Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Castillo Alejandro escriba una noticia?

Ser niño tambien es difícil

30/12/2019 18:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los vemos en la escuela, en casa, en nuestra sociedad, y en nuestro futuro. De ellos aprendemos en todo momento y sin embargo "no vemos" en lo que podemos llegar a convertirlos. Son nuestra valiosa herencia

SER NIÑO TAMBIÉN ES DIFÍCIL

 

Tanto cómo ser adulto.

 

Y sino escuche la canción de Juan Manuel Serrat, (Esos locos bajitos).

Aquí un  ápice de  la letra; Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma, con nuestros rencores y nuestro porvenir. Por eso nos parece que son de goma y que les bastan nuestros cuentos para dormir...Y cómo sí esto fuera poco .. Agrega;  Nos empeñamos en dirigir sus vidas sin saber el oficio y sin vocación. Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones con la leche templada y en cada canción. Nada ni nadie puede impedir que sufran, que las agujas avancen en el reloj, que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un día nos digan adiós. ¡!Basta por Dios!! ¡!Pero que jueguen con esa pelota!! (RC-2020)

 

Hay tantas expectativas puestas en ellos, que a veces me pregunto si están viviendo sus vidas o las nuestras ( padres).

En el libro Frankenstein educador, (De phelipe Meirrieu) se reflexiona acerca de  la "educación cómo frabricación". El autor cuestiona las prácticas de enseñanzas que solo buscan crear una obra para enseñar al mundo, sin tener en cuenta lo que los niños desean ser.

Cuidado, porqué estamos criando  niños para  que nos hagan sentir orgullosos y ésto puede estar alejándolos de lo que realmente quieren ser ellos.

Al compararlos con sus hermanos, o También con otros niños, al apurarlos, al etiquetarlos, o al exigirles desmedidamente, los alejamos de su verdadera esencia; no estamos más que escuchando nuestra propia esencia y no la de ellos. Y después nos preguntamos porque hay tantos niños desconectados, confundidos, sin su norte...

¿Cuántos contadores frustrados? ¿Médicos? ¿Abogados?.

Los niños; ¿Siguen su pasión o la de sus padres? ¿Cuántas veces un padre deja de ver a su hijo  y se ve así mismo?

Hay tantas expectativas puestas en ellos

Cuándo el adulto busca que su hijo tenga las mejores notas en el colegio, que sea abanderado, goleador, o que sea el que se destaca- por nombrar sólo algunos logros de los discutibles- se olvida de que puede estar alejando al niño de lo que realmente desea ser.

Estas son necesidades o preocupaciones de los adultos; raramente de los chicos.

Pero cuándo las trasmitimos en  nuestros hijos, muchas veces generan un alto grado de estrés y sobre-exigencia, que no se corresponde con la edad.

Detrás de cada niño o jóven, hay una fuerza vital que quiere manifestarse, y a esa fuerza hay que acompañarla, cómo adultos, para que logren su mejor versión. Educar es acompañar, sostener y generar espacios para el crecimiento. No es imponer, obligar o someter.(L. Lewin)

 

No obstante, la educación verdadera es la que nos hace como personas. Es el desarrollo de las facultades INTELECTUALES-MORALES Y ESPIRITUALES.

Por lo tanto, si quiere invertir en algo, invierta en la personalidad de sus hijos, "pero primero en la suya" es gratis, y la gente se lo va ha agradecer.

Preocupaciones de los adultos; raramente de los chicos

(RC-2020.)


Sobre esta noticia

Autor:
Castillo Alejandro (18 noticias)
Visitas:
2007
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.