Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Angel Monagas escriba una noticia?

El padre mata al hijo. Violencia o agresion. Juicio del jueves

18/02/2010 17:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

ESTA NOTICIA NOS IMPACTA, ALARMA Y PREOCUPA

Asesinó a su hijo de 14 años y se suicidó

Texto: Areanny Bastidas Blanco

asesino yeison eli quintero gonzalez Yeison Padre

yeison daniel quintero Yeison hijo

EL DIARIO PANORAMA lo refleja así:

Padre e hijo discutieron por unas herramientas para reparar una bicicleta. Yeison Quintero le disparó en la cabeza a su hijo.

Una discusión por unas herramientas para reparar una bicicleta desencadenó una terrible tragedia: Yeison Elí Quintero González, de 36 años, mató a su hijo, Yeison Daniel Quintero Hernández, de 14 años, y después se quitó la vida dándose un tiro en la cabeza.

Ayer, había un ambiente sombrío e incrédulo en el interior de la residencia ubicada en el barrio Los Andes, calle 111 —al sur de Maracaibo—, lugar donde ocurrió el homicidio-suicidio.

Vecinos, curiosos y familiares de los Quintero Hernández se agolparon, anonadados, en las puertas de la residencia pasadas las 10:00 de la mañana. Una hora antes, el sonido de dos impactos de bala fue suficiente para acabar con la paz.

Gerardo Hernández, tío del joven de 14 años, narró en medio de su desespero: "No sabemos qué fue lo que ocurrió. Solamente me enteré que Yeison mató a su propio hijo con un revólver. El muchacho estaba en el cuarto, creo que durmiendo; cuando su papá entró, discutió con él, le disparó en la nuca y después se mató con la misma arma".

Las autoridades de la Brigada contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Maracaibo acudieron a la escena del crimen a levantar el cadáver de Yeison (padre) y a colectar las evidencias.

Los testigos relataron que la mamá de Yeison Daniel, Rosa Amelia Hernández, había salido de su residencia y se dirigía a casa de su progenitora, ubicada a pocas cuadras. En el trayecto, se detuvo al escuchar una detonación, regresó y encontró en la habitación a su hijo en medio de un charco de sangre.

Con el alma en vilo, la madre, junto con su hermano y un vecino, auxiliaban a su hijo, para trasladarlo a la emergencia del Hospital General del Sur, cuando escuchó otra detonación. Su esposo cayó en la cocina y al lado el arma calibre 38. Yeison Daniel murió en el centro hospitalario.

Ya sin esperanzas, Rosa Amelia regresó a la escena del crimen. Entró, entre gritos y lamentos, abrazada a otros dolientes, y no quiso declarar a la prensa.

El joven, estudiante de séptimo grado del liceo 15 de Enero, había tenido una discusión con su progenitor por unas herramientas que el adolescente había tomado sin permiso para reparar una bicicleta, declaró el comisario Jesús Teresen, jefe del Cicpc Maracaibo.

Sin embargo, un testigo había dicho que el muchacho le quitó a su padre 50 bolívares para reparar la unidad, pero esta versión no fue confirmada por Teresen.

Cuando el cadáver iba a ser trasladado a la morgue forense de la Facultad de Medicina de LUZ, los parientes del mecánico se opusieron a que los peritos se llevaran la bicicleta. Ellos alegaban que ésta formaba parte de las evidencias. La familia decía que no era necesaria tal diligencia.

Vecinos y algunos familiares se mostraron extrañados. "Estamos asombrados . Ellos eran una familia muy normal; incluso, Rosa Amelia tenía 16 años de casada con Yeison. El niño era hijo único y nunca escuchamos sobre problemas de pareja. Lo único que sabemos es que él bebía mucho licor, es más, ayer (el pasado martes) había tomado varias botellas de ron. Seguro andaba pasado de tragos para haber hecho lo que hizo", dijo el allegado.

Yeison Elí era mecánico. Presuntamente también discutió porque no conseguía las llaves de un auto que tenía que reparar.

