía y que a los hombres había que aguantarlos. No comentaba nada a sus amigas que aún seguían esperando el príncipe porque si le paso a Kathy, ellas tenían esperanza.

Al igual que Kathy, Robert también espero mucho para llegar a la posición donde esta. Como todo profesional, buscaba estabilidad, mayores ingresos y reconocimiento. Lo obtuvo, sus esfuerzos fueron recompensados. Finalmente pudo comprar el coche de sus sueños, tener un departamento, ayudar a sus padres. Había algo que ignoraba. ¿Por qué diantres nadie se lo dijo antes? El puesto venia con un acuerdo de fidelidad absoluta. Ahora tenia los medios, pero le faltaba el tiempo. La esperanza que tenía era esperar la jubilación y cada año cambiaban las normas así que viéndolo así tal vez no llegue y en el mejor de los casos tendría cerca de 70 años para comenzar a disfrutar su vida.

Tanto Robert como Kathy estaban atrapados en sus historias de éxito. Para su entorno eran personas que habían logrado lo que otros buscan, pero a puertas cerradas y me refiero en sus habitaciones y cuando estaban solos o en las noches cuando todos dormían, buscaban convencer a sus mentes que eran felices porque otros no tenían lo que ellos habían conseguido.

Años más tardes y por suerte no muchos, Kathy no podía con la depresión. Ver sus hijos aun creciendo no basto para consolarla. Se enamoro del mecánico y termino huyendo con él. Ahora vive feliz en un barrio, trabaja medio día en una tienda. Robert le llevo más tiempo. Un día se sintió mal, fue al hospital y le detectaron un tumor. Durante el tiempo de incapacidad estuvo pensándolo mejor y pondero lo que tenía con lo único que no podría comprar, tiempo ni salud y después de recuperado renuncio y monto un negocio.

Lo que muchos ignoran antes de vivirlo por experiencia propia es que la felicidad es una elección consciente. Se puede ser feliz con poco o mucho porque depende de un estado mental y una actitud emocional. Y si ignoras esto, probablemente desconoces que todo tiene un ciclo, un tiempo de oscilación. Meses, años o días y horas.

Lo único que tienes realmente es este momento. Puedes decidir esperar que llegue el momento para, puedes hacer este instante ese momento o mientras esperas, vivir lo que tienes. Lo considero la decisión más importante que cada uno debe tomar diariamente.

¿Qué cómo lo hice yo? Solo tengo el presente desde hace muchos años. ¿Quieres ser feliz hoy? Decídelo, empieza por decirte, "soy feliz" Y si no pasa nada. Vuélvetelo a decir o empieza por hacerte feliz tú mismo.


Sobre esta noticia

Autor:
Marthamartinez (133 noticias)
Fuente:
marthamartinezfacilitadora.blogspot.com
Visitas:
130
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.