Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

LA ODISEA MINERA por Ximena Gautier Greve

25/10/2010 14:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

evo-se-pone-el-cascosan-josa-131010-chile

PARTO DE LA TIERRA por Hugo León Donado Osorio.

Un llamado de atención para mirar al interior de nuestros universos.

‘ ¡ Su placenta es una mina de oro!

El milagro de la vida, de la esperanza, del amor;

emerge a la luz del mundo de la MADRE TIERRA.

Señales de humo que envía la Providencia…

(Rescate de mineros en Chile/octubre 12-2010).

Esta reflexión del poeta Hugo León Donado, que he tenido el privilegio de leer es realmente magnífica, pues traslada al plano telúrico la extraordinaria ©’OdiseaMinera’ que hemos seguido por cámara interpuesta. Es curioso como estos versos retrotraen el advenimiento de las mitologías de los últimos tiempos, relatos que levantan a los muertos para incorporarlos nuevamente a la desesperada vida humana en la superficie. NO hay que olvidar la tecnología…

¿Quién sabe qué mineros sacaremos de nuestros forados abiertos como nos lo pides para prospectar ‘ al interior de nuestros Universos-’ ...

¿No es exactamente lo que nos pide Sócrates?

La sentencia ‘ conócete a tí mismo’ ¿no nos está pidiendo exactamente aquello?

Pero me resulta algo desagradable perderme en consideraciones filosóficas y simbólicas, cuando en realidad este salvamento apunta exactamente a la inmensa miseria y desamparo de la vida de esos trabajadores y a las peligrosas condiciones en que se desarrolla su actividad laboral. Al mismo tiempo, llaman la atención asuntos como el que los dueños de la mina se hayan declarado en quiebra inmediatamente después del derrumbe que aisló y enterró a esos 33 trabajadores y que no hayan participado a los gastos del rescate, que ha sido asumido por la Corporación del Cobre y el Estado de Chile, es decir que todos los chilenos están pagando la falta de seguridad en esa mina y que los dueños ni pagan ni tienen sanción alguna… A vigilar…

Y también sorprende el relieve de la mediatización exacerbada dado a esta realidad del trabajo proletario, contrastada con la ausencia total de mediatización que al mismo tiempo, paralela y paradojalmente afectaba en la otra punta de la realidad social, a los mapuche que llegaron a 89 días de huelga de hambre antes de demitir. En las dos puntas del espectro social un número equivalente de olvidados de la buena vida y de la abundancia. Por una extraña coincidencia, y sabemos que el azar hace bien las cosas porque no existe, 33 mineros enterrados allá y 33 mapuche encarcelados acullà (32 adultos y un menor). Unos al Norte, los otros al Sur. Bien lo han cantado los trovadores: ‘ Es Chile un país tan largo, mil cosas pueden pasar’ , y es verdad.

el-rescate

Incluso es verdad que el Presidente Piñera, antiguo hombre de televisión, haya logrado crear un reality show al Norte, para cubrir la protesta política mapuche que hasta ayer, movilizaba al país entero, en todas las ciudades y también en el extranjero, en todo sitio en que un chileno se dió cuenta que él también era mapuche.

Con todo este despliegue de detalles patrióticos, ya que nunca ví tanta banderita chilena junta como ayer durante la extracción, en torno del orificio de rescate, e incluso en la cueva bajo tierra…

Me quedé pensando en el por qué de tanta simbología patriotica… ¿Alguien tenía alguna duda de la pertenencia geopolítica del lugar? Banderas en el desierto, banderas al lado del carrete, banderas en las camisetas, globos pintados con la bandera… Tal profusión de banderas me resultó extraña y aún no logro explicármelo… Además esto me sorprendió aún más pues, cuando el Presidente Morales y el Presidente Piñera se colocaron de lado y lado de la cama en donde reposaba el minero boliviano, que no sabía qué cara poner en medio de familia, mujeres, niños, niñas… . Bueno en ese momento, Piñera con su hermosa sonrisa empezó a desplegar una reluciente bandera boliviana en raso brillante… .. pero antes de terminar el gesto, alguien, no se vió quién, alcanzó al minero una banderita de esas que se les compra a los niños… .. Era la bandera arco-iris de los pueblos indígenas del Altiplano…

Los presidentes hablaban y sonreían y el obrero boliviano sostenía, algo mareado, el palito con la banderita de cuadraditos arco-iris entre sus dedos… . En eso, alguien le puso encima una baby que paso a reemplazar la banderita que Evo recogió en sus manos durante un largo momento. Lo que me divirtió fue que nuestro sonriente presidente, cuya convivialidad televisiva es un capital, se apartaba de la irisada banderita, como un vampiro se aleja de la luz del sol ! Era chocante pero divertido a la vez. Y la bandera en raso de Bolivia había desaparecido.

Sin embargo, algo hay en esta historia que ha dado lugar a la mayor teleaudiencia planetaria desde la trasmisión del vuelo a la Luna, según nos informan los abundantes comentarios que inundan radios, televisoras, revistas y medias virtuales también. Será la eficiente campaña de comunicación que hizo desaparecer a los irreductibles mapuche agonizando de hambre. Será la increible identificación del rescate con la alegoría del ave Fenix que renace de sus cenizas, es decir de su propia muerte. Será la analogía del claustro uterino con el vientre de la tierra y esa travesía por el angostísimo conducto con el apretado túnel materno que todos atravesamos al llegar a este mundo. Será la relación con la vida y con la muerte, ambas tan compenetradas y como unidas en un nudo que solamente la solidaridad del amor podía restaurar en sus diferencias.

Porque tanto la vida como la muerte se parecen en esas subterráneas vidas mineras y que vivir esas muertes es un poco como morir esas vidas.

No paré de pensar en Julio Verne mientras seguía las peripecias del rescate, diciéndome que en este descubrimiento de la contigencia del entierro, de estar enterrado pero vivo, había una tragedia existencial que puede explicar muchos de los fantasmas que la teleaudiencia ha proyectado sobre estos mineros, víctimas de los patrones de la mina.

Es que la confluencia del tema económico, trae aún mas complejidad a la descripción del atractivo experimentado por las multitudes. Algo tiene que cambiar en las minas, en el trabajo, en Chile, en todas partes en donde la explotación humana es tan desmesurada como en la mina San José. Los comentaristas franceses han dicho textualmente que ‘ las condiciones de trabajo (que observaron in situ) son indignas de un país desarrollado’ . Y al oírlo me dio vergüenza. Tanta como cuando veo a los carabineros disparando sobre los mapuches e inundando los preciosos campos del Sur. Chile, país de contrastes hermosos y ricos, pero todos hundiendo en la muerte a sus trabajadores y pobres.

Como nos dijo Neruda: ’ la mina es sólo el hombre, no sale de la tierra el mineral, sale del pecho humano, allí se toca el bosque muerto, las arterias del volcán detenido, se averigua la veta, se perfora y estalla la dinamita, la roca se derrama, se purifica: va naciendo el cobre. (… … ..) es hombre, parte del hombre, pétalo pesado de su gloria. Ahora ya no es verde, es rojo, se ha convertido en sangre, en sangre dura, en corazón terrible’ .

Ximena Gautier Greve

Colaborador de Correo Cultural

Leyenda de las fotos:

FOTO 1.

Presidente Evo Morales se pone el casco de minero ayudado por el Presidente Piñera.

FOTO 2: El Presidente Chileno acoge a la vida a uno de los rescatados que acaba de salir de la cápsula.


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (14191 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
361
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.