Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Miller escriba una noticia?

Pan y fútbol (el fútbol de La Roja)

18/07/2012 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

José M. Balbuena Castellano

Estoy muy contento porque hay algo en este raro país llamado España, que llega a unir a todos los españoles, e incluso a los ni siquiera se sienten españoless. Ahora vamos todos de la mano para vitorear a la Roja, al equipo nacional de España. Y lo que son las cosas, hasta no hace mucho todo lo rojo estaba muy mal visto, en España y hasta te podían fusilar si veían en tí algún tufillo colorado. Pero vemos que los tiempos cambian que es una barbaridad...Se reúnen las familias, los parientes, los amigos para tomarse unas copichuelas y unas sabrosas tapas, mientras se apasionan para ver fervorosamente los partidos de fútbol de esta gloriosa nación de conquistadores, de guerreros, de santos, de inquisidore de estafadores y de iluminados. Y me alegra que el consumo haya subido, gracias a este campeonato de la Copa de Europa. Se prodigan en los bazares, por los mercados callejeros por los grandes almacenes las banderitas de España, las camisetas rojas del equipo nacional, las imágenes de estos épicos héroes, llámense Silva, Piqué, Casillas, Iniesta, Pedrito, etc. etc. que nos van a meter en las finales.¡Un gran negocio!. image A punto estuvo España de claudicar, porque en el partido con Portugal jugó mejor el equipo luso, y, de chiripa, gracias a los penaltis, el equipo rojo superó la prueba. ¡Da gusto ver la vena patriótica que nos ha entrado a todos! Algo bueno tiene todavía España, que los extranjeros empiezan a respetar y eso es su equipo nacional, esculpido por el adusto entrenador Vicente del Bosque, que logra copas del mundo y de Europa, y de donde sea. Gloria pues, a estos aguerridos peloteros, que por unos días nos darán unos días de respiro y alegría, ante los sustos que el señor Rajoy nos da los viernes (a los que ya llaman Viernes de Dolores) .Vamos a ver cuando estos mandamases prometen comportarse como auténticos patriotas, buscando la felicidad de todos los ciudadanos y no solamente la suya propia, o la de sus amigos del alma. Vamos a ver cuando se reforma la Constitución, el Poder Judicial, la democracia y se contempla el castigo para todos aquellos que ostentan cargos públicos y actúan con irresponsabilidad.. Gloria pues, a quienes por unos días se olvidan de la herencia de Zapatero, de las engañifas de Rajoy, de las ayudas a Bankia, (a costa nuestra) de la Prima de Riesgo, de la caída de los mercados, del rescate del país, (aunque arteramente lo nieguen los Rajoys, los Montoro, los Guindos y la Santamaría, que no quieren reconocer que España se encuentra en el pelotón de los torpes de la vieja Europa, y se dan ínfulas de modernos, progresistas, defensores del capitalismo y demás ismos. También se olvidan los probos ciudadanos de que los políticos no sufren ninguna crisis; y de que esos cazapelotas, a los que tanto admiran, ganan unos sueldos y unas primas que para si quisieran muchos mortales. Tampoco se sabe donde dejan los cuartos esos pelotaris, aunque es sabido que algunos dedican una parte a fundaciones y ayudas sociales. También, por unos días y noches enteras, se olvidan de que los directores y ex-dirigentes de cajas de ahorros(hundidas desde que los políticos se metieron en ellas) cobran sueldos astronómicos, indemnizaciones millonarias por haberse ido de los cajas que ellos mismos han arruinado; o se garantizan unos retiros fabulosos. Este pueblo, hipnotizado por las hazañas de la Roja, se llega a olvidar, afectados por una amnesia colectiva, de quienes engrosan las listas del paro; de los que ingresan en el club de los desahuciados, de los que no tienen para comer, de los que visitan con asiduidad Cáritas, o centros de asistencia, de quienes ahora se dedican a trapichear con drogas, a robar hilos de cobre; a atracar establecimientos; a asaltar turistas despistados y demás triquiñuelas de la picaresca hispana. Y como no: se olvidan de todos esos sinvergüenzas que blanquean dinero, que defraudan a Hacienda; que se llevan sus ganancias a paraísos fiscales, y a los que ningún inspector de Hacienda descubre, ni denuncia, ni lleva a la cárcel, ni hace pagar lo que deben .Y no digamos nada de esa desprestigiada Justicia en la que casi nadie cree, por estar politizada, anquilosada, y con falta de una profunda reforma democrática y creible.Los españoles de a pié, de a caballo, o de coche de alta gama, poseen buenos recursos para escaquearse de la realidad; dispone de las válvulas de escape más diversas del mundo y se adhiere a la máxima clásica y de las dictaduras capitalistas: "Pan y circo". Que espectáculos no nos faltan: fútbol, toros, fuegos de artificios, el cotilleo y los insultos diarios de determinadas televisiones nacionales, las fiestas tradicionales y evocaciones a los santos de este beato país, plagado de pecadores que, al final se arrepienten profundamente, cuando le empiezan a ver las orejas al lobo... Y si no, ahí están las hazañas de nuestros tenistas, corredores ciclistas, motoristas y automovilistas que sitúan a miles de espectadores ante el televisor en hogares, bares y pantallas panorámicas de cualquier rincón de España. Después de esta catarsis reflexiva y patriotera, a lo mejor nos volvemos a cabrear otra vez, y nos lanzamos a la calle, como una fiesta más, para llevar pancartas y poner a caldo a los políticos que nosotros mismos hemos elegido. Y a lo mejor ocurre un milagro y nuestros desprestigiados políticos se regeneran.¡ Bravo por este país tan sandunguero donde no se pierde el humor y las ganas de vivir, a pesar de todo!.


Sobre esta noticia

Autor:
John Miller (983 noticias)
Fuente:
blogdeleonbarreto.blogspot.com
Visitas:
3040
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.