Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kokomaster escriba una noticia?

Los espejos de Borges

27/03/2020 02:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todos lo hemos experimentado alguna vez cuando frente a un espejo, nos perdemos en las profundidades de nuestra propia mirada, o cuando contemplamos nuestra imagen durante tanto tiempo, que finalmente se nos antoja extraña y lejana

 

En el 3899 de la calle Rivadavia, Buenos Aires, se encuentra el tradicional café Las Violetas. Allí están reunidas, quizás las tres personas más importantes en todo el mundo. Sentadas a una estrecha y cálida mesa, se frotan las manos y desde adentro miran con recelo el crudo invierno que se pasea por las calles de Buenos Aires.

Conversan con naturalidad, toman café y ríen. Hacen un notable esfuerzo por ignorar el reflejo que el enorme espejo de atrás de la tradicional barra de caoba, les devuelve tan eficientemente. Saben muy bien que en el transfigurado mundo de los espejos, vive algo inefable, profundo y tan antiguo como el tiempo mismo. Algo que en silencio observa a las mudas marionetas que lo visitan a diario. Que se relame y espera paciente a ser liberado. En ocasiones, se lo puede sentir en el aire, como un sutil cambio en la atmósfera que nos rodea. Es como la suave presión que provoca el rose de una mirada velada. Se eriza la piel, sentimos escalofríos y por un segundo se nos congela el alma. Entonces es cuando éso que aguarda al otro lado del espejo tiembla por salir.

Todos lo hemos experimentado alguna vez cuando frente a un espejo, nos perdemos en las profundidades de nuestra propia mirada, o cuando contemplamos nuestra imagen durante tanto tiempo, que finalmente se nos antoja extraña y lejana.

La verdadera naturaleza de los espejos fue olvidada ya hace mucho tiempo. Hoy en día, solo quedan tres personas en el mundo conocedoras del secreto que ellos guardan

 

La verdadera naturaleza de los espejos fue olvidada ya hace mucho tiempo. Hoy en día, solo quedan tres personas en el mundo conocedoras del secreto que ellos guardan. La bibliotecaria Alejandra Sarka de Praga, el obispo Hugo Esteban Puigdemont de Barcelona y el luthier, Víctor Alejandro Ladee, de Argentina.

Hoy están por primera ves los tres juntos en un café de Buenos Aires. Son Borgeanos, conocen a la perfección toda su obra y no les es ajena la obsesión que el maestro sentía por los espejos y por los infinitos. Ellos saben bien que éstos no eran conceptos casuales y que se repiten en muchos de sus cuentos.

Fue Víctor precisamente, quien insistió en la reunión de esta madrugada en el café Las Violetas, pues asegura haber encontrado la ubicación de las siete palabras que se sospecha, el celebre escritor, dejó enterradas en algún profundo lugar de su obra. Siete palabras capaces de abrir las puertas de aquellos mundos invertidos, repetitivos y siniestros. Siete palabras que esperan a ser pronunciadas una a una, hasta que la última por fin lo libere.

Continuara… Espero tus comentarios, sugerencias y votos para escribir la segunda parte, Gracias.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Kokomaster (21 noticias)
Visitas:
5113
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.