Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Correo Cultural escriba una noticia?

Marco Caamaño: ‘ todo mi trabajo en su circunstancia, en la guerra y en la paz, en la ciudad de día y noche y su paisaje

13/08/2010 12:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

taller3Nací en Santiago de Chile y resido en Venezuela desde el año 1978.

Estudié en Bellas Artes de la Universidad de Chile, sin embargo mi escuela fundamental ha sido mi propio quehacer artístico y mi naturaleza de ente social. Al acometer mi trabajo me sitúo como un transeúnte espectador de las cosas y las gentes, en este avatar he ido encontrando los elementos para la definición de mi discurso, complemento al cual otorgo la mayor importancia en el resultado final.

Cultivo diversas disciplinas: pintura, dibujo, escultura, arte digital y otros. En algunos momentos escribo poesía y cuentos cortos. Alguna vez me ocupó la música.

En mi trabajo la forma y la técnica se subordinan al significado que es el que determina la imagen o producto. Si cupiera para mí alguna definición en la cual contener mi trabajo diría que me acerco al simbolismo y que la más fuerte influencia que tuve en mis comienzos de joven aprendiz fue el Expresionismo Alemán, el cual me marcó con su terrible crudeza. En el no cabe la belleza si no que el significado. El alumno que alguna vez fui tiene poco en común con el artista actual, pues considero que es el accionar mismo el que construye día a día al individuo. Cada una de las disciplinas en las cuales actúo va aportando hallazgos que construyen mi "formación", la cual es permanente porque el lenguaje es dialéctico.

Desde los cinco años de edad dibujaba incansablemente y muchas de esas pequeñas obras aún las recuerdo. Entre muchas y disímiles actividades he sido cantautor, político, dibujante, pintor, estudiante, obrero, artesano y docente y hay muchas otras disciplinas que considero están pendientes en las cuales algún día deberé actuar, como la escenografía por ejemplo. Debo experimentar mucho mas en video. Creo que los mediosv de expresión van surgiendo dependiendo del discurso, de modo que no puedo hablar de "tipo de trabajos" porque son muchos, pienso que cada disciplina es circunstancial. Hoy me ocupa la escultura.

totem

En todas los métodos, hasta en los no artísticos, existe un momento que trasciende a lo común. Hay teorías económicas por ejemplo que revolucionan al mundo hasta que se comprueba que no eran correctas. Existe una búsqueda permanente en el plano científico en pos de solucionar problemas en la salud, el ambiente y otros. En casi todas las actividades humanas puede existir el aspecto creativo e innovador y por supuesto también en el trabajo artístico, en este último somos muchas personas de diferentes latitudes, diferentes idiomas, diferentes tiempos, religiones o creencias que podríamos coincidir a veces en una misma preocupación o discurso, pero somos diferentes también como una huella digital, cada palabra nuestra es pasmosamente única, por ello mas que innovar me preocuparía la autenticidad de la propuesta y esta es auténtica cuando es producto del trabajo laborioso, de la búsqueda real, verdaderamente personal y no del oportunismo o la imitación. Hay imitaciones que imitan a otras imitaciones, valga la redundancia, produciendo aberraciones en la búsqueda de un mercado exitoso, preocupación que puede ser más que razonable pero no por ello menos bastarda en cuanto al resultado. Existe el cine, la televisión y la inmensurable Internet que ha transformado nuestra manera de aprehender el conocimiento. La información y nuestro propio lenguaje se han visto transformados por ello. En los últimos años nos hemos llenado de imágenes diversas y transformado nuestra percepción de la realidad, ello implica que compartimos muchas cosas que en el sentido positivo nos globalizan, nos ha sido posible también, llegar a muchos mas lugares con lo que queremos decir, por todo esto creo que es muy difícil ser completamente original en cuanto a discurso, materiales, técnicas u otros, así es que es la individualidad de la forma y la palabra lo que nos hace únicos en la inmensidad del universo y su reflejo es lo que hace la diferencia.