Jesus_of_Nazareth_by_shimod Solo la fe en él puede devolvernos la paz que el hombre a diario nos quita

MI JUICIO: HECHOS COMO ESTOS, nos impactan. Sobre todo cuando uno es padre porque al ser padre de un hijo, se es de todos los hijos. Confieso que he llorado al leer esta noticia. ¿Hasta dónde nos lleva la socialización actual? ¿Por qué ocurren cosas como estas? ¿Es definitivamente la VIOLENCIA la solución?

Antes de abordar la respuesta científica, debo advertir que el aislamiento que tenemos con nuestro creador pudiera explicar muchas de estas cosas. Sin embargo voy primero con la respuesta científica, en base a mi experiencia y a mis estudios de sicología social y criminología.

EL FENOMENO DE LA VIOLENCIA:

crimen

Parafraseando a Tellenbach(1969), la manera como considere la agresividad, depende de la forma en que se analice la situación. Si lo hago como científico natural buscaré las verdaderas relaciones causales, esto es, trataré de "explicarlas" como síntomas del sistema límbico y del tallo cerebral; como científico espiritual, creyente en JESUS como origen y destino, intentaré su "comprensión" a partir de las conexiones de sentido en la curva vital, las relaciones de la vida. Si, por el contrario, abordo el problema de la agresividad como lo haría un psicobiólogo, desde el punto de vista de la economía psico-energética, hablaré por ejemplo de la irrupción de una sexualidad reprimida. Pero, también puedo ver la agresividad como algo dado de modo inmediato en lo humano, vale decir, como FENOMENO.

CONSIDERACIONES GENERALES:

La tarea de lograr la "comprensión" de la causa de la agresividad humana obliga a asumir la "disposición fenomenológica" (Husserl. 1927) procedimiento que se caracteriza por dos hechos: en primer lugar, la "inclusión" de la realidad, esto es, el hombre como objeto natural y/o sujeto de experimento, y en segundo lugar, paso de las características fundamentales a determinaciones esenciales cada vez más generales. Estos dos actos constituyen la reducción fenomenológica de Husserl.

COMO SE INVESTIGA LA VIOLENCIA SOCIAL:

Cuando uno desea investigar una realidad desde éste punto de vista debe cumplir cinco pasos sucesivos.

En primer lugar, pongo entre paréntesis todas mis creencias y convicciones. Lo que Husserl llamó Epojé (despojarse). Aquí no comienzo con la tesis, sino, con la antítesis. La negación de todo aquello en que me pueda apoyar para llegar a una afirmación más fuerte. Suelo decírselo siempre a mis alumnos como método básico de toda discusión, NEGAR LA TESIS PARA AFIRMARLA. Matemática de 5to año si no han cambiado el programa. La negación de la negación. En segundo lugar, abandono el hábito de la observación ingenua del hombre común. Para el observador ingenuo las montañas al atardecer son azuladas porque tomaron su color verdadero por aquel. El que estudie este fenómeno somete el hecho a investigación y descubre que las montañas no "son" azuladas, sino, que "se ven" así debido a determinados eventos retinianos a causa de la pobre iluminación de la tarde (fenómeno de Purkinje). En definitiva, someto a duda rigurosa (Descartes) aquello que capto en lo observado.

En tercer lugar, indago y registro sólo las notas esenciales (reducción eidética) de aquello que intento describir (fenomenología descriptiva). Aquí, si lo que voy a describir es una mesa, resulta intrascendente su color, tamaño, forma, o el material que se utilizó en su fabricación. Lo esencial es su función como mesa propiamente dicha.

En cuarto lugar, me reduzco yo mismo, el observador, realizo una autodescripción, estudio el proceso psicológico a través del cual llego a captar las características principales de los fenómenos. Es la introspección. La psicología fenomenológica es una psicología en primera persona. Nadie mejor que el propio hombre que vivencia algo, para expresarlo, de aquí que la historia clínica fenomenológica sea una recolección textual de lo declarado por el paciente.

En quinto y último lugar, registro la "intencionalidad" mediante la cual salgo al mundo para dialogar con los demás y enriquecer mis observaciones con sus opiniones y vuelvo a mí mismo para madurar lo así recogido.

