Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mauricio P escriba una noticia?

Mi hijo es ansioso

21/06/2013 17:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un niño ansioso puede ser inquieto o molesto, aunque cabe destacar que esto no quiere decir que presente una anomalía desde el punto de vista psicológico. Pero sí es necesario, determinar si estos estados de ansiedad se presentan porque el niño está angustiado, o tiene determinados miedos presentes; en estos casos es altamente aconsejable la consulta con un psicólogo infantil, quien podrá determinar si el pequeño está necesitando tratamiento o no.

image

Muchas veces el término ansiedad, se aplica de forma indiscriminada cuando vemos a un niño movedizo, o que no para de hablar, o es inquieto, o molesto... por lo que prima la necesidad de aclarar la diferencia entre estos estados. Un niño ansioso no es sinónimo de patología. Sucede que lamentablemente se vive en una sociedad en que la exigencia de horarios extendidos en los colegios, la casi obligación de hacer deportes todos los días, la invitación de amigos a jugar de forma continua, la creencia de que tienen que dominar más de un idioma, etc. hacen a los niños de hoy en día, un pequeño ser estresado y como consecuencia de temperamento ansioso.

Por otro lado hay que tener presente que cualquier hecho que saque de la rutina o sea incomprensible para un niño, es normal que lo vuelva ansioso y exprese este estado emocional a través de un aumento en la motricidad; de ahí que pueda correr, hablar o caminar demasiado. Y si observamos bien, vemos como también se alteran sus conductas básicas en el sueño, alimentación, juegos, etc. La ansiedad es una luz amarilla de atención para que los padres conozcan las causas que la provocan.

La ansiedad aparece desde muy temprana edad en el niño. A los seis meses de vida, surge la angustia de separación de su madre, cuando comienza el preescolar también va a estar presente la angustia y en varias etapas del desarrollo infantil. Por otro lado, las circunstancias de la vida ya sean positivas como las de un viaje, o negativas como por ejemplo vivenciar una separación entre los padres, ponen ansioso a cualquier niño. Las características de este estado van desde succionar el pulgar, pesadillas, berrinches, insomnio, trastornos alimentarios, agresividad, llanto, desasosiego, conducta problemática, se torna insociable, etc.

Cualquier adulto que observe a un niño en este estado, le resulta evidente su insatisfacción, así como la búsqueda de una salida efectiva. También cabe destacar que la angustia despertada por la ansiedad, es un mecanismo eficaz que permite expresar las emociones y descargar las tensiones acumuladas; pero, cuando la angustia es demasiado larga en período de tiempo, es peligroso que estos mecanismos de defensa se estereotipen y se crean de esta forma síntomas duraderos y esta cristalización de los mismos; esto es una clara señal de dificultades insuperables para el niño.

En resumen, la angustia es parte del mecanismo de equilibrio de la mente humana y ante su aparición, no hay que alarmarse pensando que es un problema psíquico; convengamos sí, que uno de los roles de los padres para ayudar al hijo, es conocer las verdaderas razones que la están provocando. Si se percibe una angustia fuera de lo normal, lo ideal es consultar con el pediatra que seguramente puede recomendar a un especialista infantil para solucionar el problema.

Gabriela Nari | Editora de Suhijo.com


Sobre esta noticia

Autor:
Mauricio P (665 noticias)
Fuente:
suhijo.com
Visitas:
1518
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.