Conociendo a Marco

¿Dirías que su trabajo es elaborado respetando el medio ambiente?

Es difícil pensar en un artista destruyendo el medio ambiente a menos de que a algún loco se le ocurriera una performance de incendiar bosques por ejemplo, si algo así sucediera habría que encerrarlo. Ni los futuristas, muchos de ellos afectos al nazismo fueron destructores.

hora-de-salida

¿Cuál diría que ha sido el principal o los principales obstáculos que ha enfrentado para desarrollar su trabajo cultural o artístico?

No es fácil vender el producto artístico. La gran dificultad para la gran mayoría de los artistas es el viejo drama económico, "vivir de la propia obra" sin hacer mayores concesiones. Mantener la autenticidad en la obra personal resulta muy costoso a veces.

Hay quienes poseen una excelente factura, producen objetos agradables a la vista y muy de acuerdo a la demanda del momento lo cual los hace exitosos.

Me parece muy bien por ellos más no es mi caso, pero no me quejo demasiado por ello, debo asumir mi propia naturaleza. Mi discurso muchas veces se contradice con el mercado lo cual me parece lamentable aunque no soy "contestatario de oficio", pero hasta el momento no he encontrado solución a este problema.

¿Cuál diría que ha sido el principal o los principales factores favorables que le han permitido desarrollar su trabajo cultural o artístico?.

Los factores favorables me los he ido buscando yo mismo en base a renunciar a muchas cosas, pero dentro de esa sencillez de vida me ha ayudado de manera decisiva la comprensión de mi familia. Vender una obra es motivo de jolgorio, no sucede muy a menudo, lo digo con descarnada pero humorística franqueza. Ojala todos los artistas pudiéramos vivir tranquilos y con dignidad, bien lejos del rol de locos o bohemios que la creencia popular a veces nos endosa sino como lo que la mayoría somos, gente de trabajo incansable y permanente.

elviaje5

Mi trabajo es el desarrollo de un largo discurso diferenciado en capítulos aparentemente distintos pero con un trasfondo único.

Eros y Tánatos (o Tánathos), uno de mis momentos más importantes, recrea la figura freudiana de la vida y de la muerte, el éxtasis, la gloria y el deseo en Eros, la muerte y el segundo de la nada del orgasmo en Tánatos. Irremediablemente después transita a lo social como toda mi obra, convirtiendo a la inicial fogosa sexualidad en un elemento más de la presencia humana, en un génesis apoteósico semejante a una intranquila visión del Bosco en El Jardín de Las Delicias.

Sus personajes flotan, son ángeles, guerreros, y son ciudadanos comunes de semáforos y autobuses, protagonistas principales en todo mi trabajo en su circunstancia, en la guerra y en la paz, en la ciudad de día y noche y su paisaje psicológico que es mi tema actual: "De lo Urbano y la Memoria Fragmentada", pasando por "Hombre a Caballo" y "Caballos y Lo Urbano", pero es la ciudad con su humana geografía mi constante presente en todos mis capítulos.

Y a propósito de "Hombre a Caballo" hace algunos años, mi gran amigo y profesor Víctor Antonio Bravo me regaló un precioso texto referido a esta serie en el cual ve cosas que nunca advertí yo mismo respecto a mi propia obra. Nunca hubiese podido yo describir lo propio de manera tan brillante.

La muestra de Marco Caamaño recrea uno de los más fuertes imaginarios de nuestra cultura; el hombre a caballo. Imaginario que convoca un nuevo ser, a la vez bestia y hombre, a la vez monstruosidad y belleza, y convoca la posibilidad de asir el inasible tiempo y, el caos y el orden de la guerra, y la irrupción de lo otro, y la posibilidad de conquistar la lejanía. El hom¬bre a caballo es el hombre dominando, por fin, la fugacidad, liberándose, por fin, de las redes del espacio y la fijeza.