AGRESION, AGRESIVIDAD, VIOLENCIA Y DELITO

El término agresión procede del latín aggredi que posee dos acepciones, la primera significa "acercarse a alguien en busca de consejo"; y la segunda, "ir contra alguien con la intención de producirle un daño". En ambos la palabra agresión hace referencia a un acto efectivo. Luego se introdujo el término agresividad que, aunque conserva el mismo significado se refiere no a un acto efectivo, sino, a una tendencia o disposición. Así, la agresividad puede manifestarse como una capacidad relacionada con la creatividad y la solución pacífica de los conflictos. Vista de éste modo la agresividad es un ELEMENTO potencial que puede ser puesto al servicio de distintas funciones humanas y su fenómeno contrapuesto se hallaría en el rango de acciones de aislamiento, retroceso, incomunicación y falta de contacto.

AGRESION NO ES NECESARIAMENTE VIOLENCIA

Frente a esta agresividad que podríamos llamar benigna, O BUENA AGRESION, existe una forma perversa o maligna: La violencia. Con esto queda claro que no se puede equiparar todo acto agresivo con la violencia. Esta queda limitada a aquellos actos agresivos que se distinguen por su malignidad y tendencia ofensiva contra la integridad física, psíquica o moral de un ser humano. En otras palabras, desde nuestro punto de vista no constituye violencia la descarga de u cazador contra el animal que desea cazar con la finalidad de saciar el hambre o mantener el equilibrio ecológico. Por otra parte, siempre constituirá violencia, como su nombre lo indica, el acto de violación sexual. Esto nos permute introducir otros elementos para reconocer al acto violento EN ESTUDIO: su falta de justificación, su Ilegitimidad y/o su ilegalidad. Ilegítimo por la ausencia de aprobación social, ilegal por estar sancionado por las leyes.

LA AGRESION ES COMUN, LA VIOLENCIA NO.

Durante mis clases en la Facultad de Derecho, siempre en alguno que otro caso que estudiemos, le digo a mis alumnos: La agresividad puede ser detectada en toda la escala animal, no así la violencia, casi exclusiva del ser humano.

Como ustedes saben es sumamente raro que un animal inferior, ataque a otro de especie diferente, si no es con el fin de alimentarse, o que luche contra otro de su misma especie si no es con el objeto de defender su territorio, la hembra, la cría o el alimento. Inclusive, cuando la lucha se presenta su mayor componente es ritual; rito que va en sentido de demostrar cuál es más grande o lucha de aquellos animales viejos o muy jóvenes, así como, animales de sexo diferente y/o ejemplares que se conocen entre sí.

Desde la niñez tenemos la experiencia de haber observado, a través de canales como DISCOVERY CHANNEL, ANIMAL PLANET, entre otros, la lucha por territorio o alimento entre dos lagartos, caimanes, cocodrilos: cambian de color, aumentan a su tamaño mediante el recurso de extender dos espículas cartilaginosas, una debajo, a nivel de la garganta, y otra arriba en el cuello. Si ninguno abandona se llega al contacto físico en forma de mordida, una lucha breve que termina con el abandono del más débil sin que el otro le persiga para darle muerte.

LA VIOLENCIA

C8NGFamYeisonQuintero

Por otro lado, los elementos de ausencia de aprobación social e ilegalidad de la violencia vienen, en nuestro caso, de la óptica jurídica romano-germánica, el derecho francés, en el que se plantea una gran clasificación de la violencia en moral y física.

De un modo general Garraud sostiene que la "infracción es un hecho ordenado o prohibido por la ley anticipadamente, bajo la sanción de una pena propiamente dicha y que no se justifica por el ejercicio de un derecho".

Por su parte, el penalista Jiménez de Asúa refiere que el "delito es un acto típicamente antijurídico, culpable, sometido a veces a condiciones objetivas de penalidad, imputable a un hombre y sometido a una sanción penal".

