Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Muchos jóvenes dicen "sí" al régimen en Siria, pero "no" al ejército

19/04/2015 09:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Muchos jóvenes sirios que viven en las zonas controladas por el régimen intentan por todos los medios evitar ser reclutados por el ejército, en un país sumido en una guerra que ya ha causado más de 220.000 muertos.

Tras cuatro años de conflicto con los rebeldes, buena parte de los muertos se registran entre las fuerzas del régimen, con más de 80.000 muertos, entre ellos 47.000 militares.

"Estoy a favor del régimen, pero soy insumiso, ya que el servicio militar en Siria significa la muerte", afirma Georges, un estudiante cristiano de Damasco. "Pocos jóvenes aceptan enrolarse a nuestra edad, nadie quiere morir", asegura.

El reclutamiento se hace principalmente entre los drusos, los cristianos, los alauitas o los ismaelitas, pero estas minorías ya aseguran haber pagado un elevado tributo para mantener en el poder a Bashar Al Asad. "Apoyan al ejército, pero no quieren formar parte de él" explica Sema Nassar, una militante de derechos humanos de la provincia de Latakia (noroeste), feudo de la minoría alauita (rama del islam chiita), a la que pertenece Al Asad.

A medida que el país se hunde en una "guerra de usura, el gobierno debe recurrir a medios de coerción considerables" para engrosar las filas del ejército, explica a la AFP Joshua Landis, director del Centro de Estudios sobre Oriente Medio de la Universidad de Oklahoma, en Estados Unidos. "Los rebeldes [en su mayoría sunitas] afirman poder aguantar más tiempo que los alauitas. Y seguramente lo conseguirán si la guerra dura", añade.

Los sunitas representan el 80% de la población del país y los alauitas, el 10%.

- Atrapar a los insumisos -

El ejército, que disponía de 300.000 hombres, ha perdido a decenas de miles de efectivos en cuatro años, según Aram Nerguizian, experto de asuntos militares del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Estados Unidos.

El servicio militar dura en principio dos años, pero los reclutas pueden permanecer bajo bandera si la situación lo exige.

La policía militar redobla sus esfuerzos para atrapar a los insumisos. "Han instalado puntos de control a la entrada de ciudades y controlan los autobuses en busca de jóvenes de 18 años y más", asegura Omar Al Jeblaui, un activista del sur de Latakia. La policía militar también merodea en la entrada de las universidades, asegura, y en Damasco, "los jóvenes se inscriben en la universidad para eludir el ejército, pero cuando suspenden [sus exámenes], los fugitivos se esconden, limitando sus movimientos en la ciudad y evitando los controles policiales". "Como el gobierno no puede atraparles a todos, espera que uno de ellos desee viajar, casarse u obtener alguna firma oficial para poder ponerle la mano encima", agrega el activista.

"Todo el mundo, sin excepción, está ahora descontento", asegura Sema Nassar, quien se pregunta: "¿cómo no estarlo después de cuatro año de esta maldita guerra?". Según la militante de derechos humanos, algunos huyen al extranjero o pagan enormes sobornos. Otros, incluidos los sunitas, prefieren integrarse en las fuerzas de defensa nacional, unas milicias prorrégimen locales para evitar ser enviados a una provincia alejada. Y en Latakia, los jóvenes suelen turnarse para vigilar cerca de sus casas y eludir a las fuerzas de seguridad.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1417
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.