En la muestra de Caamaño la representación se repliega incesantemente para mostramos el cuadro dentro del cuadro, la contraposición de por lo menos dos formas distintas de repre¬sentación y. como uno de los momentos centrales de su obra, la tensión entre un ansia de abstracción, presente en una continua gradación del color, y una figuración que es permanente contraste entre la ‘ fijeza’ de la representación de lo cotidiano y el precipitado de los hombres a caballo. La guerra irrumpe en lo cotidiano para producir un precipitado de acontecimientos, otro ritmo del tiempo que es a la vez la corriente del caos v la instauración de otro orden con sus propios valores y sus interdictos. Planos que se convierten en una propuesta de repre¬sentación: la sintaxis entre una escena dominante (la caballería, por ejemplo) y una difusa (la multitud o escenas de lo cotidiano, en actitud de testigos en la lejanía, o en expectación). Y la guerra como una alteridad que irrumpe: cuadros como ‘ La ciudad nuestra’ nos lleva a la representación de lo otro que, al irrumpir, detiene el tiempo e impone otro orden. ¿No es ésta la inflexión de la fuerza impositiva de la guerra?. Los lanceros irrumpiendo en una población cualquiera quiebran el ritmo de esa población, interrumpen sus hábitos transgreden las dis¬posiciones de lo público v lo privado, crean otro orden del mundo. Por el contrario, en cuadros como ‘ Caballos y lo urbano’ la representación de la caballería aparece como un recuerdo de otro tiempo, un tiempo quizás fundacional, pero separado, que ya no interrumpe lo urbano, el devenir de lo que Levinas llama la ocupación preocupación de lo cotidiano’ . Guerra y tem¬poralidad. los lanceros cabalgan, pasan. La guerra pasa, como la peste, devastando, pero pasa. Muchos de los cuadros de Caamaño se convierten en testimonio del paso de la guerra- Pues la guerra no es un ’ estar’ . Como lo es lo cotidiano. Es un llegar, un partir, un pasar. Y en su movimiento va dejando los signos del caos o de un nuevo orden.

‘ La figuración de los lanceros, de los hombres a caballo, convocan la representación de una fuerte significación, de allí el trazo de la escritura superponiéndose a la figura, en algunos de los cuadros. Esos planos, sin embargo, fundan una criba con el color que, en su difuminación, crea estratos (como en ‘ La carga’ ), recuadros dentro del cuadro (como en ‘ Lanceros’ revir¬tiendo la espacialidad del lienzo en temporalidad, mas una temporalidad muestra no con la tranquilidad de una causalidad de la duración sino con la superposición, los desplazamientos y las fusiones propias de los sueños. Difuminación v texturas: en ‘ Detalle de lanceros’ la figura quiere significarse a la vez como relieve, como multiplicidad y como fragmento. El color crea una tensión hacia la abstracción en el mismo instante en que el relieve de caballos y, de manera espectacular en este cuadro, de rostros, lo hacen hacia la figuración.

Cuando esta tensión se convierte en la dominante del cuadro, lo decíamos, la pintura de Caamaño alcanza uno de sus grandes momentos.

Victor Antonio Bravo

cotidiana-ii

¿Qué opina de la posibilidad que le da Conarte de mostrar su trabajo a todo el mundo a través de los medios creados en Internet y ser utilizadas por la Comunidad de Artistas?

Es una gran oportunidad de mostrarse y conocerse entre si, de colaborar con otros y recibir ayuda técnica requerida a veces al encontrar dificultades para realizar nuestro trabajo. La página me parece enorme y de mucho trabajo para quienes la manejan, tan grande que a veces no es fácil reencontrar artículos que alguna vez leí. El diseño es hermoso y moderno. Es muy bueno que exista.


Sobre esta noticia

Autor:
Correo Cultural (14166 noticias)
Fuente:
conartedevenezuela.com.ve
Visitas:
283
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.