En la vocación práctica la diferencia entre delito y crimen, es en última instancia de orden gradual, cuantitativo: el delito es de tipo correccional (equis años de reclusión) y el crimen, como su nombre lo indica, es criminal (equis años de reclusión y de equis años si es con agravante).

La relación entre violencia y delito o crimen resulta obvia a partir de sus definiciones.

En resumen: agresión es un acto efectivo que implica acercarse a alguien en busca de consejo o con la intención de producir daño. No así la agresividad, que no se refiere a un acto efectivo, sino, a una tendencia o disposición que se halla bajo los designios de la creatividad y la solución pacífica de conflictos. Violencia es una forma perversa o maligna de agresividad que ejerce un individuo contra otro de su misma especie y que se caracteriza por su carencia de justificación, tendencia ofensiva, ilegitimidad y/o ilegalidad. La violencia es un acto netamente HUMANO. Lo sucedido entre el ciudadano, hoy difunto, YEISON QUINTERO Y SU HIJO, fue un acto de VIOLENCIA cruel, ilegal e injustificada.

REFLEXION PARA LOS GOBIERNOS

LA VIOLENCIA y no la delincuencia propiamente dicha, desborda la capacidad de nuestros aparatos policiales y es de, mayor profundidad y proporción que la capacidad y respuesta del Estado cualesquiera sea su nivel territorial.

Penetrar a la esencia del fenómeno violencia obliga al uso de una amplia gama de conocimientos que abarca la sociología, antropología, medicina, fisiología, psicología, derecho, psiquiatría, política, educación e incluso ética y urbanismo. . Hechos como el sucedido nos impacta porque no entendemos como un PADRE, acaba con la vida de un producto de su amor, un producto de su autoría. ¿Por qué escogió ese camino y no otro? ¿El alcohol fue un detonante o parte del problema? Sin ánimo de buscar culpables en países desarrollados, cuando en una residencia se produce una discusión familiar (por lo general previo siempre surge una disputa de unos 20 a 30 minutos) inmediatamente la policía interviene y se han podido evitar muchos hechos de sangre como estos. Los vecinos actúan como alarmas. En otros casos no llegan a tiempo y en nuestra realidad ni llegan o quizá no les interesa o no tienen la capacidad suficiente para actuar

Justo donde entronca la fenomenología filosófica(Husserl, Hegel, Heidegger, Sartre) con la psicología y la sociología surge la fenomenología psicosocial, concepto con el que se quiere significar el método de la observación y descubrimiento de la situación interhumana que nos permite una fiel descripción de los hechos descubiertos; más aun, partiendo de los orígenes de la experiencia en la relación recíproca de los seres humanos participantes en dicha situación(Martí¬Tusquets. 1976). Veamos la violencia bajo la mirada de la fenomenología psicosocial, si de verdad queremos darle paz social a nuestros ciudadanos. Por eso me rio a mares cuando veo ALCABALAS MOVILES, operativos llamados de "PROFILAXIA social", entrega de patrullas o uniformes, entre otras cosas. Dan muestras de una CULTURA PRIMITIVA y casi arcaica de política criminal. Quienes gobiernan no tienen la mínima idea de cómo combatir este flagelo de la violencia, que ya es común y casi normal. Quienes gobiernan y dirigen nuestras policiales, como buenos representantes del Parque Jurásico político no relacionan este hecho con su responsabilidad. "Eso no es culpa del gobierno, eso es otro problema y no puede ser incluido en las estadísticas". Hoy vemos y sufrimos con lo sucedido entre un PADRE y un HIJO pero esto guarda relación con muchos patrones actuales y aunque no es imposible evitarlos si disminuirlos. Para ello debe haber una autentica POLITICA PUBLICA DE SEGURIDAD y PLANIFICACION ANTIDELICTUAL. Se requiere de voluntad política, el problema es que en esto no hay comisiones ni 10%, lo que si abunda en compra de equipos, uniformes y patrullas.

Seguiremos con este Juicio en otra entrega.

LIGA URL


Sobre esta noticia

Autor:
Angel Monagas (667 noticias)
Fuente:
Juicio a la Noticia
Visitas:
1876
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.