Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Nuestras dictaduras amigas

02/05/2015 09:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cordialidad que acaban de mostrarle en Madrid los Reyes de España al dictador y seguramente salvador de la civilización egipcia, Abdeltafah Al-Sisi, fue una repetición de la que le ofrecieron en julio de 2010 los hoy Reyes eméritos al dictador sirio Bashar Al-Assad, al que luego Occidente quiso derrocar, aunque él resiste combatiendo para salvar su régimen y la multimilenaria civilización mesopotámica.

El golpe de Estado de Al-Sisi, el 3 de julio de 2013, ha salvado temporalmente a la civilización egipcia de las hordas islamistas que le exigían a los Hermanos Musulmanes, entonces democráticamente en el poder, la demolición de las Pirámides y de todo rastro cultural preislámico.

Tras las fallidas "primaveras árabes" hemos comprobado que las dictaduras son mucho menos malas que las teocracias que las están sustituyendo, como ocurre en la parte Siria que no controla Al-Assad, y en Libia.

Habíamos olvidado la experiencia de Irak, otra frustrada democratización impuesta por Occidente.

Cuando Bashar Al-Assad viajó por primera vez a Europa en 2001 el primer país que visitó fue España. Acababa de heredar la dictadura de su padre Hafed, que gobernó Siria durante 29 años respetando todas las religiones, aunque brutalmente contra sus opositores, especialmente los islamistas creadores del actual Califato.

Eran los tiempos de la "tradicional amistad hispano-árabe" que parecen recuperarse ahora con Al-Sissi tras superar los problemas con Marruecos, país más bereber que árabe, pero musulmán.

Todas las dictaduras clásicas del mundo musulmán mostraron cierta tolerancia ideológica y religiosa, de manera que los cristianos sirios, temerosos de los islamistas, aceptan mayoritariamente a Al-Assad, igual que a su padre.

Pero hemos desestabilizado todo y tenemos que volver a rehacer nuestras dictadoras amigas, aunque solo sea para preservar la civilización previa al islam, incluida la bimilenaria de los cristianos.

------

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2425 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1334
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.